empecé en 2006 con el foro de empareja2 y lo migré a centro punto cero en 2013. desde entonces he atendido más de 11.000 casos de forma personal

lee estos 3 puntos antes de dejarme tu consulta

Avisos
Vaciar todo

Relación tóxica familiar  

  RSS

Julia
(@julia)
nuevo miembro
Registrado: hace 2 semanas
Respuestas: 2
19/11/2020 9:48 pm  

Buenas noches, 

Soy la pequeña de tres hermanos y he pasado por distintas épocas en la relación con ellos, particularmente con mi hermana; ya que somos completamente distintas, no solo en formas de ser, también en la manera de llevar nuestras vidas, gustos, expectativas, e incluso últimamente hasta noto que aunque hemos sido educadas por los mismos padres, tenemos valores muy distintos. El caso es que cada vez me cuesta más empatizar con ella. Ambas estamos independizadas, pero el día que sé que nos vamos a coincidir en casa de mis padres, siento que la ansiedad me ahoga. Siempre he estado pendiente de ella, preguntándole cómo se encuentra, siempre soy yo la que he ido a su casa (ella nunca a la mía), siempre intentando cuidarla como hermana y cuando yo soy la que no se acerca o no pregunta, no solo no recibo absolutamente nada por su parte, sino que encima me comenta cuando nos vemos cosas como que soy una despegada, y como que me da igual la familia y eso me parte el corazón. Pero nunca he sido capaz de decir lo que sentía, he tragado y tragado, ya que siempre ha sido ella la que más trabajo tiene, la que más estrés, etc, etc. y ahora me encuentro mal conmigo misma por sentir que no me apetece nada estar a su lado, que me roba toda mi energía y no me aporta cosas buenas, solo ansiedad. Ahora estoy en una época de descubrir mi yo interior, de meditar mucho, y en el resto de las parcelas de mi vida me está ayudando muchísimo y estoy muy contenta, pero cuando la veo siempre me paso días de bajón y triste porque me gustaría que fuera de otra manera. Sé que debo aceptar la situación, pero me siento mal si me alejo, siento como que estoy faltando a esa faceta de hermana y no encuentro la manera de gestionarlo. Muchísimas gracias. Un saludo. 


Citar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 7 años
Respuestas: 403
26/11/2020 11:37 am  

hola julia, gracias por tu pregunta sobre el tema de la familia. he hablado de ello en varias consultas, que empiezan en este enlace que te recomiendo leer

verás por mi trabajo que soy una persona poquísimo anclada a dogmas, a costumbres ni a tradiciones; no tengo respeto por el orden establecido. no es que sea un punki, sencillamente dejo que todo siga su curso sin entrometerme en nada. oponerse a algo hace más fuerte ese algo: mira los antitaurinos con su propaganda de la defensa animal, sólo han hecho que las plazas de toros sigan a rebosar [bueno, cuando se podía ir a los toros 😷]

estoy firmemente convencido de que el cambio en el mundo empieza por uno mismo, así que toda lucha, toda resistencia genera persistencia y, por tanto, dolor

si te vas a lo profundo, verás que nuestra herencia sociocultural tiene sus raíces en la religión; defiendo las religiones que cada uno pueda tener, pero las iglesias, sinceramente, me parecen un puto cáncer; en españa, en el mundo, impera el politiqueo de la iglesia católica, aquella que se ha tirado siglos torturando de decenas de formas diferentes a millones de no creyentes con el fin de parametrizar conductas y aleccionar a la plebe, a los currantes que tenían que rendir tributo

para conseguirlo, y siguiendo un mandato "divino" grabado en tablas de piedra, la iglesia cristiana, católica y apostólica se fundamentó en diez premisas, con un cuarto mandamiento que decía "honrarás a tu padre y a tu madre"; una instrucción, una imposición de respeto incondicional por figuras que, quizás, podían no respetarte a ti...

durante cientos de años, prácticamente los últimos 1.500 [lo que son muchas generaciones y, por tanto, mucho miedo grabado en nuestro adn] la sociedad ha vivido con temor a un dios justiciero encarnado en los típicos inconscientes [sacerdotes, curas, párrocos, etc] que dicen ser mensajeros de dios en la tierra, siendo muchos de ellos [y conozco a muchos personalmente] como el director de mi colegio, que insultaba y pegaba bofetones a los niños y tocaba las tetas a las niñas de doce años; supongo que no te estoy contando nada nuevo

verás hoy día mogollón de series, sobre todo españolas, que hablan de nuestra historia más reciente, años 50-60 en españa: años de censura, de castigo, de falso pudor, de doble moral, de opresión, de falta de libertad, lo que hizo que, tras la dictadura de paquito, el homosexual reprimido, abducido por la perturbada mental de su mujer, carmen polo, nos fuéramos al otro extremo

venimos entonces de los años que construyeron el paradigma mental de abuelos y padres con una educación, la que recibimos prácticamente todos los que nacimos en los 70-80, absolutamente distorsionada

en ese panorama vive ahora españa, personas que huyen desde hace 45 años del recuerdo de la opresión fascista, pero siguen ancladas a viejas ideologías de puritanismo y castidad; el resultado está a la vista: gente confundidísima, que siente que lo que ha vivido en su infancia, lo que vive hoy día en su familia, en su núcleo más cercano, es tóxico, pero el sentimiento de culpa [el mea culpa, mea culpa, ya sabes] le devuelve a la instrucción que se filtró por todos los poros de la sociedad: aquello de "honra a tu familia"

no soy alguien que defienda los lazos de sangre. pienso como alaska: "no creo en la sangre, para mí la familia se elige, no se impone"; si pienso en familia, si hablo con el corazón, con la verdad, con lo que siento que debería ser la familia, veo a personas que se respetan, que se quieren, que se admiran y apoyan incondicionalmente, que se defienden y siempre tienen buenas palabras

mi buen amigo miki, catalán de pura cepa y tío íntegro y honesto de los pies a la cabeza, me dijo un día algo que me dejó clara esa visión. me dijo, hablando de su trabajo y sus iniciativas: "mi madre y yo hablamos horas, me apoya en todo lo que hago, es mi primera fan"

lamentablemente nos hemos acostumbrado a escuchar muchísima basura derivada del cuarto mandamiento, como ese horrible refrán que dice "quien bien te quiere te hará llorar", así que hemos dado por hecho que la familia tiene el poder sobre nuestras emociones, que las cosas son como son, que la jerarquía es la que es, que hay aguantar lo que te deje caer encima, que cuando uno sea padre comerá huevo [esa es buena], y que no importa tu felicidad sino la fidelidad que profesas al árbol del que procedes

en fin, un verdadero disparate

como te digo, no sigo religiones, si acaso la que puedes ver plasmada en este espacio, que parte de un pensamiento unívoco acerca de que uno teje la realidad que vive; que nuestro paso por la tierra es necesario para trascender las heridas grabadas en nuestro código genético

pienso, entonces, que estamos aquí para, como establece el pensamiento budista, evitar el sufrimiento. supongo que esa es mi única máxima, y el resto de ideologías, creencias y partidismos me los paso por... ya sabes

con esto quiero decir que, para mí [para mí, y puede que no para ti, ni para muchísima gente, y lo respeto profundamente] todo lo relacionado con estar con personas, en situaciones o junto a cosas que no me hacen feliz, son energías prescindibles; ojo, son energías que respeto, que perdono, contra las que no lucho ni conflictúo, pero con las que no tengo relación si siento, en el corazón, que no me hacen bien

 

 

Respondido por: @julia

me encuentro mal conmigo misma por sentir que no me apetece nada estar a su lado, que me roba toda mi energía y no me aporta cosas buenas, solo ansiedad

vives la situación de la que te hablo, julia. y sé que lo primero que te viene a la mente es un sentimiento de culpa, de faltar al orden establecido, a la honra autoimpuesta, a pensar en el qué dirán; la mayoría de las personas que no se separa de su pareja, que no se aleja de su familia o que continúa en un trabajo sacrificado lo hace por miedo a ser desterrada de la tribu; a pensar que va contracorriente, a desidentificarse con lo que siempre ha sido, a romper con la seguridad de su personaje

 

 

Respondido por: @julia

cuando la veo siempre me paso días de bajón y triste porque me gustaría que fuera de otra manera

como tú misma dices, se trata de aceptar la situación, pero eso no significa tragar, tragar y tragar; el otro día trabajaba con una chica que me decía que lleva ya un tiempo que no le apetece ir a casa de su familia; como trabaja en una clínica en el centro sólo va de visita los fines de semana, pero ya ni ese rato es provechoso; me comenta que sólo escucha gritos, faltas de respeto, discusiones por el fútbol, la política, y que entre ellos apenas se hablan, nunca lo hicieron de hecho, en términos afectivos, así que todo es "en esta casa asumes como somos y si no te largas"

lo cierto es que me parece muy importante comunicarse, incluso iniciar una discusión si fuera necesario; a fin de cuentas, discutir revela necesidad de amor y comprensión... es mucho peor el silencio. te digo esto porque quizás tú, ahora, necesites comunicarte, poner las cartas sobre la mesa y decir lo que creas conveniente para proteger lo que eres, para que la otra persona comprenda que debes ser respetada tal y como tú respetas; comprende, no obstante, que tu hermana tiene su punto de vista, y que si lanzara aquí su consulta daría otra versión totalmente diferente [y muy convincente] del asunto, seguramente contigo como la culpable, y tampoco vamos a hacer juicio a ver quien de las dos lleva razón

si la comunicación no resuelve nada, quizás tengas que tomar la decisión de alejarte de ella, o de tu familia, o de cualquier otra persona, consanguínea o no que te haga sentir mal; pero, por favor, hazlo por ti, no luches. no te enfrentes, no intentes convencer ni demostrar que llevas razón; pulsa en esta frase para comprenderlo mejor:

 

“da

 

lo importante ahora es dejar de alimentar la negación, porque eso sólo manifiesta tu propia negación

¿no encuentras la manera de hacer entrar en tu razón a tu hermana? pregúntate, lo primero: ¿tu razón te hace feliz? si es así, la lucha es absurda, y sólo hace más grande el conflicto. es decir, no hagas como la iglesia, queriendo llevar una supuesta elevación espiritual a los demás

si tú estás segura de que tu pensamiento es más constructivo, más edificante, más humano que el de tu hermana, respétalo; da credibilidad a lo que piensas. por lo general, las personas más apagadas, más oscuras, con más miedos y bloqueos, se asustan fácilmente cuando alguien con un poco de luz aparece en su camino, pero quien debe respetar tus principios eres tú, no ellos

para tu familia, para tu hermana en tu caso, quizás, tus decisiones sean motivo de mofa, y quizás tengas que aguantar el rollo de "tanta espiritualidad ha hecho que se te vaya la pinza", es también un clásico; sin embargo, si de verdad quieres validar tu camino y demostrar que tu encuentro interior, la búsqueda de tu calma mental tiene reflejo ahí fuera, deja de conflictuar y haz tu camino

por supuesto, no es una decisión fácil. no se toma en un par de días, y te dolerán los recuerdos, y te pesará la culpa, pero quizás encuentres mucha más paz en esa quietud, en la de no tener que aguantar a alguien que no te respeta, a pesar de que, como toda decisión difícil, duela

tu lucha, para mí, es un indicativo de madurez. llevo diciendo mucho tiempo que estamos viviendo reivindicaciones contra el racismo, la desigualdad, la lucha de clases, y esto se hará extensivo al tema de la familia; pronto se ayudará a que las personas sean libres, independientemente de con que cuerda esté hecho el lazo que quieran romper

lo mejor que puedes hacer ahora mismo es respetarte a ti, a tu convicción, al mensaje de tu corazón, eje sagrado de tu vida

cumplir con ello hará el resto

mucha fuerza para ti ✨


ResponderCitar
Julia
(@julia)
nuevo miembro
Registrado: hace 2 semanas
Respuestas: 2
27/11/2020 1:39 pm  

@carlos

Buenas tardes Carlos.

Muchísimas gracias por tu respuesta. Creo que por el momento la he releído unas cinco veces, e incluso he escrito muchas de tus frases para tenerlas a mano en cualquier momento que olvide mi propósito. Es emocionante leerte. Creo que nunca hubiera llegado a plantearme esas cosas.

Este proceso resulta muy duro; tal y como comentas, no es cuestión de unas horas que decides comenzar a validar dicho camino y me encuentro con obstáculos día a día; en los que efectivamente me invaden los recuerdos, y duelen, y mucho, y después va de la mano ese sentimiento de culpa por "salirme del tiesto". Y llevaba ya meses sintiéndome como si estuviera dentro de un frasco que no me pertenece, incómoda, pero sin saber muy bien qué estaba pasando. Pero cada vez lo tengo más claro y voy a ir a por ello, porque mi razón sí que me hace feliz, y pueden más que esos obstáculos y que pasar el incómodo momento de decir "no". Eso es lo que más me cuesta. Siempre me esfuerzo en acompañar el "no" con frases y frases disfrazadas para no parecer borde, o no ser aceptada; al fin y al cabo, adornándolo para la otra persona, en este caso mi hermana, y en general mi familia. Sin darme cuenta que así no doy credibilidad a lo que pienso, si no todo lo contrario. 

Respecto al tema de la comunicación, lo he intentado en algunas ocasiones, pero siempre intenta convencerme que lo que ella dice es como se deben hacer las cosas, que eso que dice es la afirmación universal (al igual que al parecer he estado haciendo yo, como la iglesia). Por ejemplo, ella hace una dieta a base de productos de sobres, galletas proteicas, todo procesado, etc, yo le intento aconsejar que es mejor comer productos naturales, hacer ejercicio y tal y ella obvia lo que le digo directamente y empieza a comentarme los ingredientes de lo que come y a ofrecérmelos y a decirme que es buenísimo..que se lo ha mandado un médico... otro ejemplo: siempre anda estresada, le comento que intente encontrar un hueco al día para dedicárselo a ella, un hobbie, yoga, no sé, algo! y me dice que si yo tuviera una hija lo entendería, que no tiene tiempo para nada. Además tiene una manera de hablar tajante y  con muchos "aspabientos", nada serena y sentenciando, que a mi en ese momento me deja ko y me bloquea y ya no sé qué responder, entonces me callo, y ella lo toma como un "llevas razón" y se viene arriba. Entonces por eso cuando llego a casa siento que mi energía está por los suelos y que no he podido contestarle nada, que no he sido capaz, pero es que en realidad es como hablar con la pared, entonces, lo que dices ¿para qué luchar? Y después me da pena y siento tristeza, y ya después se me pasa... pero esa es la rueda sentimental en la que ando con mi familia siempre. Y me cuesta olvidar los parámetros establecidos y pensar "han pasado tres días, TENGO que llamar, TENGO que visitar, TENGO..." y luego cada uno está en su casa sin mover ni un dedo... 

Pensaba en encontrar un equilibrio, pero en realidad estaba pensando en cómo seguir esos parámetros, aunque en menos medida, y eso en realidad no es lo que quiero, yo quiero afianzar mi camino y que todo lo demás llegue solo sin forzarlo y de esa manera lo estaba forzando, es como escoger lo mejor de cada mundo, un poco de parámetro establecido y un poco de libertad emocional y calma...no sé si me explico, y he caído en la cuenta que no era eso!!!! 

Voy poner todo mi empeño en conseguir esa calma mental y respetarme a mí y a mi convicción por encima de todo, y a quien no le guste, que no mire! 🙂 Porque a pesar de todo, quitando todos esos miedos y lastres de encima, realmente solo así soy y seré feliz. 

Un saludo y un millón de gracias de nuevo.


carlos me gusta
ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 7 años
Respuestas: 403
27/11/2020 2:39 pm  

tu hermana, según todas las fuentes y referentes que encuentres a lo largo y ancho de internet, es una persona tóxica, materialista, alejada de sus propias emociones; seguramente haya sufrido de lumbalgias y dolor de cervicales 😓

en fin, si lo ves como un veneno que tomas en pequeñas dosis cada vez que estás a su lado, comprenderás la importancia radical, incontrovertible, de cuidarte de una vez y dejar de tomar el veneno 🤷‍♂️

verás entonces que tomar esa decisión hace que las creencias se pongan en juego, pero para eso, la mayoría de las veces, recuerda que la jugada ganadora es no jugar

lo mejor es dejar atrás las energías invasoras, y permitirte existir como realmente eres

 

 

 

mucha fuerza ✨


ResponderCitar

algunos datos sobre mi foro

visitas a mis foros desde 2006

casos atendidos en el foro

usuarios han trabajado conmigo personalmente

consulta estas tres sencillas normas

¿te ayudo personalmente?

preguntas y respuestas sobre el foro

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies