Cómo simplificarlo todo  

  RSS

Colinger
(@colinger)
miembro activo
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 7
10/10/2019 7:13 pm  

Hola Carlos! Llego a ti tras leer artículos tuyos y aprovecho para felicitarte por todo el trabajo tan útil e iluminador que has hecho y sigues haciendo.

Estoy por así decirlo en un punto de crisis en el que no sé por dónde tirar.

No quiero entretenerte demasiado pero en resumen. Soy una persona de 43 años, mujer, con una niña pequeña. Me separé del padre hace unos años y por temas económicos y logísticos, regresé a casa de mis padres. Actualmente estoy en dos trabajos distintos con la idea de ahorrar e irme cuando pueda. También estoy en proceso de juicio por la custodia de mi hija por lo que mudarme en estos momentos es poco aconsejable. 

Hace poco que terminé relación con una nueva pareja. Éste se trata de una persona conocida de un entorno de amigos comunes. Al principio era todo muy idílico y él lo daba todo por la relación. Yo más reacia pues tengo a mi hija casi todo el tiempo conmigo (el padre está un día en semana con ella y mis padres tienen su vida y bastante con que me cubren turno para poder trabajar) y tengo poco tiempo/mucho cansancio. Él sin embargo soltero y sin hijos, con mucho más tiempo y libertad. Había desequilibrios en esta relación. Él mucho más intenso y demandante. Yo estaba ilusionada y me gustaba él, pero no tenía mucho más que darle, mi tiempo estaba muy copado. Por otra parte él tiene un problema recurrente de celos (que ya viene de anteriores relaciones). La primera vez de un ataque suyo me pilló de sorpresa. Estaba hablando con un conocido que me encontré por la calle, había quedado con mi pareja, y él apareció, estuvo conmigo normal y al irse, recibí un mensaje suyo por whatsapp reprochándome que "hablaba con cualquiera por la calle". Me enfadé y le dije que no era normal esa actitud, cortó la comunicación y desapareció un par de días.

Entonces sentí que no quería seguir, Carlos. Pero seguí.

A este episodio sucedieron otros tantos similares.

En varias ocasiones mientras estaba sin hablarme se iba de fiesta.

No es que yo lo pasara fatal. Estaba tan liada con trabajo, niña, juicio, follones con el ex y demás que si te soy sincera ni siquiera pensaba tanto en ello. Era cómodo tener a una persona ahí que siempre parecía adaptarse a las circunstancias y a veces me sentía culpable por no darle lo suficiente. 

Veía más cosas que no me gustaban. Lo que en un principio parecía un hombre muy bueno, dispuesto y sensible, se tornó una persona que sólo hablaba de sí mismo, que no escuchaba, que cuando te veía llorar o expresar un sentimiento te tachaba de exagerada, pero todo ello alternado con periodos de gran entrega y exaltación. A veces tenía la sensación de que él NO ME VEÍA. Parecía obsesionado con sus amigos masculinos. Yo lo achacaba a la pérdida de su padre de joven, que estaba huérfano de referentes masculinos. Pero estos amigos, aunque simpáticos, eran como críos (hablamos de gente en torno a los 50), vivían para las comilonas, emborracharse, presumir el uno ante el otro del dinero que ganaban o de las chicas que se habían tirado... ¿En qué momento me dio por pensar que porque él fuera mi pareja sería distinto que los otros? No sé. 

Al inicio presumía de intereses e inquietudes, pero no se sabía el título de un solo libro que le hubiera gustado o una película favorita...de hecho era imposible hablar con él de estas cosas. No tenía inquietudes, no reflexionaba, estaba lleno de juicios y prejuicios. Delante de gente conocida, soltaba comentarios poco respetuosos, como que yo no le daba suficiente cariño o no teníamos suficiente sexo. Hacia el final de la relación recuerdo un día que se cabreó directamente porque esa tarde no habíamos follado. 

Creo que todos nos idealizamos un poco al principio y luego vas conociendo los defectos y virtudes de cada persona, pero en este caso la mayor parte de las cosas que me habían atraído al conocerle ni siquiera existían. 

Extraño todo para mí...pero no tanto. Ya tuve una relación así hace años. Esta vez fui con más prudencia y no me pilló tan de sorpresa. En honor a lo poco que habré aprendido, esta vez al menos no accedí a hacerme responsable de todos sus cabreos o infelicidades. Pero tampoco para tirar cohetes, que caí igual.

La última vez que hizo un ataque de celos y me dejó de hablar, ya estaba preparada. Esa vez sí me sentí mal. Muy mal. Le dije que se acababa. Que yo no podía ajustarme a lo que él esperaba de mí y que prefería cortar la relación antes de que acabasemos odiándonos.

Acabó todo. Contacto 0. Compartiamos grupos de whatsapp y planes comunes, pero me salí de todo y me di un retiro espiritual de un mes para digerir. Al volver, me encontré con que la gente me decía que él iba contando que él me había dejado a mí, que yo tenía una vida muy complicada y que no entendía qué había hecho él estando conmigo, además de críticas sobre mi crianza, mi hija, y demás. 

Indiqué a la gente que no deseaba hablar más del tema. Los amigos comunes desaparecieron y al parecer le dieron su apoyo haciéndome a mí el vacío, no volví a saber de ellos salvo un contacto con afanes cotilleriles que aborté al instante. Digo "los amigos" por usar una expresión que se entienda, no lo eran. 

He ido volviendo a algunos planes poco a poco, aunque al principio tenía algo de miedo por lo que hubiera oído la gente de mí y su reacción.

No ha habido problema en ese aspecto y me he relajado. No coincido con esta persona porque tenemos intereses distintos y yo también evito estas situaciones porque no me apetece verlo. Eliminé a él y a su entorno de mis redes y contactos en todos los ámbitos. No quiero enfocarme en lo que pasa fuera, sino en lo que pasa dentro.

Carlos, me siento perdida. En mi interior todo es caos, ansiedad y una extraña sensación de alerta permanente, que no sé porqué ni qué la causa. He vivido rupturas de llorar, no comer, etc...pero esta ruptura la estoy viviendo de una manera pienso que poco sana. No consigo llorar. Estoy obsesionada con entender qué pasó, y para qué pasó. A qué me conduce esta experiencia, en qué dirección mirar para obtener alguna luz. Estoy demasiado "dentro de mí" para verme. En el lado bueno: no me he descentrado del todo. Tengo buenos momentos. A veces me siento liberada y aliviada. Otras veces sin hacer nada en especial consigo estar en paz y diría que feliz. 

En el lado malo: no consigo ver cómo capitalizar esta experiencia, ni entenderla, ni siquiera aceptarla. Mi cabeza lucha y entra en obsesión y mis emociones permanecen desconectadas. He estado en una relación sin en el fondo querer estarlo donde el ego y las apariencias eran importantes con lo cual pienso estar vibrando muy, pero que muy "malamente". He querido a esta persona pero no bien, con conveniencia, pensando más que sintiendo. 

Ahora estoy bloqueada y me cuesta sentir, todo es cabeza, cabeza y cabeza. Tengo que hacer algo y no sé el qué. Muchas gracias Carlos por estar. 

 

 

 

 

 


Citar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 6 años
Respuestas: 310
15/10/2019 4:37 pm  

hola colinger, ¿cómo estás? te voy citando y te contesto; a veces meto enlaces en negrita más oscura, pueden serte de ayuda

 

 

Respondido por: @colinger

mudarme en estos momentos es poco aconsejable. 

fíjate que yo creo que ahora es el mejor momento para hacerlo...

esperamos siempre que lo de fuera esté mejor para estarlo nosotros, y esa es la gran pandemia global: rodearnos de las características que creemos que nos van a completar para así sentirnos en equilibrio

un ejemplo: una persona a la que guío busca tener gente con valores para sentir que tiene una vida con valores. es un error

la vida funciona como un inmenso espejo de nuestras virtudes y carencias, y nos muestra más lo que rechazamos que lo que aceptamos; muchos utilizan esta metáfora del espejo erróneamente, para llevárselo a su terreno en plan: si la vida está reflejando lo que soy, ¿por qué no refleja mi necesidad de estar con gente mejor?

en realidad estamos presenciando un reflejo fractal de nuestra energía; la mente hace vibrar el campo cuántico con todo lo que compete a lo mental, es decir, con todo lo que conforma el pensamiento, lo que significa que no sólo ese 4% sensorial, consciente, es lo que vas a ver ahí manifestado; verás, de hecho, con mucha más intensidad, de una forma mucho más notoria, el 96% restante, lo que pertenece a tu subconsciente, a tus creencias más profundas, más arraigadas

lo que condiciona lo que eres sin que te des cuenta

 

“dios

te explico esto para que entiendas que vemos ahí fuera, por ejemplo, no a la gente con valores que queremos tener cerca, sino a la gente sin valores que queremos tener lejos, de la que huimos, a la que no nos queremos parecer, precisamente por estar huyendo de un aspecto nuestro, el de caer en esa posible actitud superficial, frívola, sin valores, lo que se traduce en condenar a otro ser humano, a un reflejo, a  una distorsión de lo que uno es  

el drama de lo ajeno, lo distante, lo separado, nos hace pensar que hay algo ajeno... pero ése es el mayor engaño, creer que lo de fuera es diferente a uno mismo

la única forma de rodearte de lo que quieres es creándolo tú

¿quieres a gente de valor cerca? ten valores tú 
¿quieres a gente de dinero cerca? haz dinero tú
¿quieres a gente que te quiera cerca? quiérete tú

no podemos esperar a que las condiciones sean favorables ahí fuera, para entonces generar el cambio dentro; o, como decía gandhi, «sé el cambio que quieres ver en el mundo»; si, en tu caso, quieres ver facilidades para cambiar de vida, debes generar tú esas facilidades, en lugar de andar quejándote con toda esa pesadumbre que arrastras:

 

 

Respondido por: @colinger

al irse, recibí un mensaje suyo por whatsapp reprochándome que "hablaba con cualquiera por la calle"

él es uno de tus reflejos, y seguiste a su lado después de que te enviara un cobarde whatsapp donde te reprochaba, a escondidas, poco menos que "flirteabas con otros tipos"

un pobre diablo al que sería mejor educar con silencio, rechazo y abandono; ahí te quedas, ricura, tú y tus celos; si todas las mujeres con las que se cruzara hicieran lo mismo, el tipo, con un extra de soledad, aprendería latín. pero no; te la dio con queso, le funcionó la fachada que mostraba escondiendo todo eso que tú no querías [o, mejor dicho, fuiste incapaz de ver todo eso que tenía y no querías para ti], dejaste que la relación continuase hasta que él se relajó, y empezó a sacar de la chistera toda su mediocridad:

 

 

Respondido por: @colinger

se tornó una persona que sólo hablaba de sí mismo, que no escuchaba

propio de una persona vacía. es una pena que tengamos que soportar duros golpes para adquirir lo que yo considero el inmenso poder de la mirada, lo que en un artículo que escribí en 2013 llamé la mirada interior: mirar tanto dentro de uno mismo que al mirar a los ojos a otra persona puedas saberlo todo, o casi todo de ella

una persona que sólo habla de sí misma está vacía, tanto como su mirada, y seguramente si ahora te encuentras una mirada similar, vacía, perdida, sin foco, sabrías echar el freno de mano y no continuar junto a él, no al menos para compartir una vida

sin embargo, tú no has mirado dentro de ti, no te conoces, no eres fiel ni leal a tu criterio, no amas tus virtudes, no estás en paz contigo misma, así que esa falta de compromiso contigo se manifiesta en una incapacidad para mantener la conexión visual con esa otra persona que llega a tu vida, una conexión visual que trascienda lo físico, que te haga ver "algo más"...

y te encuentras el pastelito:

 

 

Respondido por: @colinger

la mayor parte de las cosas que me habían atraído al conocerle ni siquiera existían. 

esto es responsabilidad tuya, responsabilidad hacia el autoconocimiento; conocerte bien por dentro para que al observarlo fuera, manifestado, lo reconozcas de inmediato

conozco a un tipo vacío, insustancial, que sólo habla de sí mismo y de su trabajo como almacenero [que sí, trabajo honrado, lo que quieras, pero tener cuarenta y tantos, un sueldo raspado, y pensar que eres un gran motivador sólo porque dos chavales rumanos trabajan al quite bajo tus órdenes, es muy de cortas miras]; el tipo insiste siempre frente a mí, quizás por conocer lo que hago, que él podría dar charlas de motivación 😳

es triste, pero mirar a los ojos a ese tipo es como mirar a una pared. no hay nada. no ves nada, muy de cómic, o de tebeo que queda más ibérico

el caso es que al conflictuar con una persona así, dejar que se meta en tu vida hasta la cocina [cuando no hubieras querido ni que llamara al telefonillo], te das cuenta de que rechazas a la figura de mediocridad, que la quieres poner lejos de ti, cuando eso no va a solucionar el problema

el problema no acaba cuando te alejas del fuego, sino cuando dejas de avivarlo
evidentemente, si continúas la relación con un tipo celoso, avivas el fuego
es más, si dramatizas ahora por lo que te hizo [que es lo que te hiciste] echas gasolina al fuego

la cuestión es que tú debes conocerte y amarte para no depender de otra persona, para que te sea fácil desetiquetarte

 

se trata de dejar de ser pareja de, en el momento en el que te das cuenta de que ser pareja de un perturbado mental que hoy te dice lo del whatsapp y mañana te pregunta cuánto le medía a tu anterior pareja, se vuelve absolutamente necesario

ser capaz de desidentificarte, de perderlo todo, de no dar oportunidades a una relación que no era, en realidad, una gran oportunidad, es la forma en la que la vida dice: "ah... veo que estás eligiendo bien..."

y conseguir así que te dé otra [buena] oportunidad

por el contrario, si continúas al lado de la oportunidad regulera, ¿qué esperas que ocurra? la vida dirá: "¿eso es todo lo que te quieres? ¿ves algo que no te gusta, un reproche de celos injustificados, y sigues junto a alguien así? ¿eso es lo que quieres para tu vida, así es como quieres tratarte a través de los demás, aguantando eso? pues nada, toma un poco más de caldo"

y entonces la vida, que en realidad eres tú, te da tres [o quizás cuatro] tazas

el problema es que una vez te desdibujas a través de la negación, cuando dices no a lo que quieres haciendo que prevalezca el sí del celoso, el sí del manipulador y el sí del mediocre, introyectas ese sí para ti

es decir, comienzas a creer [y esto es bien jodido] que eres igual que esa persona que no quieres en tu vida, porque con tus síes lo mantienes junto a ti

mala cosa 🤮

 

 

Respondido por: @colinger

extraña sensación de alerta permanente, que no sé porqué ni qué la causa

por supuesto, cuando te niegas, cuando das de lado lo que eres, empiezas a sentirte lejos de ti, de lo que sabes hacer, de lo que sientes que has venido a hacer, sin importar si aún no lo tienes claro; el caso es que te sientes mal estando contigo porque te has impregnado de tus propias negaciones, las has dado validez, te las has creído, y eso te genera una sensación de urgencia, de inquietud, de no estar aprovechando la vida

¿su raíz? decir sí cuando quieres decir no

el miedo al destierro de la tribu, del que hablaba en esta consulta, con un tipo que empezó a ver lo que tú, cosas que no le gustaban, pero que siguió enciscao como un toro miura en seguir adelante [y por lo que contó planificando boda y todo 🤷‍♂️]

 

 

Respondido por: @colinger

Estoy obsesionada con entender qué pasó, y para qué pasó

éste es el principal problema que tienes: el drama. la mayoría de los que vienen por aquí, la gente en general, habla sólo de drama. de me ha hecho, me ha pasado, me ha tocado, ha venido, se ha ido, y todo haciendo referencia a lo externo, a lo que pasa fuera, sin pararse a pensar al menos por un momento que la solución no está fuera

por mucho que pienses en qué ha pasado, quién era o por qué te ha pasado a ti, nada se solucionará

todo eso son resistencias, es decir, no vivir la vida que estás viviendo, bloquearte inconscientemente a las nuevas cosas que pueden llegar, solo porque tienes sintonizado el cerebro en un drama

en el qué, en el cuándo, en el por qué y en la madre que lo parió

por supuesto, cuando llega todo este drama a tu vida, cuando la vida te da la pastilla roja para que abras los ojos en forma de hostia consumible, llega el desazón: joder, para qué, qué mal, quién me manda, estoy fatal, preferiría que no hubiera pasado...

 

pero necesitabas expandir tu consciencia, así que ya te puedes ir acostumbrando a la forma y tiempo que tiene este mundo terrenal de mostrarnos sus lecciones

ahora que ya sabes un poco más de ti estoy seguro de que no caerás en lo mismo; quizás, con este tipo, si insistiera, no sé, quizás habría alguna posibilidad, pero ¿con otra persona que viniera con el mismo rollo? le calarías a la primera

de eso va la expansión de consciencia, y de eso va el trabajo que estás haciendo en soledad al intentar acostumbrarte a ti, a tu verdad, a tu momento, a tu vida, sin resistencias, aceptando lo que ha ocurrido

eso es lo único que debes hacer, aceptar

hasta que no digieras bien este drama y estés bien contigo, en paz, sabiendo que todo fue para conocerte, no adquirirás ese "poder" de abrir tu mente, de mirar a los ojos a un tipo y saber que está vacío, o es un celoso insoportable, y caerías en la misma situación

con escenario y personajes diferentes pero la misma movida

la solución, como ves, siempre es tiempo. puedes catalizar, acelerar todo ese proceso de conocerte; por aquí tienes muchos contenidos, guías, cosas que te pueden ayudar, pero lo primero y más inmediato es que aprendas a perdonarte, porque sigues sin aceptar el patinazo que diste, es decir no aceptas la versión pasada de ti misma que te ha traído hasta aquí, y eso te mantiene bloqueada

¿una acción que, tal y como pides, lo simplifique todo? algo que integre, a nivel subconsciente, que crees en ti, que avanzas y que dejas atrás el drama: poner fecha [cercana] a tu mudanza; moviliza la energía, haz planes y lucha contra todos los elementos porque son, precisamente, las palancas que te llevarán hasta ello

si lo miras con perspectiva la vida te está poniendo, continuamente, maravillosas lecciones que, por tus condicionamientos, puedes ver cutres y desagradables, pero que te llevan, sin duda, a ser más feliz

espero que tomes esa decisión pronto
será el principio de una nueva vida, y mucho más fácil de lo que crees

mucha fuerza ✨


ResponderCitar
Colinger
(@colinger)
miembro activo
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 7
17/10/2019 11:53 am  

Muchísimas gracias, Carlos. Me has regalado mucha paz y un punto de partida que me faltaba. Me perdí tanto en el drama que se me había olvidado que lo que ha sucedido tenía que suceder. Eso me alivia. 

No voy a volver con esta persona. No tengo tanto enganche y ni siquiera pensar en escenarios de perdón y reconciliación me alivia. Él a día de hoy no me puede solucionar nada. El tema es mío conmigo. 

El tema de la mudanza no es posible... Comenté que por el proceso de juicio era poco recomendable, pero más que poco recomendable, es inviable. No quiero dar más detalles porque es un tema delicado, pero los riesgos de moverme ahora mismo son muy grandes. En cualquier caso, soy la persona que pago todas las cuentas mías y de mi hija, que me dedico a su crianza ya que el padre apenas participa y mucho menos paga, me encargo de las logísticas, médicos, y bancos de mis padres...en fin, que no encuentro a faltar sentimiento de autonomía o responsabilidad, más bien que me sobran...

Pero trabajaré en otras direcciones de momento.

Gracias, mil gracias.

 


ResponderCitar
Colinger
(@colinger)
miembro activo
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 7
24/10/2019 3:10 pm  

¡Hola Carlos!

Aquí ando de nuevo.

Tenía que decirte que me llegan todos los e-mail y que te los agradezco. Pero tengo un problema con el correo y no te lo he podido contestar desde ahí. Leo mucho todo y más respuestas tuyas en otras historias que también me sirven. 

Aunque creía que no tenía mucho enganche, faltó una especie de tanteo indirecto para darme cuenta de que sí lo estoy. Se andaba quejando de que no podía contactarme porque le tenía bloqueado y que si yo quería que fuésemos amigos lo estaba haciendo muy mal. Acepté esa información, no lo supe cortar, en el fondo quería saber...pero nada, lo de siempre. Saber me hace mal. Necesito no saber nada. 

Sigo tanteando a ciegas en el fondo del pozo. He conseguido llorar alguna vez. Un puro altibajo soy. A veces pienso ¡parece que soy yo la dejada! y luego me doy cuenta de que sí, la dejada soy yo, porque me dejé. Y entonces es cuando lloro. 

Carlos ¿me recomendarías algún programa en concreto de los que realizas? ¿Cuál crees que podría servirme más en estos momentos?

 

 

 

 


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 6 años
Respuestas: 310
24/10/2019 7:12 pm  
Respondido por: @colinger

soy la persona que pago todas las cuentas mías y de mi hija, que me dedico a su crianza ya que el padre apenas participa y mucho menos paga, me encargo de las logísticas, médicos, y bancos de mis padres...en fin, que no encuentro a faltar sentimiento de autonomía o responsabilidad, más bien que me sobran...

comprendo que debe ser difícil, y muy fuerte la carga que tienes encima, dos trabajos, mucho ruido. es lógico que te sientas así

la historia es que las cosas sólo van bien cuando estás en calma, en tu centro, en este caso en tu propia casa, en plan dependencia cero, así que mientras no soluciones cualquier tipo de reflejo de esa dependencia y por muchas cargas que tengas, no vendrá un tipo fino, sin rollos raros, mira este cabreándose contigo por no ser su juguete sexual, o en plan bocas soltando chorradas 

en fin, comprendo tu película. como te decía en el primer mensaje, la mudanza más temprano que tarde, enfócate

 

Respondido por: @colinger

Carlos ¿me recomendarías algún programa en concreto de los que realizas? ¿Cuál crees que podría servirme más en estos momentos?

pues es que eso debes decidirlo tú. es decir, tener una necesidad, mirar entre las cosas que ofrezco y pillar lo que te resuene, y sólo si de verdad sientes que va a ayudarte

si la duda es qué podemos trabajar, diversificaciones las que se te ocurran
radios que parten del centro, los que quieras, el eje siempre es uno

la cuestión es ¿qué necesitas? ¿tienes problemas con el dinero, quieres superar una entrevista de trabajo, olvidar a un ex, aprender a hablar en público, encontrar paz interior, qué quieres tú? dime en una frase lo que quieres, y te oriento

si quieres mejor hablar por correo, utiliza el apartado de contacto, como tú veas

fuerza para el finde, que se acerca 🙋‍♂️


ResponderCitar
Colinger
(@colinger)
miembro activo
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 7
24/10/2019 9:22 pm  

Carlos, lo que quiero y necesito ahora mismo es dejar de sufrir. 

Lo de tener casa propia y más dinero también, que conste. 


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 6 años
Respuestas: 310
25/10/2019 10:43 am  
Respondido por: @colinger

lo que quiero y necesito ahora mismo es dejar de sufrir. 

jaja, digamos que por ahí se empieza, eliminando el sufrimiento, que a fin de cuentas es el resultado de tener un drama en la mente, de pensar en algo que sucedió y te entristece, o de pensar en algo que puede suceder y te preocupa

 

todos los trabajos que harás conmigo están enfocados a eliminar el drama. te he hecho llegar un correo electrónico a la dirección de tu perfil, para que hablemos por skype y pueda recomendarte el mejor foco posible para solucionar tu drama, que ahora mismo es una mezcla de abandono, frustración sentimental e incapacidad para sentirte bien con lo que tienes

espero poder ayudarte a recuperar la confianza en ti, ánimo ✨


ResponderCitar
Colinger
(@colinger)
miembro activo
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 7
29/10/2019 12:19 pm  

Hola Carlos. 

Este finde he colapsado. Tuve que ir a urgencias. Ataque de pánico. Creí que me moría. 

De repente es como si se me hubiera caído un velo y he recordado un montón de detalles que se habían borrado de mi cabeza. Un horror del que no me atrevo a hablar aquí. 

Empiezo con un especialista por violencia de género. Creen que tengo trastorno por estrés postraumático. Por eso la sensación de miedo constante. No quiero encerrarme, salgo a la calle, hago vida normal. Pero estoy muy rota. Gracias por todo. Voy a centrarme en esto y cuando esté más regulada y tranquila, espero poder trabajar contigo.


carlos me gusta
ResponderCitar

consulta estas tres sencillas normas

¿te ayudo personalmente?

¿quieres devolverme la ayuda?

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies

Por favor Iniciar Sesión o Registro