Sentimientos post ruptura  

  RSS

Sel
 Sel
(@sel)
nuevo miembro
Registrado: hace 4 meses 
Respuestas: 2
12/09/2018 3:46 pm  

Hola Carlos

Estoy viviendo una ruptura, imprevista en un principio, pero cuando uno deja pasar los días y trata de bucear en su interior empieza a ver que había indicios de enfriamiento y distancia. En ese momento, opté por manifestarle a mi ex,  que la estaba sintiendo lejana y que no sentía su amor en sus actos (tal como he leído en tu libro lo que escribes de Res non Verba) y sin ponerme insistente ni reforzar mis demostraciones de amor, dejé que pasaran unas semanas y al sentir que ella seguía fría y distante, resolví poner fin a mi relación.

Al menos a nivel consciente, no era mi deseo terminar esta relación en la que estaban integrados mis hijos, amistades, etc. Pero la verdad era que me sentía más solo que estando solo. Cuando le planteé la separación a mi ex, no manifestó interés en hacer algo por el vínculo ni me insistió en que no lo dejemos, con lo cual pienso que era una decisión que de algún modo quería tomar pero no supo como comunicar.

De todas maneras no quiero analizar tanto a mi ex, sino a mi mismo. Este tiempo he estado tratando de sincerarme con mis sentimientos y mirar dentro mío, y concluyo en que amo más la ausencia que la presencia. Es decir que ahora que no estamos juntos parece que tengo un amor desbordante, y pienso en cuanto deberíamos haber trabajado en la comunicación, en los gestos, en los cuidados (cosa que en ese momento había, pero a un nivel entre medio y bajo)

 Y todo esto obviamente, me tiene atado a un pasado que ya transcurrió. No es que esté todo el día sintiendo eso, pero como no es la primera vez que me pasa (en rupturas anteriores también creo que amé más en la ausencia, que en la presencia), esto me hace reflexionar que quizás no he experimentado el verdadero amor, sino tan solo he satisfecho deseos (de compañía, de caricias, de contacto, se compartir, etc) pero que una vez satisfechos  no los valoro, y luego cuando faltan se me agiganta el valor que les doy.

Me gustaría por favor si me puedes ayudar a reflexionar sobre esto, porque todo lo que leo de tu enfoque me llega mucho y sintonizo con esa forma de hacerse responsable de lo que vivimos.

Muchas gracias por tu tiempo!!!


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años 
Respuestas: 153
14/09/2018 1:21 pm  

cuando uno deja pasar los días y trata de bucear en su interior empieza a ver que había indicios de enfriamiento y distancia

esto sólo se percibe con la ruptura, es decir, con tu soledad
mirando dentro de ti

¿cómo estás, sel? 🙋‍♂️ gracias por pasarte por aquí y contar tu historia. te voy citando cosas, te voy poniendo algún enlace en negrita, espero poder ayudarte. recuerda que sólo ofrezco posibles caminos, después tú eres quien decide si mi verdad resuena contigo, con tu propósito, y te es útil

 

tal como he leído en tu libro lo que escribes de Res non Verba

en ¿sabes por qué te han dejado? hablaba de hechos, no palabras, traducido del latín "res, non verba"

el propósito es buscar los hechos que dan crédito a las palabras; a día de hoy millones de personas viven sumergidas en falsos universos de conceptos que ellos mismos crean, basándose en las palabras, promesas y juramentos de otra persona, habitualmente su pareja

en su día aprendí que cuando te frustras por un desengaño, un desencanto o una decepción, no es culpable la persona que esperas que se comporte de una u otra forma, sino que lo eres tú por crear expectativas en torno a esa persona

creamos personajes a partir de personas, disfrazamos a la gente de una forma por nuestras carencias, así que cuando las promesas se desvanecen y los juramentos se anulan, cuando el personaje, quien esperábamos que nos correspondiera, falla, le ponemos una cruz, y damos rienda suelta a la pena, al rechazo, al dolor, la tristeza, la depresión [y, con el tiempo, la aceptación]

esto sucede en todos los órdenes de la vida, con todo tipo de personas, situaciones y cosas: las expectativas no resueltas, que alguien deje de ocuparse de lo que necesitamos nos arroja a un poderoso vacío, y comprendemos [tarde] que andamos en relaciones improductivas, con un trasfondo hueco y sin alma:

 

me sentía más solo que estando solo

porque debías ser tú quien cubriera tus carencias, debías ser tú quien construyera el alter ego que buscabas; la inmensa mayoría de las relaciones se fundamentan en personas con necesidades no resueltas que idealizan a sus parejas, y ponen sus expectativas de resolución en ellas

te podrás imaginar cómo acaba la película...

si atiendes a mi filosofía, y pasas todo por ese filtro, comprenderás que todo lo proyectado, lo que te rodea, el espectro electromagnético en el que existes, no es más que una ilusión generada por tu mente y, por tanto, es lo más parecido a un puñetero espejismo

es como la típica alucinación en mitad del desierto, que andas muerto de sed y ves el típico oasis a lo lejos [que nunca llega]. en ese instante es importante comprender que todo oasis que viene a refrescar la sed del alma no es más que una forma que la vida pone ante ti para que aprendas a caminar, y nunca la solución a tus vacíos

el espejismo, la proyección, la relación, es sólo una manifestación de tu poder, y no sirve en ningún caso para que te relajes sino para que te pongas las pilas, para que aprendas de ti

en este sentido, cuando diste con la persona que pensabas que iba a cubrir tus carencias te empezaste a sentir solo, pero no porque esa persona no te diera lo que necesitabas [ya que eso es tarea tuya] sino porque no hiciste nada por construir algo desde tu interior

 

De todas maneras no quiero analizar tanto a mi ex, sino a mi mismo

ése es el primer paso, el más valiente. de hecho, es el único y definitivo que debes dar, y no verás nunca que yo analice a un tercero [que ni conozco ni me importa], sino que te llevo a mirar dentro de ti, como te decía al comienzo

esa iniciativa es el comienzo de tu verdadera vida, y todo lo demás es ir de flor en flor, saltar de plataforma en plataforma, rollito mario bros, esperando que lo de ahí delante no se tambalee tanto como lo anterior para poder seguir avanzando

es aprovecharte de la energía del espejismo, lo que acaba, con el tiempo, en una buena hostia

 

amo más la ausencia que la presencia

y aquí es donde demuestras por qué te la diste: has basado tu autoconcepto en la capacidad del otro para resolver tus necesidades

es decir, tú andas con una falta de autoestima. esto proviene de lanzarte mensajes de menosprecio, algo que llevas haciendo toda tu vida, en mayor o menor grado. esos mensajes, esas instrucciones subconscientes, resuenan con  una persona dependiente que te regala los oídos para obtener algo a cambio pero tú rechazas esas relaciones, donde se te quiere a la primera de cambio, no porque intuyas que la cosa tiene algún punto de fuga, sino porque lo que tú te dices a ti mismo disuena con lo que esas personas te dicen

tú mismo lo explicas aquí maravillosamente bien:

 

tan solo he satisfecho deseos (de compañía, de caricias, de contacto, se compartir, etc) pero que una vez satisfechos no los valoro, y luego cuando faltan se me agiganta el valor que les doy.

no valoras esos deseos realizados, los de que otra persona te quiera, porque el mensaje que te has enviado a ti mismo, desde hace mucho tiempo, es de rechazo, así que cuando viene alguien a decirte que te quiere mucho tú, inconscientemente, piensas que cómo alguien me va a querer si no me lo merezco...

luego, claro, viene la movida a la que das vueltas: esta persona me ha querido, me ha cuidado, y yo he despreciado todo eso... se fue alejando y la cosa se rompió: está claro que yo soy el culpable

te lo aseguro, no hay mayor veneno para el ser humano que la culpa

la culpa es negarte a ti mismo por la decisión tomada. es condenar una elección, hecha de forma consciente e inconsciente, que te atasca en un cronograma de culpa; es a lo que la gente llama problemas y lo que, yo habitualmente, llamo drama

 

me tiene atado a un pasado que ya transcurrió

el pasado que ya transcurrió [obviamente, por eso es pasado 😄] forma parte de tu memoria. la memoria no es más que un registro de configuraciones espacio-temporales, lo que solemos llamar recuerdos, que nos meten, casi en modo automático, por unos caminos u otros

los recuerdos, los dramas, mantienen a la mente vibrando en una determinada frecuencia, así que mientras que estos recuerdos sean, por ejemplo en tu caso, de culpa, tus posibilidades, las líneas de tiempo que se abran para ti, tendrán siempre como raíz la culpa

no esperes cosas nuevas cuando tienes por eje esta memoria raíz

cuando trabajo con la memoria [asociada a la liberación emocional y la desprogramación del cuerpo], hay algo imprescindible y es el cambio de perspectiva; por este motivo trabajo con 11 ángulos diferentes, 11 perspectivas que atacan el conflicto desde la maduración de la percepción

te explico: los recuerdos pueden ser evocados con el punto infantil [ingenuo, inconsciente, nuevo] con el que fueron vividos, o pueden ser evocados con el punto maduro de haber capitalizado lo ocurrido; esto significa que si no maduras tu percepción, si te quedas en la visión infantil del hecho [sin aplicar lo aprendido con el paso del tiempo], arrastrarás recuerdos filtrados desde una perspectiva infantil, inconsciente, intranscendente, y eso impide que el recuerdo te ofrezca algo más que malestar, queja y condena

por eso es tan importante recrear el escenario del drama, aquello a lo que das vueltas, y transformar [transmutar] el recuerdo; se trata de abrirlo en dos, sacarle lo que no vale, ponerle piezas nuevas y volver a integrarlo en ti; por supuesto, siempre recordarás todo tal y como ocurrió, pero al haber incidido en tu memoria de una forma tan detallada la percepción que adquieres sobre el drama es diferente, y tus emociones al respecto cambian

sólo cambiando tus emociones puedes modular el mundo que observas, así que con recuerdos reproducidos siempre desde un prisma infantil, sin nuevas perspectivas, lo más lógico es que la cagues una y otra vez

no intentes eliminar tu drama, eso a lo que estás atado. forma parte de ti. por el contrario, transforma lo que sientes acerca de ese drama. prueba a capitalizar lo ocurrido, a detallar las características de tu nuevo yo gracias a tu ex relación, a tener en cuenta los beneficios de todo. escríbelo y reflexiónalo

si quieres te ayudo personalmente con esto, es mi forma de trabajar y puede ayudarte a trascender este conflicto y sentirte bien

espero haberte arrojado un poco de luz y mucho ánimo con el cambio de frecuencia 🙋‍♂️


ResponderCitar
Sel
 Sel
(@sel)
nuevo miembro
Registrado: hace 4 meses 
Respuestas: 2
14/09/2018 7:25 pm  

Muchísimas gracias Carlos por tu respuesta. Realmente, me has hecho ver las cosas desde otra perspectiva.

Reconozco en mi un espíritu autocrítico, pero que muchas veces no apunta a una mejora sino al autoflagelo, como tu mencionas.

no valoras esos deseos realizados, los de que otra persona te quiera, porque el mensaje que te has enviado a ti mismo, desde hace mucho tiempo, es de rechazo, así que cuando viene alguien a decirte que te quiere mucho tú, inconscientemente, piensas que cómo alguien me va a querer si no me lo merezco...

Esta es la parte de tu respuesta me ha dejado pensando mucho. En la dificultad en dejarme querer, asociada que el pensamiento interno de no merecimiento. Muchas veces pensé que era al revés, que yo soy el que quería querer pero conectaba con mujeres que no se dejaban querer en forma sostenida. Que revelador es esto de mirarse el ombligo, Carlos. Y la verdad que este enfoque no lo había visto ni de lejos. Gracias por arrojar luz

los recuerdos, los dramas, mantienen a la mente vibrando en una determinada frecuencia, así que mientras que estos recuerdos sean, por ejemplo en tu caso, de culpa, tus posibilidades, las líneas de tiempo que se abran para ti, tendrán siempre como raíz la culpa

Esta es otra parte de tu respuesta que me ha calado hondo y me ha hecho reflexionar. Sobretodo por un detalle que no conté antes, pero que creo que es muy importante en relación a los recuerdos y al pasado: Esta relación de pareja que recientemente finalizó, se inició hace tres años (a mis 44) con mi novia de la infancia (allá cuando teníamos 15 años). No nos vimos por casi 30 y tuvimos este nuevo capítulo. Pero en aquel entonces tras unos meses de noviar (en la forma que se hace a esa edad), ella me dejó y yo tuve mi primer dolor amoroso. Que creí tener superado, pero que evidentemente quedó enquistado en mí de alguna manera.

Me interesaría conocer la forma en que podemos trabajar personalmente con el cambio de frecuencia.

Muchas gracias nuevamente. 

 

 

 


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años 
Respuestas: 153
16/09/2018 12:48 pm  

sel, gracias por tu interés

abajo tienes un apartado de contacto, escríbeme un correo y te comento

fuerza 🌟


ResponderCitar

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  
Trabajando

Por favor Iniciar Sesión o Registro