Terreno desconocido  

  RSS

Marióm Cruz
(@mayi)
nuevo miembro
Registrado: hace 2 semanas
Respuestas: 2
11/01/2019 8:02 pm  

Hola Carlos 🙂 Gracias siempre por tu ayuda y tus palabras

Mi pregunta es sobre algo nuevo que estoy experimentando y aún no me acomodo, lo acepto y en cierta forma me emociona pero quisiera entenderlo mejor, Soy Artista, ilustradora y llevo muchos años tratando de sobresalir en el medio, de entrar al menos 😛 durante todos estos años siempre estuve acercándome al medio, mostrando mi trabajo por todos lados, conociendo gente, haciéndome amiga de buenos contactos, aprendiendo de ellos, estaba un poco desesperada por ser uno de ellos, poder publicar, ganar premios, tener muchos Likes para poder promocionarme jaja ser la mejor! siempre he sido así, y no le veía problema a eso, pero hace un tiempo las cosas han cambiado, he trabajado mucho en mí y mi visión del mundo ha cambiado poco a poco, y mucho de ese cambio ha sido gracias a ti, por lo que estoy muy agradecida 🙂 El caso es que me he relajado mucho, solo dejo que todo fluya, disfruto, agradezco y soy feliz y eso ha generado que me sienta más cómoda con lo que soy y con lo que hago, solo dejo que el universo pase a través de mi y así nacen mis dibujos o lo que se me ocurra y cuando nacen los amo 🙂 ya no me doy palo, no me angustio porque no sean famosos o parecidos a los de los grandes ilustradores. Ahora, todo eso está genial lo que me inquieta es que desde que me siento tranquila han pasado tres cosas que siempre esperé y que ahora ya no quiero y eso es lo que me asusta; Primero: gané un concurso internacional de Ilustración 🙂 y dije No gracias 😛 por temas de pagos y tiempos que no me parecían justos, Segundo: Una revista de ilustración infantil me publica dibujos 🙂 pero no me siento cómoda y ya no quiero participar, en esa revista publican muy buenos ilustradores de mi país todos esos que yo veía como inalcanzables, pero cada vez que dibujo la editora me pide demasiados cambios y llega un punto que eso me desanima y molesta mucho, después me recuerda todos los beneficios de promoción que tiene la revista para mi trabajo, que muchas personas influyentes la van a tener y bla bla bla y ahora escucho todo eso y me parece bobo, y eso me hace sentir mal, porque no me gusta pensar así de alguien que me habla, es irrespetuoso y además me veo reflejada en ella porque no hace mucho a mi también se me iban los ojos por esas cosas, así que entiendo de lo que habla pero eso no me emociona ya. Y por último una persona muy influyente en el medio, que además era mi amigo, me pidió que le mostrara una maqueta de un libro que hice hace un año porque quiere publicarla, la misma que yo quise mostrarle varias veces hace un año y nunca sacó el tiempo para ojear...  igual se la mostré y él piensa que es muy abstracto jej y que hay que hablar, me imagino que para modificarlo... y yo no quiero, yo ya no quiero que la publique 🙁 No sé que me pasaaaa! es todo lo que soñeee jamásss y ya no lo quiero, siento que si digo SI voy a quedar atrapada en un sistema, que me va ir muy bien, sii, pero que ya no voy a tener libertad! me acostumbré tanto a ser rechazada y a inventar publicaciones "falsas" que hacía con total libertad para llenar mi portafolio  y que me aceptaran que ahora ya no quiero dejarlas y creo que por eso me molesta  cuando me piden tantos cambios, porque piensoo.. "noo, así esta genial, qué te pasa" jajaj y empiezo a sentir que la ilustración deja de SER, que su esencia se pierde. Ahora me entró una cosa que ya me había picado hace varios años pero ahora se intensificó, que son las publicaciones autoeditadas, fanzines y demás, siento que siempre me ha gustado lo underground y no me había dado cuenta, por estar tratando de perfeccionar mi arte, de encajar en el medio y tener una mejor economía y prestigio. No se, me emociona por un lado, es algo nuevo pero también me asusta porque me da miedo que sea miedo jaja miedo a lograr lo que siempre había soñado, no atreverme por falta de confianza, y lo pienso porque siempre he sido muy temerosa, no quiero dejar pasar una gran oportunidad, pero por otro lado cuando pienso en lo que estoy trabajando ahora por mi propia cuenta se me llenan los ojos de estrellas, me dá emoción y me siento feliz! así que quizás esa sea una buena señal verdad? es que se me hace raro que ahora no quiera lo que tanto soñé, por lo que luché tantos años y por los que muchos ahora siguen luchando. Igual miro hacia atrás y me siento muy agradecida ❤️ Aveces perseguir tanto algo te lleva a un lugar que jamás imaginabas y que amas más, verdad? jmm y saber que falta tanto aún por descubrir jeje así que sé que esto no es tan grave solo me siento rara y poquin confundida, quería saber si es posible tu visión respecto a esto.

🙂 Siempre Gracias!


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años
Respuestas: 193
15/01/2019 4:50 pm  

hola, marióm, ¿cómo estás?

he tenido la oportunidad de ayudarte a trabajar en algunas cosas, lo último un trabajo de imperfección que hiciste a la perfección 😄… y doy fe de tu talento

tu sensibilidad es tu gran don… aunque también tu gran trampa. y como cada vez que hablamos estamos creando una resonancia, como cada vez que hablamos nos reflejamos, ahora tú y yo [y todos los que leen], lo más oportuno en este sentido es hablarte de lo que tu energía despierta en mí, de lo que evoca, y de por qué esa sensibilidad, que un día fue la mía, puede hacerte vivir una trampa

me pongo en modo abuelo cebolleta: on

corría el año 1997 😙… andaba yo frustrado, decepcionado, venido a menos; había trabajado un año entero en decathlon, la tienda de deporte, había gestionado mi propio sueldo, llevaba coche, en fin, me sentía mayor… pero seguía sin saber qué hacer con mi vida

fui a selectividad, más perdido que un cerdo en un garaje; las matemáticas fueron otra vez mi talón de aquiles. con una mala nota que no me daba para nada, decidí hacer una diplomatura de dos años de administración de sistemas informáticos

me gustaba la informática, pero no aquello. era como ser mecánico de ordenadores, a poco de empezar acabé odiándolo



el caso es que en mitad de aquel curso, un día, ya no recuerdo bien cuándo, me dio un aire y decidí hacer una enciclopedia multimedia de arte

así, porque me salió del pijo

lo tenía todo: un ordenador bien equipado, un escáner, una idea y mucho, mucho tiempo; dejé el curso a la mitad y me puse a trabajar como jamás recuerdo: pasaba 16 horas diarias sentado, leyendo, transcribiendo, escaneando fotos, buscando recursos… una locura

cuatro meses más tarde terminaba aquel delirio que, la verdad, no tenía ni puta idea de por qué lo había empezado; sólo sentía que era lo que debía hacer

recuerdo que en mitad de aquel titánico proceso, trabajando de noche, el ordenador empezó a hacer clac-clac-clac… y se jodió el disco duro; estaban mis padres para sufragar gastos, tenía copias de seguridad, pero aquel estrés de que todo podía perderse en cualquier momento me tuvo en jaque

terminé, como digo, todo aquello, fui a casa de un amigo con grabadora de cd, me lo copió todo en un disco, y salí de allí victorioso, triunfal, con todo mi trabajo en un disco de plástico



feliz 🤩

estuve un par de meses, no mucho más, sin saber qué hacer con mi vida. fardaba de aplicación multimedia, se la enseñaba a mis amigos, algunos se quedaban alucinados, ¿esto lo has hecho tú? pero vamos, que poco más



no tenía miedo, pero el punto en el que estaba era de una irresponsabilidad total: sin estudios, sin trabajo, sin dinero, sin futuro… y perdiendo el tiempo haciendo trabajitos multimedia que nadie me había pedido

terminaba la primavera y, un día, mi amigo manuel monedo me envió una oferta de trabajo para micromanía, la revista de videojuegos que conocía desde pequeño: analicé un videojuego, hice una reseña en plan profesional, redacté un currículum lo más adaptado posible a las circunstancias y, de propina, metí en el sobre una copia de el mundo del arte, mi enciclopedia multimedia

y me olvidé

en mitad de un nubarrón, la suerte llamó a mi puerta: me llamaron para trabajar en el corte inglés. suerte, porque hasta entonces había trabajado como repartidor de publicidad, reponedor en los almacenes de danone, grabador de datos en el inss [el instituto nacional de seguridad social, copiando datos de los afectados por el aceite de colza], en fin, todo trabajos ingratos y mal pagados [aunque yo era feliz porque además de divertirme, me pagaban]

el corte inglés resultaba tener algo más de señority. me formaron durante una semana y me dieron hueco en la sección de zapatería de mujer: otra experiencia raruna, porque ya me contarás tú qué sabía yo de zapatos de mujer…



como todo era un juego, como se me daba bien y como estaba la mar de tranquilo porque no tenía obligaciones, vendía como churros. reventé los gráficos de ventas y, un buen día, ensimismado en aquel trabajo, llegó lo que no esperaba: una llamada de hobby press

me querían en la revista
aquello me dejó de piedra
había logrado mi mayor sueño

ese día, aún en la zapatería, el jefe de sección, un tipo con los bigotes afilados al que todos llamaban por su apellido, sevilla, me reunió en la trastienda con un papel en la mano y me dijo: estas son tus ventas, están fuera de lo normal: te quiero en mi equipo, ya, empiezas este fin de semana, te renovamos de forma indefinida



le dije que quizás más adelante, porque tenía otro trabajo entre manos; el tío lo intentó un par de veces, me dijo que lo pensara, y fin de la negociación

yo ya estaba en otra

el caso es que empecé a trabajar en la revista y comprendí por qué había creado aquella enciclopedia; empezó mi verdadera escuela, en la que estuve como cinco años haciendo todo eso que tú ahora vives:

 

empiezo a sentir que la ilustración deja de SER, que su esencia se pierde

los procesos en mi editorial estaban mal supervisados, los redactores aprovechábamos fatal el tiempo, y siempre, a última hora, saturábamos a los maquetadores que no hacían más que quejarse por un exceso de trabajo que al cerrar el número desaparecía, todos descansaban, y vuelta a empezar

yo siempre decía a la gente que del 8 al 15 de cada mes nunca cenaba en casa. a veces volvía a casa de madrugada 😖

durante esas infinitas letanías que aún recuerdo con malestar, y sin entrar en muchos detalles, los redactores jefe eran unos tocahuevos que tenían que justificar su trabajo corrigiendo sin ningún tipo de criterio; entregar algo con ilusión y ver cómo te echaban todo por tierra hizo que actuara como una máquina, haciendo moldes de todo, sin pasión, sin entrega, pasando de la revista, de mi trabajo y de todo lo demás

 

yo ya no quiero que la publique No sé que me pasaaaa! es todo lo que soñeee jamásss y ya no lo quiero

hubo muchas circunstancias paralelas a ese desgaste, pero mi ruptura sentimental favoreció que perdiera el interés en sentirme reconocido por una revista de renombre, que perdiera el interés por viajar a ruedas de prensa, coger aviones cada semana, comer en restaurantes caros, o recibir regalos de quien quería una reseña positiva en la revista

[bueno, de los regalos no me cansé 😝]

la verdad es que perdí el interés de sentirme pieza fundamental de un estandarte mediático; ya me daba igual todo, porque había comprendido que aquella burbuja por la que había luchado era eso, una burbuja, un programa, un sistema de aprobación que yo había perseguido pero que no valía nada

o valía lo que yo determinaba que valiese, nada más

me volví un dejao, pasaba de todo, y un día me largaron. año 2003. me armé de valor, me compré un billete de avión y me fui a india, a ver mundo

el resto de cosas, quizás no cronológicamente, creo que ya las conoces

 

estaba un poco desesperada por ser uno de ellos, poder publicar, ganar premios, tener muchos Likes para poder promocionarme jaja ser la mejor!

comprender que el mundo en el que me había desarrollado era una mentira, como todo lo demás, me hizo caer a un pozo de oscuridad en el que estuve muchos años

perdí el caché como periodista, reboté en un par de trabajos aún peores, y no tuve más remedio que aceptar la verdad que me empeñaba en ocultar: que yo era el creador de mi propia historia, y que nadie tenía que venir a corregirme textos, ponerme comas ni meterme prisa

comprendí que había huido de mi poder por miedo a la falta de aprobación con la que me educaron; había pensado, desde siempre, que no podía hacer cosas por mí mismo, que debía depender de alguien que me diese órdenes y corrigiese mi trabajo

y eso fue lo que me encarceló

los años, los viajes y un sinfín de curas de humildad siguieron a aquel mazazo, a aquel despertar; salir de ese sueño en el que me había sumergido fue revelador y todo para conocer una sola cosa:

 

trabajando ahora por mi propia cuenta se me llenan los ojos de estrellas, me dá emoción y me siento feliz!

la misma cosa por la que tú te sientes feliz: soy el creador de mi propio mundo

por supuesto, crear tu propio mundo significa que debes prescindir de acomodarte en los mundos de otros [básicamente porque en esos otros mundos hay unas determinadas reglas, y cada cual pone las que le da la gana], lo que significa que si buscas jugar en ciertas ligas te tocará pasar por ciertos aros

como te digo, ese descubrimiento fue el mayor logro de mi vida, de lo que me siento cada vez más orgulloso, y lo que me protege de absolutamente todo

 

Aveces perseguir tanto algo te lleva a un lugar que jamás imaginabas y que amas más, verdad? jmm y saber que falta tanto aún por descubrir jeje

ese lugar que nunca imaginé se llama autodependencia, y significa que no tengo que trabajar para nadie para ganar dinero y poder comer. no tengo que trabajar en ningún sitio en concreto, podría hacerlo metido en el cuarto de baño 😅🚽

tú sabes bien de qué hablo

he creado, por mí mismo, con mi propio talento, algo desde cero y he conseguido, gracias a ello, vivir por mi cuenta

muchas personas a lo largo de mi vida han criticado mi trabajo [lo habrás vivido: a los que llevamos un poco de luz molestamos a los que están a oscuras], pero te decía que la autodependencia me protege de todo, también de la crítica que, en su día, tanto me desanimaba [herencia de “dejo que corrijas mi trabajo porque no me siento capaz por mí mismo”] porque cuando aparece alguien que me critica, que me corrige, que me señala con el dedo, tan sólo le digo:

«no acepto críticas constructivas de alguien que no ha construido nada. primero, crea algo por ti mismo. cuando lo hayas hecho y vivas de ello sin rendir cuentas a jefes, hablamos

»

marióm, el trabajo que ahora tienes por delante es confiar en tu corazón, en lo que sientes, en lo que estás viviendo

tú sabes que estás haciendo lo correcto, pero inmersa en el programa social, resonando con tus propios miedos, ¿qué esperas obtener?

aparecerán personas frustradas con su 💩 de vida, que querrán que pienses que tu vida es igual de 💩 que la suya

críticos, haters, pásatelos todos por la raja 💃. no son más que basura, negaciones que debes apartar de ti

recuérdalo siempre: las personas que menosprecian el trabajo de otras son precisamente las personas que menosprecian su propia vida y su trabajo, hasta el punto de relegarse a un segundo plano y dejarse los cuernos trabajando para terceros


aún más importante: nadie que luche por su propio sueño criticará el tuyo; ninguno de todos esos que vinieron a criticar “constructivamente” mi trabajo sabían una mierda de nada, y lo único importante que aprendí de ellos fue a no prestarles la más mínima atención

te lo repito: si alguien trabaja para otro en lugar de para sí mismo, no puede decirte nada de tu camino



préstate atención a ti misma. no des tumbos por dinero. no entres en mil trabajos, por mucho que los hayas idealizado, para sentir que encajas en el programa social

los locos somos los que cambiamos el mundo, así que confía en tu enciclopedia multimedia, en eso que no sabes por qué lo haces pero sientes que es lo que debes hacer

todos los pasos que creas estar dando en falso serán los más acertados que des

fuerza con tu camino, y a seguir construyendo 🌟


ResponderCitar
Marióm Cruz
(@mayi)
nuevo miembro
Registrado: hace 2 semanas
Respuestas: 2
15/01/2019 6:40 pm  

🙏♡ Muchas gracias Carlos! por tus palabras, por compartir tus experiencias que también me hacen crecer mucho y por ser tú, y animar y guiar a muchos a que también lo sean 🌠


ResponderCitar

¿te ayudo personalmente?

consulta estas tres sencillas normas

¿quieres devolverme la ayuda?

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  
Trabajando

Por favor Iniciar Sesión o Registro