Voy a intentar ser lo más objetiva y honesta posible pero me cuesta ver qué ha pasado  

  RSS

Cloe
 Cloe
(@cloe)
nuevo miembro
Registrado: hace 6 meses 
Respuestas: 2
20/05/2018 3:06 am  

He estado 3 años sola, tras separarme y sin nigún tipo de interés por el sexo opuesto.

Un compañero de trabajo puso el ojo en mi, al principio yo estaba muy reacia, me daba muchísima pereza complicarme la vida y volver a meterme en el mundo sentimental, pero tras unos meses mostrando interés, acercamiento, me despertó la curiosidad y terminamos quedando.

Comenzamos a salir, tras esa primera y genial cita.

Él comenzó muy fuerte la relación, con mucha ilusión, muchas ganas de contactar, de querer saber, de contar...te quieros muy rápidos, seguidos de voy en serio, cuando doy un paso es porque estoy seguro,etc,etc, me encantas,me trasnsmites mucha tranquilidad, me das un cariño que lo llena todo..

El primer mes todo fluyó estupendamente, yo reconozco que me dejé llevar porque estaba sintiendo a tope, el chico cada vez me iba encantando más y el ver su seguridad ante la relación me hizo ponerme a su nivel.

Y aquí llegó la  cosa que me chirrió.Me di cuenta de que siempre era yo la que proponía quedar y comencé a sentir que mis ganas de verlo eran mayores.

Lo comenté con él, y su respuesta fue que a él le encantaba estar conmigo y nos veía claramente futuro, simplemente quería ir despacio, quería hacerlo bien, llevaba 4 años sin pareja, y le costaba soltar su tiempo su espacio, tenía que acostumbrase a volver a compatir su vida con alguien, pero que no me preocupase que todo genial conmigo y que iba a poner su parte para no estar tan en plan seta.

Su respuesta me convenció, la entendí, aunque sólo me convenció por unas semanas, dado que la situación seguía igual.Podíamos estar una semana sin quedar,que él no daba el paso. Siempre había algo, el trabajo, la familia, el cansancio, obligaciones..y yo pensaba bueno, yo sí que tengo obligaciones, vivo con mi hija que es pequeña, me paso en el trabajo 10 horas al día, llevo yo sola la casa, las comidas, la compra, amigos, familia, etc pero yo sacaba tiempo y ganas para verlo.

Él seguía mostrando su interés, me escribía todas las noches un ratillo antes de acostarnos,seguía con sus te quiero, en el trabajo siempre sacaba el momento para subir a fumar y robarnos un beso en el ascensor, algún día salía a la misma hora que yo y me acompañaba hasta la puerta de mi casa, es decir,cuando estábamos juntos, estábamos bien, había complicidad, había risas, había mucho cariño, había sexo,parecía que  todo estaba bien, pero...fuese una realidad o algo que se instó en mi cabeza, yo comencé a ver un desequilibrio y eso me comenzó a traer intranquilidad.

Lo volví a comentar con él, que me faltaba tiempo a solas con él, que me apetecía tener más contacto, pero esta vez se lo comenté discutiendo, no recuerdo ni por qué, pero hizo algo relacionado con el tema que no me pareció bien y me encendí.

Él decía lo mismo, te entiendo, siento hacerte sentir mal, no es mi intención, yo también tengo ganas de verte, pero me lo tomo con más tranquilidad..la situación cambiaba un poco unos días pero se volvía a lo mismo.

Hubo algún desacuerdo más, y he de decir que él me comentó alguna vez que no soportaba los enfrentamientos, que le dejaban plof, pero bueno, me lo comentó como me comentó que no le gustán los plátanos, de pasada, nunca diciéndome esto me está afectando mucho, o me gustaría que encontrásemos el modo de tratar las cosas sin discutir..es decir, él nunca me dijo que algo en la relación le tuviese descontento, e incluso yo alguna vez se lo pregunté, en los desencuentros yo le decía, si hay algo puede ser un buen momento para decirlo, la idea es que estemos a gusto los dos, no sólo yo y él me decía que no cambiaría ni una cosa mía, que todo loq ue estaba haciendo en la relación le parecía genial, lo único un poco la forma de decir las cosas a veces, pero que aceptaba que yo tenía mi carácter y era algo de mi.

Yo siempre intenté comicarme con él, intenté llegar a cuerdos y entendimientos, puede qu lo hiciese de forma torpe a veces, pero siempre siempre fue mi intención, la de solucionar y no la de crear conflicto.

Al cuarto desencuentro me dejó, se mantuvo distante y frío un par de días y cuando fui a preguntarle cómo estaba, me llamó por teléfono y me dijo que tras el útimo desacuerdo le había pegado un bajón tremendo y ya no sabía de dónde sacar, seguía sintiendo por mi porque los sentimientos no podían desaparecer en dos días, pero estaba desilusionado y sin ganas de seguir. Y así, de golpe, sin querer hablar, sin explicar qué le pasaba  y sin querer solucionar nada, todos sus te quieros, voy completamente en serio, eres mi todo, siento mucho mucho más por ti y tu hija de lo que pueda decir y expresar, me da igual que el trabajo lo sepan porque sé que esto tiene futuro...se fueron difuminando en el aire, y se marchó sin poner la vista atrás.

De esto hace 3 semanas y los dos hemos mantenido contacto 0, afectivo, porque trabajamos juntos eso sí.

Yo me  quedé destrozada, las expectativas que me había creado eran bestiales y al final para terminar mirando a un extraño en la oficina que cada vez que cruza su mirada con la mia parece odiarme.

Ha día de hoy, ya he asimilado que no va a volver, voy recuperando mi normalidad y mi tranquilidad.

Pero necesito una opinión objetiva que me ayude a entender qué ha sucedido, porque las respuestas no terminan de llegar.

Sé que yo he cometido errores, fui muy rápido, presioné, creí en unos te quieros demasiado tempranos, no supe encarar los desacuerdos tranquilamente en una conversación al día siguiente y no en el momento de calentón..y sobre todo, creía más en las palabras que en los hechos.

Pero él se fue, no se quedó a arreglar las cosas y no era una relación podrida por el tiempo, sólo estábamos en el inicio encajando las piezas(llevabamos 2 meses), las peleas no duraban más que un rato y el resto del tiempo que compartíamos al menos para mi, era genial.

En este caso todo era muy confuso, porque había hechos que sí me aportaban pero otros que me chirriában.

Qué ha sucedido?la he cagado tanto que le he agobiado hasta tal punto de dejar de sentir? o es que nunca sintió realmente lo que decía?

A día de hoy, sigo sin entender, cómo pasó de decirme te quiero y  voy a luchar por esto, a dejarme por teléfono en unos excasos 10 minutos.

 

Gracias por escuchar

 

 

 

 

 

 


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años 
Respuestas: 153
21/05/2018 6:51 pm  

cloe, cómo estás, maja

mira, yo me he comido tres o cuatro marrones como los tuyos. he tenido relaciones insustanciales, prácticamente idénticas a la que me has contado, pero ninguna de mis quejas arregló absolutamente nada

al final, llegas a la conclusión de que todo tiene que ver con un falso autoconocimiento, que se revela con un elemento que te saca de tu centro

me explico
utilizaré un par de párrafos que me has escrito
el primero:

 

 

Sé que yo he cometido errores, fui muy rápido, presioné, creí en unos te quieros demasiado tempranos, no supe encarar los desacuerdos tranquilamente en una conversación al día siguiente y no en el momento de calentón..y sobre todo, creía más en las palabras que en los hechos.

creías más en las palabras que en los hechos. a eso yo lo llamo res, non verba
hechos, no palabras
no me llenes los oídos, lléname el corazón, coño 😕

como bien dices, te entusiasmaste muy rápido. más de lo que tú crees. que sí, que tu irías con pies de plomo, que no querías líos, que, quizás, subjetivamente, te pareció muy largo tu período de soledad, pero, en esencia, lo que queda al final es que alguien vino, te contó tres cuentos, se te cayeron las bragas y caíste rendida, con los ojos haciéndote espirales. no importa lo que tú creyeras sobre tu autoconocimiento

te faltaba algo

en lo que me cuentas pasas por alto una cosa importantísima y es el tema del sexo
es decir, alguien por quien tampoco sientes algo brutal se acerca, salís un par de veces y ala, al catre
oye, que en algún momento tiene que darse —y tampoco hay que blindarse en plan bestia—, pero bastó un primer encuentro... y se acabó

supongo que algún pájaro tendría ese tipo en la cabeza para no encontrar en ti la actriz porno que buscaba, porque fue tener sexo y todo su supuesto amor, sus tequieros y teadoros incondicionales se esfumaron. te puedes imaginar la calidad del amor que tenía el individuo, que en lugar de crear sexualidad se quedó en el sexo, y como ese sexo contigo no llenó sus expectativas, porque sólo buscaba eso, sexo —amor, según él, ya tenía—, se frustró y empezó a cortar el grifo

vamos, que te mintió para sacarte de tu centro

sin embargo, cloe, ni este foro, ni mis libros, ni mis conferencias van, jamás, de darle vueltas al ego herido
os empeñáis, todos, en contarme películas super extensas de qué ha pasado, quién ha hecho, quién ha roto, quién se ha ido y quién ha venido
os enfocáis, casi siempre, en el drama. en lo que ha pasado ahí fuera

pero la historia no va de eso

lo repito, una vez más, porque el propósito es que tomes este punto de vista: todo lo de ahí fuera refleja tu energía mental. tus pensamientos. tus creencias profundamente arraigadas. y son estas situaciones las que verifican si estás plenamente satisfecha y estable en tu centro

por supuesto, no lo estabas. dudabas de ti misma. así que llega este personaje, reflejo inconsciente de la negación hacia ti misma, te engatusa y te miente, —reflejando el propio engaño que generas hacia ti—, y te lleva al huerto

ésa es la cuestión que debes tratar: cómo la negación hacia ti misma, proveniente de un patrón no resuelto, aparece ahí fuera
un patrón que te hace prestar atención al drama, no a lo que ocurre dentro de ti

leyendo el anterior párrafo veo que echas un vistazo mínimo a tu responsabilidad. hablas de cómo has caído. sin embargo, enseguida llega lo que te pesa:

 

 

Pero él se fue, no se quedó a arreglar las cosas y no era una relación podrida por el tiempo, sólo estábamos en el inicio encajando las piezas(llevabamos 2 meses), las peleas no duraban más que un rato y el resto del tiempo que compartíamos al menos para mi, era genial.

siempre digo que lo que viene después del pero es lo que duele
y esto es lo que cuentas: él se fue, él me ha hecho, él me ha dicho, él me ha puesto, él me ha roto
todo basura que te impide mirar dentro de ti

la clave para sanar, trascender y comenzar una nueva película es mirar en tu interior. sobre esto, le contaba a otra amiga del foro algo sobre su energía masculina. veo que tú pasas por lo mismo, por un conflicto emocional provocado por un padre ausente, que no has solucionado hasta el día de hoy y que sigue, latente, resonante, manifestando esas relaciones de hombre que se aleja y te deja tirada

por ahí debes empezar, cloe. por integrar el avatar masculino que has puesto fuera de ti, porque toda tu energía permanece débil, desequilibrada, confiriendo al hombre la potestad para hacerte sentir completa

¿quieres solucionar tu conflicto? abandona el drama. echa un vistazo al enlace que te he dejado y empieza a trabajar en ti y menos en él. deja de llorar, deja de recrear el dolor, y deja de potenciar la negación de ti misma

negándote, a través del recuerdo de lo que pudo ser y no fue, impides tu crecimiento y tu felicidad

cualquier duda, ya sabes por dónde ando

te mando fuerza para cerrar esta etapa y dar comienzo a otra mejor 🙋‍♂️


Paola me gusta
ResponderCitar
Cloe
 Cloe
(@cloe)
nuevo miembro
Registrado: hace 6 meses 
Respuestas: 2
09/09/2018 8:50 pm  

Hola Carlos,

Hace 4 meses conté este caso, tuve una relación corta con un compañero de trabajo, duró un par de meses.
Aunque parece poco tiempo, me enamoré y lo viví de forma bastante intensa.

Él empezó dándo mucho, con muchas ganas, con mucha ilusión, con muchos planes
de futuro..yo me dejé llevar porque las cosas pintaban realmente bien, pero
a mes y medio las cosas comenzaron a torcerse.

Yo tenía la sensación de que teníá que tirar del carro, sentía que tenía más ganas de verle que
él a mi.Siempre tenía algo..algo que me hacía sentir que yo era de sus últimas prioridades para sacar
verdaderamente tiempo de calidad para vernos y digo de calidad, porque sí que es cieto que él me ofrecía
vernos un ratín al salir del trabajo, pero en lo que se refería a dormir juntos, cenar juntos, planear algo
el finde, es decir, sacar tiempo de verdad para poder estar relajados, siempre había pegas.

Él me decía que quería ir despacio, que en su matrimonio, tuvo una relación muy absorvente donde dejó todo de
lado y que no quería cometer el mismo error.

Fue muy frustante todo para mi y dejé de disfrutar de la relación.
Por un lado me decía que iba a por todas conmigo y que sabía que esto era para largo, me daba
esos "ratitos" y sus mensajito de buenos dias y buenas noches...pero a mi algo no me colaba,
no terminaba de sentirme valorada.

Estaba muy confundida, me hacía sentir como si fuese poco tolerante o demasiado exigente por
comunicarle cómo me estaba sintiendo.

Al final todo desencadenó en varias discusiones siempre provocadas por lo mismo y finalmente me dejó.

Ahora, 4 meses después, me escribió un mail, donde se disculpaba por ciertas cosas que hizo mal, entre otras la ruptura de la que salió por patas sin nisiquiera una despedida y me decía que me echaba de menos y aún no me había olvidado y que lo que le mató de la relación eran las discusiones.(el siempre desde el principio me avisó de que odiaba discutir, como buen Libra que es)

Retomamos el contacto poco a poco por mail y wasap, fuimos hablando un poco de la relación, los dos habíamos hecho mucha autocrítica, habíamos visto muchos puntos de falla en nuestro comportamiento.

Yo no sabía qué quería , ni para qué volvía, lo único que sabía es que cada vez me estaba revolciendo más los sentimientos, así es que le escribí un mail y le dije que si quería hablar las cosasy ver si nos entendíamos que yo estaba dispuesta, pero que si no estaba en el mismo punto, entendiese que yo necesitaba pasar página y necesitaba que dejásemos de hablar.

Me respondió que él no tenia problema en hablar y que el tiempo diría, que las prisas para estas cosas no son buenas.

Al principio su respuesta me dejó tranquila, estaba dispuesto a hablar del tema y eso sonaba a posibilidad.

Pero un par de días después, me di cuenta de que estaba revolviendo todos mi sentimientos por nada,sus respuestas
eran ambiguas, inciertas..me vi hablando con él yo ilusionada por retomar la relación y él frenándome y diciéndome que
el tiempo diría..me vi tirándo por la boda todo el trbajo que he hecho estos 4 meses, donde ya la verdad, me encontraba bastante recuperada y estaba reconciliada con la situación y con él.

Yo no quería eso, yo quería o todo o nada,sin medias tintas, estaba dispuesta a abrirle la puerta de nuevo, pero sólo si o sí, el estaba seguro al 100%,
si remover todos esos sentimientos tenía un sentido, si los dos teníamos claro que queríamos retomar la relación
y la conversación era orientada a ver si nos entendíamos y llegabamos a acuerdos para que cada uno se comprometiese con cambiar las cosas que le tocase para comenzazr una nueva relación esta vez desde una perpectiva diferente.

Me sentí mareada con su comportamiento, con su falta de decisión, con el terreno incierto en el que me ofrecía meterme..

Así es que le escribí otro mail y se lo dije, le dije lo que quería y le dije que él no me estaba trasmitiendo la suficiente seguridad y convencimiento como para seguir dándole vueltas a esto, que si algún día lo tenía del todo claro, volviese y me lo dijese, pero antes, no.

Y le bloqueé de wasap que era nuestra vía de comunicación habitual.

Sé que hice lo correcto.Decidí por mi, en lugar de dejar que él lo hiciese, me escuché y me hice caso, yo no quería
lo que él me ofrecía, yo quería una relación sana, con ambas partes comprometidas en construir algo juntos, y no con
palabrería de "esto tiene futuro" como hizo la primera vez, pero sin hechos, no querá terrenos inciertos ni tiempos que decidiesen por mi, no quería esa ansiedad que me iba a provocar el no saber a qué atenerme.

No tuve respuesta de ese mail, cosa normal, porque la verdad es que no le dejaba mucho que decir.

La siguiente vez que coincidimos en el trabajo, como a los 4 días, él estaba cabreado, se le notaba, se dio descaradamente la vuelta en un pasillo para no cruzarse conmigo, le pillaba mirándome con mala cara varias veces..

Su cabreo no lo entiendo en absoluto.Yo me he expuesto, he sido sincera, he ofrecido una oportunidad que no ha sido correspondida, y he explicado de forma amistosa que si en este momento no puede ser, necesito pasar paágina, sin
ningún reproche, sin ninguna exigencia.

Y todo bien Carlos, sólo que los días van pasando y me asaltan dudas, vuelvo a esos pensamientos que tenía en la relación sobre si soy demasiado intransigente, poco tolerante, sino me pongo en la piel de los demás y las cosas sólo pueden ser como yo quiera.

Si me respeto a mi misma y a mis principios, si me elijo a mi y a mi bienestar,si apuesto por lo que realmente
quiero en mi vida, siempre se me queda una sensación de ser demasiado tajante con los demás y me planteo si eso me hace perder oportunidades.

 

Un abrazo.


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años 
Respuestas: 153
11/09/2018 2:55 pm  

cloe, suelo decir por aquí que no doy segundas respuestas para el mismo conflicto
me desdigo tantas segundas veces, que esto ya debe ser vicio 😂

mira, en mi primer mensaje te dije esto:

sin embargo, cloe, ni este foro, ni mis libros, ni mis conferencias van, jamás, de darle vueltas al ego herido os empeñáis, todos, en contarme películas super extensas de qué ha pasado, quién ha hecho, quién ha roto, quién se ha ido y quién ha venido os enfocáis, casi siempre, en el drama. en lo que ha pasado ahí fuera

y tú vuelves a la misma. en su momento no te recomendé que hicieras el contacto cero de 88 días que se merece tu película; te dije que abandonaras el drama, quizás porque el contacto cero debes ponerlo en práctica ahora:

 

Retomamos el contacto poco a poco por mail y wasap, fuimos hablando un poco de la relación, los dos habíamos hecho mucha autocrítica, habíamos visto muchos puntos de falla en nuestro comportamiento.

ya has visto en qué situaciones desemboca un reencuentro, una segunda parte, así que también deberías conocer y aceptar los conflictos territoriales que se originan en todos esos choques:

 

La siguiente vez que coincidimos en el trabajo, como a los 4 días, él estaba cabreado, se le notaba, se dio descaradamente la vuelta en un pasillo para no cruzarse conmigo, le pillaba mirándome con mala cara varias veces..

un disonante [lo que la psicología llama narcisista], es un tipo que no acepta que alguien se coma su territorio, su ego, propenso a escenificar con pavoneos y malas hostias el no poder llevarte a su huerto

es alguien que proyecta sus negaciones inconscientes, su falta de amor propio y empatía, resonando con personas que se niegan a sí mismas como tú: conociendo la película, vuelves [lo que también explica que no entiendas su cabreo "en absoluto"]

tienes un buen caso como el tuyo aquí. realmente, ¿cómo esperabas que reaccionara? no consiguió llevarte a su terreno, su tanteo no ha surtido efecto. ¿qué puede hacer? primero ser cortante, para ni siquiera tener que moverse de su rollo. seguir haciendo su vida

si eso no funciona, incrementa el tanteo, y extiende el contrato que no te cuadró la primera vez

son todo poses, es fácil verlo, pero en una relación, estando aún tú calentita, es imposible llevarlo. por eso, mi pregunta es, ¿cómo te estás atacando a ti misma, sin importar a través de quién, para estar aguantando a un tipo que juega con tu vida y tu futuro, así, chasqueando los dedos?

mantente en el encuentro contigo. no cedas, todo eso son tus negaciones. estarán latentes un tiempo, pero sólo se apagarán si dejas que se enfríen un tiempo

deja que todo se apague bien
que sólo queden cenizas
eso es lo que hará a un lado este tipo de relaciones

recuerda que el eje eres tú, así que cada vez que quieras responsabilizarte de verdad de algo [una relación bonita, por ejemplo], tendrás que responsabilizarte de ti en primer lugar

estando con ese drama veo que aún no te has responsabilizado de ti
de esta relación no me hables más; ni tú a ti misma deberías hacerlo
el drama es mu malo, hazme caso

en 88 días, si has dado carpetazo serio a esta relación y te apetece, vuelves y me cuentas
si no, ve haciendo lo que realmente te dé la gana, que es a lo que has venido

feliz post-rollete 🌟


ResponderCitar

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  
Trabajando

Por favor Iniciar Sesión o Registro