ninguna relación, del tipo que sea, es casual. todo tiene un fundamento cuántico, ya que las energías resuenan en las mismas frecuencias

esto significa que las personas que aparecen en tu campo cuántico tienen que ver con tu forma de vibrar, con la longitud de onda en la que existes, y nunca por azar

según los textos védicos, escritos hace cuatro mil años, el universo es vibración

nada = sonido
brahma = dios

la física actual corrobora este conocimiento que durante mucho tiempo tuvo un origen filosófico: la energía es vibración, tal y como demuestra con hechos empíricos el documental mundos internos mundos externos:

el espectro electromagnético en el que existes es materia vibrante, la cual es vibrada por [y hace vibrar a su vez] la estructura del cuerpo y la mente, lo que significa que la proyección que percibes y experimentas, tiene su origen en ti

la mente es una especie de receptor que emite y proyecta una señal al punto cero, al vacío creador, manifestando personas, situaciones y cosas con las que te relacionas

no existe, por tanto, una ley de atracción como tal; atraer habla de un campo físico, dimensional, donde todo está separado entre sí, cuando lo único que existe a nivel cuántico es un vacío vibrante

según la ley hermética, “el universo es mental”, es decir, las energías que aparecen en tu espectro son resonancias de tu campo vibratorio, o lo que es lo mismo, todas las personas, situaciones y cosas eres tú

la energía vibra de acuerdo a tu programa mental, y manifiesta lo que necesitas aprender, a quien necesitas conocer y con quién debes evolucionar

pulsa para ver en facebook

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies