Duelo laboral  

  RSS

nito84bcn
(@nito84bcn)
nuevo miembro
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 3
15/08/2019 5:32 pm  

Buenas a todos, 

Hace mucho tiempo que sigo a Centro Punto Cero, a Carlos, y alguna vez participé en el antiguo foro de Empareja2, cuando estaba iniciando el contacto 0 en una ruptura. 

Después de esa relación que corté tuve algunas otras con el paso de los años, y empecé a rozar el mal trato en una de ellas. No fue muy larga, al principio no te das cuenta de lo que es un maltrato, hasta que ya se empiezan a cruzar líneas y saltan todas las alarmas. Antes de que fuese a peor, la corté, pero sin dejar de preguntarme que como podía haber llegado a eso. Desde entonces (hace ya casi 3 años), me he enfocado en mí, en hacer teatro (que se me daba muy bien y me dí cuenta de que tenía bastante talento a pesar de que todas esas relaciones me dejaron una sensación de que no servía para nada). Tirando de ese hilo, empecé a conocer a otra gente, amigos nuevos, sin dejar de mantener los míos de toda la vida, y un tiempo después conocí a un chico del mundo artístico con el que estoy muy bien, con el que compartimos proyectos creativos y algún negocio, y con el que siempre tengo la sensación de crecer (a pesar de que todas las relaciones tienen sus crisis, altos y bajos, y momentos de aburrimiento, como todo). Siempre miramos adelante, no he dejado de viajar, me he desenvuelto muy bien, incluso saliéndome trabajos como DJ en distintas partes de Europa, en ciudades en las que nunca había estado antes. Es una sensación enorme que te llamen de sitios que no conoces para ir a trabajar. 

Durante todo ese tiempo, con relaciones o sin ellas, he sido administrativo. En una oficina en la que hubo un tiempo que claramente se me maltrataba como trabajador (yo solo tenía media jornada, y tenía un compañero y un jefe bastante invasivos, cuando llegaba al día siguiente me habían cambiado todo mi trabajo de orden, de sitios sin preguntar, todo tenía que ser a modo de lo que ellos querían, se me maltrataba a cualquier mínimo error o se me ridiculizaba en público, se iban a comer juntos sin invitarme nunca...) y yo siempre intentando ser empático, y explicar que con 4 horas diarias no podía abarcar ni estar al pie del cañón como ellos podían estar durante toda la semana. En ese trabajo, también ofrecía mucho de mi tiempo libre, puesto que era una entidad social, y siempre que habían actividades involucraba a mí familia, amigos, di mi imagen para un par de campañas sin cobrar nada... todo por creer en la causa. 

Algo empezó a descuadrar en mi mente. Las alarmas de 'malos tratos' pero en este caso laborales no paraban de encenderse, y la sensación de que al mismo tiempo me estaban llamando por mi trabajo artístico desde otros sitios y empezando a triunfar, no cuadraban. Como podía ser que en un sitio de 4 horas me sintiera como que no valía una mierda, y cuando hacía lo artístico tuviese la suerte de mi parte? 

Finalmente hace un par de meses y después de 10 años en esa oficina, tuvimos una reunión de equipo en la que mi jefe soltó lindeces de que todo lo que yo hacía estaba mal, que no me implicaba en nada (ya he comentado todas las cosas que había dedicado en mi tiempo libre) así que claramente se me hincharon las narices, y al día siguiente, sin dar los 15 días ni nada, presenté mi renuncia... lo hice también empujado por que en una ciudad cercana me salió un trabajo fijo como DJ, cosa a la que decidí saltar, sin red de seguridad. Pero no podía haber nada peor que seguir en esa oficina, con mis 4 horas de mierda para ser vapuleado. 

Cosas de la vida... el trabajo de DJ en el nuevo sitio estaba muy muy bien pagado. Tanto que cuando me lo propusieron no me lo creía. Pero el cuento de hadas acabó pronto. El primer día de inauguración del local, el dueño ni me miró, ni me saludó... yo pensé: son cosas del estrés, pero para mí las formas y la simpatía son algo muy importantes, aunque estés estresado... al segundo día invadía mi espacio. Era un hombre bastante grueso, que ponía toda su barriga en mi espacio haciendo que buscaba cosas, como para marcar 'quien mandaba allí', y preguntándome tonterías mientras yo me quería concentrar en la música, que era lo mío. Además era inglés y sin nada de español, aunque yo sepa inglés, el siempre iba más aventajado para gritarme o gruñir. 
Y el tercer día empezó a gritarme delante de todo el mundo, acusándome de que su local no se llenaba por la música, que no ponía lo que el quería (en las entrevistas ya dejé claro yo ponía música de todas las décadas pero siempre con un pie en el presente y que siempre había llenado locales durante horas), y el solo quería música de los 70 y 80's realmente, llegandome a montar un pollo considerable. 

No se que me pasó, pero no aguanté. Me veía a mí en las sesiones que tuve en Londres, o Canárias un mes antes, con campos y pistas llenas de gente bailando lo que yo ponía... y veía a este señor prácticamente escupiendo en mi mesa de rábia porque no me comporté como una playlist de Spotify con lo que el quería. 
Creo que un jefe puede explicarte lo que le gustaría, de buenas maneras y después de acabar tu trabajo. Se puede tener una reunión y darte sugerencias... pero siempre dejándote adaptarte (solo estabamos en el tercer día). Cuando me gritó en público como un elefante fuera de control y con todo el mundo mirando, respire lentamente y desconecté mi equipo, dejando su discoteca en silencio de repente. Me marché, dejando los gritos detrás, con mi equipo bajo el brazo y 5 o 6 clientes que viendo el asunto, decidieron apoyarme y salir del local conmigo. 
Mi novio estaba también y me dijo que fue algo épico, el dejar a un cascarrabias gritando solo, y me animó mucho diciendo que había hecho lo correcto. 
Al día siguiente me desperté bastante mal, abatido, pensando en que había dejado un buen trabajo bien pagado y el otro que me daba algo de dinero fijo cada mes. Me quedé sin nada. 
Afortunadamente tenía sesiones programadas a lo largo del verano, así que algo de dinero ha ido entrando... pero la sensación de no tener algo fijo me es muy angustiosa. 

Tengo amigos, que me han comido mucho la cabeza, diciendo que tengo que aguantar por el dinero, que aunque me griten tengo que tener la sangre fría, que al fin y al cabo es pasta... pero yo no encuentro la manera de poder tolerar eso. Antes del dinero creo que el respeto y la felicidad en donde trabajes es algo muy muy importante. Uno de estos amigos que me aconsejaba seguir a pesar del temporal, estuvo puteado en su trabajo durante 6 años, al punto de coger depresiones y tal, pero al final con lo que ha ahorrado se ha podido comprar un piso. Yo no se ni lo que voy a hacer en 2 meses desde ahora. Es una sensación de libertad, pero totalmente inseguro. 

No se donde encontrar mi camino, y me siento como si hubiese salido de una de esas rupturas amorosas, estoy en duelo laboral por decirlo de alguna manera, duelo vital, duelo de no se que hacer ahora y no se que es lo siguiente que puedo hacer, puesto que me siento paralizado. 

Gracias por vuestro tiempo!!! 


Citar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 6 años
Respuestas: 292
19/08/2019 1:40 pm  

 

hola nito84bcn, ¿cómo va la vida? gracias por pasarte y contar tu historia. interesante

mira por favor vídeos y enlaces que te dejo, complementan lo que necesitas leer

 

Respondido por: @nito84bcn

sin dejar de preguntarme que como podía haber llegado a eso

te lo comentaba en el audio: la negación es un veneno tan sutil y silencioso, que cuando has socavado por completo lo que eres, por no tener una serie de principios básicos, ya es demasiado tarde

evidentemente, para no llegar a ese punto debes decir no cuando quieres decir no, lo que implica tener unos principios fuertes, de amor propio, que antepongan lo que eres ante cualquier situación y te protejan de cualquier camino por el que no debes ir

hay personas que son educadas desde pequeñas en esto, que abren la boca en cuanto algo no funciona; que dicen al camarero que la sopa esta fría, que se van a casa sin echar una hora de más en el trabajo, y que no permiten que su pareja tenga actitudes narcisistas que les releguen a un segundo plano

triunfadores cuyo secreto es básico y te repito: prin-ci-pios. ejes con los que actuar. máximas

comerte marrones en la vida hace que establezcas esos principios, donde el "yo primero" está antes de nada, pero, como has podido vivir, antes de llegar a tener esa actitud te llevas un par de dramas de regalo
 

 

Respondido por: @nito84bcn

tenía bastante talento a pesar de que todas esas relaciones me dejaron una sensación de que no servía para nada

en el apartado de mis trabajos comentaba muy por encima los empleos más importantes en los que he estado, y cómo al negarme a través de mis relaciones llegaba a menospreciar mi vida laboral

es decir, como si nada de todo aquello lo hubiera conseguido por mí mismo
creía que se lo debía a las mujeres con las que había estado 🤷‍♂️

 

Respondido por: @nito84bcn

se me maltrataba a cualquier mínimo error o se me ridiculizaba en público

esa búsqueda de aprobación en tus relaciones, viene de la búsqueda de aprobación en casa. una vez generada esa creencia de no merecer un trato digno y correcto, te comes el bullying en la escuela y el mobbing en el trabajo:

 

Respondido por: @nito84bcn

Como podía ser que en un sitio de 4 horas me sintiera como que no valía una mierda, y cuando hacía lo artístico tuviese la suerte de mi parte? 

hablé en este vídeo de todos mis trabajos, 11 en total, hasta que llegué a trabajar en lo que me pedía el corazón:

el vídeo es larguito [aunque he intentado amenizarlo a mi estilo 😅], pero verás que hablo de que en algún momento trabajaba por la mañana en la oficina y por la noche en casa. tiempos difíciles, dudas constantes sobre quién era y para qué estaba aquí: en el trabajo me humillaban, como a ti; por la noche ayudaba a personas y daba forma al sueño de escribir mi primer libro

mitad clark kent, mitad superman

por supuesto, la cabeza [y el entorno que me rodeaba] me decía que lo de la mañana era lo correcto, y lo de la noche lo peregrino, lo inusual y lo poco convencional. inútil, en una palabra. transgresor, quizás. cuando me sentaba frente al ordenador y me ponía a trabajar en lo mío, sinceramente, me sentía como si estuviera haciendo algo prohibido...

pero, como te digo, venía de haberme negado, tanto o más que tú 

 

Respondido por: @nito84bcn

el cuento de hadas acabó pronto

así es el amor ciego, del que te hablo en este enlace. esa situación en la que te enamoras de algo o de alguien de una forma tan inconsciente, que ni siquiera te planteas si las cosas irán bien o no. sencillamente crees en ello...

hasta que abres los ojos:

 

Respondido por: @nito84bcn

ponía toda su barriga en mi espacio haciendo que buscaba cosas, como para marcar 'quien mandaba allí'

hablaba también en el anterior vídeo de cómo avasallaron mi espacio, y cómo trabajé después en poner límites emocionales y físicos

te dejo el vídeo sobre la creación del espacio propioceptivo contra el narcisista, seguramente el perfil del tipo con barriga con el que te encontraste:

 

 

 

Respondido por: @nito84bcn

desconecté mi equipo, dejando su discoteca en silencio de repente

bravo... esto es decir no cuando quieres decir no, aunque, quizás aún, te parezca que hiciste algo demasiado transgresor. yo hice algo parecido: en mi último trabajo, digamos oficial, tras una vuelta de vacaciones con tareas acumuladas hasta los topes, vi la movida, el mal rollo, la falta de sentido que tenía estar allí, y redacté una carta de despido

la dejé encima del teclado de mi jefa y me largué
sin decir nada más

la verdad es que sentía como si hubiera atracado un banco 😂, lleno de temores y dándole vueltas sobre si había hecho bien... pero a la vez sentía un gran alivio y una enorme confianza en mí

a partir de ahí, año 2011 para ser exactos, comenzó mi verdadero camino

 

Respondido por: @nito84bcn

la sensación de no tener algo fijo me es muy angustiosa. 

ese camino estuvo marcado por esto: la incertidumbre. que llegara el día 28 de mes, mirar la cuenta, ver 30 euros, y saber que el día 1 no iba a cobrar como ocurría antes; y esforzarme entonces por dar mejor servicio, y por aprender cosas. y trabajar, trabajar y trabajar, sin descanso, así es como he venido viviendo desde entonces

no creo que mi vida sea fácil ni cómoda. intento que lo sea, a nadie le gusta sufrir, pero tengo claro que esta aventura, la de vivir mi camino y no el de otro, bien merece los obstáculos que me voy encontrando

mejor sufrir por esto, por lo mío, por mi vida, en lugar de por inflar la cuenta bancaria de un negrero

no te puedes ni imaginar la infinidad de días que he llorado, que me he caído y me he vuelto a levantar; son las utopías que verás por ahí, en testimonios de personas que hablan de lo mismo, de valientes que decidieron ir más allá de sus miedos y que se levantaron, una y otra vez; viviendo así no harás que la vida sea más fácil, pero sabrás torear mejor los problemas que, una vez más y para dejarte la palabra clave de todo este asunto, no son más que drama: el drama de la cuenta corriente, de tu profesionalidad puesta en entredicho y de tu camino incierto. el drama de prestar más atención a un número digital que dice lo que tienes ahorrado, en lugar de observar lo que ocurre hoy, ahora, en este momento, frente a ti

siempre, absolutamente siempre que sufras se debe al drama de pensar en lugar de sentir, cosa que se retroalimenta con tus negaciones proyectadas:
 

 

Respondido por: @nito84bcn

Tengo amigos, que me han comido mucho la cabeza

hablé hace tiempo de que alimentar a tus negaciones hace que te maten de hambre

alimenta la convivencia con las personas que niegan tu camino, y perderás todo lo que puedes conseguir

si te dicen que no puedes es porque no pueden

atender a tus negaciones hará más difícil tu camino, así que es momento de desarraigarte de todo aquello que te niega y acercarte a lo que te afirma. recuerda siempre que sólo van a negarte las personas que hacen menos que tú. las personas que hacen más que tú están ocupadas de sí mismas, y nunca negarán el camino de otros que buscan hacer lo mismo. es decir, va a criticarte, y nunca constructivamente, quien no ha construido nada, así que utiliza esa negación como impulso para hacerlo aunque no crean en ti

y así es como creerás

como resumen, quizás como premisa básica, la instrucción principal de la que hablaba en un vídeo que te dejo es aprender a confiar en que la vida te va a dar lo que necesitas

te lo voy a repetir, porque es tremendamente importante: aprende a confiar, cree poderosamente, que la vida va a darte cada cosa que necesitas. algunos lo han llamado dios proveerá, yo le he puesto mi propio nombre y le he dado mi explicación... pero es la misma historia de siempre

eres un tío que ha hecho bailar a miles de personas, que has vivido y viajado; sabes que lo puedes hacer, y la vida sólo espera eso de ti. el tío de la barriga no era más que una negación proyectada, una preparación para un trabajo, inminente, que requería esa lección para imponer tus reglas, para establecer tus límites, y para decir "doy esto y quiero a cambio esto otro"

ahora deja de llorar, deja de contar tu pena a los demás, deja de apoyarte en personas que no han construido nada y que dependen de alguna economía de subsistencia que les paga, con suerte, como a mileuristas, y céntrate en tu sueño. cuando estés muy jodido de dinero y, de repente, las cosas se solucionen, no creas que ha sido suerte. confía en que eso volverá a pasar, una y otra vez

cree en ti, tienes mucho más recorrido en el espacio y el tiempo de lo que ahora puedas imaginar

la cosa no es fácil, pero gratificante y espiritual un rato
no vuelvas a un trabajo de mierda, hazte el favor...
ya sabes qué quieres hacer, tu corazón ha hablado; no le [te] traiciones

mucha fuerza ✨


ResponderCitar
nito84bcn
(@nito84bcn)
nuevo miembro
Registrado: hace 1 mes
Respuestas: 3
26/08/2019 11:15 am  

Buenas Carlos! Puedo decir que después de 2 meses escuchando que estoy loco, es muy agradable escuchar tus palabras en general. 

Dejo un par de cosas claras que a  lo mejor no expliqué correctamente. La relación abusiva amorosa, fue contra mí. El maltrato era contra mí. En 2016 a la par de seguir estudiando teatro, estuve con un chico que me decía que mi cuerpo era una mierda, que mis amigos eran un asco, que mis rutinas eran basura... fueron 6 meses, pero me parecían 40 años. Yo rompí eso cuando me di cuenta de todas las líneas rojas cruzadas hasta ese punto. Pero no dejé el teatro ni nada, cosa que me hacía disfrutar mucho de mí mismo. 
A partir de ahí dije que si me merezco lo mejor en relaciones amorosas y ser más selectivo al elegir pareja, pensé que para el trabajo es lo mismo. Que el trabajo es para hacerme crecer y fluir, y no ahogarme. En 2017 por cuestiones de suerte, destino o como se quiera llamar, me comentaron que como yo conocía mucha música, por que no hacía de DJ sustituto en una fiesta que era esa misma noche... me enseñaron como manejar el programa en una tarde, y a las 6 horas estaba en una sala con toda la gente bailando como locos y manejando botones que no había tocado en mi vida con mucha fluidez. Desde entonces no me han parado de salir espectáculos, hasta el punto de llamarme de ciudades que no conocía para viajar (gastos, hoteles, todo pagado) para trabajar. 

En ningún momento me he planteado el dejar de pinchar. De hecho después del tío de la barriga, tenía bastantes shows durante el verano que ya estaban atados, y eso me ha ido dando oxigeno tanto económico, como anímico. 
Pero si que es verdad que mientras tanto (y me ha hecho gracia ese punto en tu audio) he mirado trabajos en administración 'call centers' y más basura de ese tipo. Cada mañana de este verano buscando 'lo correcto', hasta el punto de verme mentalmente en salas con gente super nerviosa por un proceso de selección para una mierda, gastando 8 horas de mi vida de lunes a viernes o sabados por los 1000 € (si llegan) que tu mismo comentabas. Así que como eso es algo que ya viví de más jovencito, y es algo que me da 'grima', me he dicho a mi mismo que no voy a buscar eso nunca más. Al menos mientras sobreviva como hasta ahora...

El decirte a tí mismo que no vas a tirar de 'trabajos confiables de lunes a viernes' con vacaciones programadas según ellos quieran y con tu sueldo para ir a comer, y al cine... es algo que da inseguridad, puesto que hasta ahora (tengo 34 años) siempre he ido haciendo, trabajos de robots. No me da miedo mi sueño realmente. No se explicar con palabras como me siento, ni entender porque estoy triste en general, como si hubiese salido de una ruptura de pareja tóxica. 

En estos meses no todo han sido flores. A partir de la experiencia del jefe barrigón en la que yo me fuí de su local, he tenido muchos tipos de shows. La mayoría fantásticos y llenos de gente, en los que notabas como te devolvían la energía que les dabas. Y otros donde se escuchaban grillos por poca asistencia, por mal sistema de sonido, por malas caras de organizadores... la aspiración a este nuevo trabajo no ha sido durante este verano un camino pavimentado de gloria... he tenido dos o tres experiencias que me han hecho dudar de mí, de mi seguridad si sigo con esto, de fijarme en compañeros de profesión y parecerme que ellos están mucho mejor posicionados (seguramente también han tragado cosas), de sentirme pequeño, de pensar 'quien me creo que soy'... y en todos esos pensamientos pequeños, aparece el barrigón vociferando y mi trabajo de mierda de 4 horas previo en la oficina. 

Es más inseguridad de si hago las cosas como debo, o si soy bueno como pensaba que era. Pero me ha quedado más o menos claro con tu mensaje que hay que ser constante en lo que de verdad te gusta. Siempre salen conocidos, gente que te ve, cosas que vienen nuevas... puedes tener un show malo, pero sabes que ha sido ese show y no tiene por que ser tu culpa (hay veces que hay mala organización, mal sistema de sonido, malas promociones, o siemplemente la gente no tenía interés en ese momento), pero después siempre tienes algo nuevo que te hace girar página y continuar enseguida. Creo que cualquier contratiempo me afecta demasiado, y en lugar de pensar 'ha sido un mal día' pienso: no valgo una puta mierda. 

Eso me hace tener muchos bajones anímicos y de vacilación. Es lo que me más me gustaría reforzar, porque lo de seguir el corazón es algo que tengo bastante seguro ahora mismo. Tengo la sensación de que como no tengo ataduras, no hay nada que perder, y eso te hace saltar con más ganas a la piscina. 

Gracias por tu atención!! 


ResponderCitar

consulta estas tres sencillas normas

¿te ayudo personalmente?

¿quieres devolverme la ayuda?

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies

Por favor Iniciar Sesión o Registro