Seleccionar página

En el mismo punto otra vez, pero diferente  

  RSS

Ana
 Ana
(@ana)
nuevo miembro
Registrado: hace 4 semanas 
Respuestas: 2
25/09/2018 8:55 pm  

Hola Carlos,

Hace muchos años que te sigo en la sombra, incluso en aquella época en la que tu foro ardía, y hoy día encantada de volver a leerte por aquí.  Te pongo en contexto primero y después te planteo mi pregunta. Muchas gracias de antemano por crear este espacio en el que tanto aprendo.

En general, en mi vida, he estado muy perdida desde bien niña. Siempre con esa sensación de no encajar en ningún sitio, de que algo me falta, de que no tengo la vida que siento merezco, de que algo falla en mí, y que encima no tengo razones para quejarme. Después de mucho sufrimiento, quebraderos de cabeza, y, menos mal, cabezonería en sentir, creer, que no hay fallo en mí, por mucho que mi contexto se empeñe, me reconozco y me acepto y todo empieza a cambiar radicalmente. Tomo consciencia de mi alta sensibilidad, de mi don, conecto conmigo, me respeto, me amo, y el puzzle comienza a encajar. La relación con mi familia, con mis amigos, más tarde el trabajo adquiere un sentido que siempre sentí dentro es como debía ser, soy libre, vibro en el amor, pero es en la relaciones íntimas donde algo aún a día de hoy, aún sintiendo avances, no termina de encajar.

En este largo tránsito de años, de transitar mis oscuridades, de permitir a mi luz que ilumine mi camino, llego a esta última etapa de mi vida. Después de una ruptura, con gran enamoramiento (el segundo de mi vida después de 6 años de soltería), y su respectiva etapa de perdida, me planto y tomo un nuevo rumbo en mi vida. Tengo 33 años, me siento comprometida, decidida, valiente, aún estoy luchando por ganarme un lugar en el trabajo que he elegido, que amo, y siento que dejar entrar a personas en mi vida está suponiendo un derroche de energía sin sentido, y que al final acabo desviada de mi camino, de mis objetivos, y cayendo de nuevo en el vacío y la perdida.

Estamos a 2 de enero, decido 3 cuestiones, 3 objetivos, que se resumen en un rumbo: quiero crecer, construir unas bases sólidas, sanas, y caminar en dirección a mis propios deseos comprometida y decididamente. Dos de las cuestiones se refieren a mi compromiso con mi trabajo y la otra en salir de la deuda económica que arrastraba, es cuestión de menos de 3 meses ¡zas! CONSEGUIDO. 

Y ahora llega la tercera, y matriz de mi entrada: Construir una relación duradera, estable y profunda. Estoy cansada, hastiada, no le he visto nunca y menos ahora sentido a relacionarme con alguien solo por el sexo, sin profundidad, de usar y tirar. Me he enganchando a tanta gente, me he querido tan poco, que mi corazón cada vez tiene más capas y a la vez más ganas de vibrar de verdad. He hecho de todo ya, rolletes, rollos de los que me engancho, en fin, un largo historial de poco amor hacia mí misma. Así que corto con todos esos flecos, con todas esas personas que te buscan a horas intempestiva, y empiezo de cero. En esa búsqueda caigo en una famosa App para conocer gente, pero con el objetivo claro de querer conocer a alguien con quien conectar de verdad, nada de folleteos. Mi energía sexual es muy valiosa, es un templo, y no quiero que entre cualquiera. Eso me digo.

Después de un par de citas con gente apañada, pero con la que no sentí mucha conexión, llega él. Solo la manera de comunicarnos por escrito me indicaba que había conexión, vibraba en el amor, lo notaba, al fin alguien que es capaz de bucear y traspasar la superficie. Nos conocimos con muchas ganas, nos conocimos con un largo y sentido abrazo. Bien, me siento en confianza, siento el amor, quiero seguir conociéndote.

Y ahora (sé que te va a encantar) comienza la historia de una relación a distancia (sí, y yo que siempre fui de las que esto no es posible). Acelero la marcha: me embarco en una relación a distancia en la que en apenas dos semanas, este hombre pierde la posibilidad de coger coche -vivimos a una hora y media- y de comunicarse por whatsapp, eso sin contar que no tiene medios económicos pues está en una etapa de recogida familiar (digamoslo así). Ok, esta relación se está volviendo poco operativa, pero adelante, lo sientes, hazlo. Así se suceden cada fin de semana en un contexto de sobrecarga laboral, en la que cojo mi coche y voy a verlo allí donde vive y en otro lugar donde tiene un piso familiar; con lo cual ambos nos movemos. Pronto empiezo a dudar, si vamos en serio esto es cosa de dos, ¿no? Pero tiro para adelante, dejo de ver a mi familia también de otra ciudad, "sacrifico" mi descanso en mi casa, e invierto e invierto.

No me pesa, con tanto trabajo y estrés, esos findes son un descanso y desconexión maravilloso, pero el miedo sale y sin darme cuenta coge las riendas. Empiezo a ver "lo malo", ya ha pasado la etapa de idealización, estoy estresada, sobrepasada con mi trabajo, feliz de conseguir al fin lo que tanto he luchado, pero aprendiendo a gestionar tanta responsabilidad, tanto error y aprendizaje. Empieza mi etapa negativa, me apoyo en él, pero no está para escuchar mis negatividades, así que empiezo a encerrarme como llevaba meses: yo sola me salvo, menos hablo de lo negativo, menos vuelo le doy. Pero eso produce un efecto no deseado, los desencuentros se suceden, los malentendidos, nos estamos conociendo demasiado rápido, en un contexto convulso, y en lugar de aminorar la marcha, sigo a tope. 

Y bombazo, acabo escondiéndome, mi técnica evitativa de manual. En lugar de afrontar, estoy tan saturada emocionalmente, que me escondo para procesar lo que siento, priorizo mi trabajo por el que tanto he luchado, y me importa poco o nada lo que el otro sienta. Elijo cuidarme, porque por la otra parte solo tengo reproches y más reproches. Y ojo, no me arrepiento de mi decisión, pues lo hice lo mejor que pude, pero admito que he aprendido, y en el futuro optaré por expresar lo que siento sea como fuere, porque esa es otra cuestión mi dificultad para expresar lo que siento cuando ya hay un vínculo emocional fuerte.

Él me necesita, yo estoy con mi trabajo. Siento que no me entiende, él siente que no estoy ahí cuando me necesita. Conclusión: decide unilateralmente acabar con la relación "seria", solo somos amigos, siente que depende de mí y yo no estoy ahí. Fue un jarro de agua fría, pero luego han sido semanas hasta que me he enterado, porque no quería enterarme. Después me posicioné en el todo o nada, o apostamos por una relación o no quiero nada. Él no quería, hablábamos, acabábamos abrazados, y vuelta a lo mismo. Le digo que no quiere una relación seria conmigo, especifico nunca; él dice que ahora no lo ve posible, que sigamos viéndonos y ya veamos, y que, claro, todo abierto y todos tan felices.

Finalmente acabo aceptando la situación, yo tampoco veo que esta relación sea factible, lo estoy pasando mal y no lo quiero perder. Pero mi interior insiste en que me merezco que apueste por mí, que tome una decisión, que se comprometa, joder me lo merezco. Siento estar otra vez en el mismo punto de siempre, pero diferente, esta vez con una persona que quiero y me quiere, pero que no quiere arriesgar. Al menos en el resto de ocasiones tenía claro que la otra persona no valía la pena, cortaba y a tomar viento fresco. Él no sabe qué hacer con su vida, no quiere obligaciones me dice, y ya para colmo que no es buen partido, se esconde de sí mismo.

Han pasado 5 meses, un mes desde la "nueva situación", lo he vuelto a ver este último finde, y mis emociones se han disparado. Quiero compartir con él, conectar con él, pero por otro lado siento que he de acabar con todo, por primera vez en mi vida, y dejar de estar en el mismo punto, pero diferente, como anunciaba en el título de la entrada. Entiendo que ahora todo es más calmado, y es mejor para mí, que sigo metida de lleno en mi trabajo, donde vuelco todas mis energías como hago todo con pasión, soy así, a tope siempre, y necesito calma en mi vida personal. Pero también quiero el 100% en mi relación íntima, esta relación descafeinada se me vuelve insuficiente, por mucho que nos veamos y lo demos todo... Bueno, casi todo, porque aún siendo intenso, siento que falta una conexión más profunda... En fin, en esta maraña me hallo.

He aquí mi pregunta: ¿corto por lo sano con él?, ¿o sigo viviéndolo como vaya surgiendo, con encuentro intenso de mes en mes y llamadas esporádicas? ¿O simplemente, como ya estoy sintiendo, lo dejo apagar, me protejo, dejo que el lazo que nos une se disipe, y proyecto una vida sin él? Me cabrea protegerme, me cabrea dejar apagar algo que siento vale la pena, me cabrea haberme escondido, quiero ir hasta el final de lo que siento, pero no sé cómo hacerlo.

Menudo tochaco Carlos, entenderé que te tomes tu tiempo en responder.

Mil gracias por estar ahí 🙂 


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años 
Respuestas: 142
04/10/2018 12:21 pm  

creo haberlo dicho muchas veces, pero el enganche, la dependencia, el sentirse salvado por la campana tiene un tirón indiscutible... ¿quién puede decir no a un pequeño oasis en mitad del desierto?

el problema es que esa tapadera, una simple ilusión, es en tu caso lejana y distante porque manifiesta el desinterés en ti misma; la lejanía para una relación, en términos vibracionales, requiere de un esfuerzo extra para generar equilibrio, y tú pareces haber escogido la lejanía para conocer tu propio desequilibrio

a pesar de todo, a pesar de lo muy absurda que [a mí] me parezca una relación a distancia [que sólo defiendo cuando dos personas ya asentadas y que se quieren se tienen que distanciar un tiempo], reconozco que no es posible abrir los ojos a alguien que invierte todas sus energías en ese parche, sobre todo a alguien que va de rescata-almas en pena como tú cargando con una relación que es una puta mierda

[así, hablando en plata, y ya sabes con qué objetivo]

la verdad es que si a mí, en su día, hubiera venido alguien a decirme que mi relación a distancia [que la tuve] era una mierda, le hubiera mandado a tomar por culo [supongo que negando lo evidente], aunque mi rechazo sólo habría hablado de mi indisposición hacia el cambio, y no de lo que pasaba realmente

en tu caso es lo mismo: una relación a distancia [física y emocional] para la que deberías haber tenido ojo [ahora ya lo tienes], y que no hubiera prosperado de estar en la situación en la que ahora estás [es decir, habiendo despertado]

sobre esto siempre digo que el amor ciego te trae el verdadero amor, que es el amor por ti. es algo que no he visto en todos esos sentimientos chiripitifláuticos:  

 

que siento vale la pena, me cabrea haberme escondido, quiero ir hasta el final de lo que siento, pero no sé cómo hacerlo.

porque insistir en una puñetera mierda de relación, con un tipo peterpanesco [otro más en la lista de desahucios masculinos] que se comporta así:  

 

Él no sabe qué hacer con su vida, no quiere obligaciones me dice, y ya para colmo que no es buen partido, se esconde de sí mismo.

lo lógico es que acabes denostada, desdibujada y minusvalorada… sin embargo, parece que aún teniendo cosas que arreglar en tu interior, la única premisa de salvación para ti es agarrarte a este rollete, solucionando lo de fuera para no sentir el problema dentro

es decir, solucionar la vida al niñito desvalido en lugar de enfocar la energía en ti:

 

Pero mi interior insiste en que me merezco que apueste por mí, que tome una decisión, que se comprometa, joder me lo merezco

ana, sé objetiva: actuando así no te mereces algo mejor, no te mereces a alguien que apueste por ti, no te mereces que nadie tome una decisión para alegrarte la vida, ni te mereces compromisos por muchos joderes que lances al aire

¿en algún momento has valorado lo que te dijo acerca de vuestra relación?  

 

él dice que ahora no lo ve posible, que sigamos viéndonos y ya veamos, y que, claro, todo abierto y todos tan felices.

yo siempre digo que las relaciones que prosperan son las que no hablan de su futuro; básicamente porque las cosas surgen en el presente, entre dos personas comprometidas con su propio bienestar, así que cuando le sueltas a tu pareja un órdago en plan "es que no me quieres" y recibes un "ahora no lo veo posible", punto negativo para ti, por manifestar tu dependencia, punto positivo para él, por no responder a un compromiso tan estúpido, y nuevamente punto negativo para ti por seguir junto a alguien que no sabe lo que quiere, por muy bien que responda a tu dependencia tóxica 

lo que te digo, cada vez que alguien me habla de relaciones a distancia, veo lo que yo viví: vacío, falta de compromiso, olvido, es decir, lo que hace que nada de valor cobre valor

la amistad, en contraposición al amor, no necesita de contacto físico; te puedes tirar años sin ver a un amigo, y os reencontráis con un abrazo. sin embargo, una relación de amor sí necesita de contacto; hasta donde yo sé vosotros no tenéis el contacto necesario, pero tampoco sois amigos [o al menos tú no pretendes serlo porque quieres algo más], así que para una falsa amistad como la tuya con sexo de por medio ya has hecho esfuerzos ímprobos desgastándote, despreciándote a ti misma, todo en favor de alguien que se la sopla totalmente que estés o no por mucho que llore en los ultimátums:

 

Él no quería, hablábamos, acabábamos abrazados, y vuelta a lo mismo

¿qué ocurre cuando sigues luchando contra tu negación, aumentando su campo de energía? pues que reciclas tu misión de sufridora y sigues de médico para un paciente incurable, reforzando la situación a la que pusiste un parche:  

 

dejar entrar a personas en mi vida está suponiendo un derroche de energía sin sentido, y que al final acabo desviada de mi camino, de mis objetivos, y cayendo de nuevo en el vacío y la perdida

dejaste ese mundillo de lado y apareció este tipo; era tu negación, una forma en la que la vida te pone a prueba como diciéndote: “ah, que te crees muy espiritual por renunciar a relaciones de medio pelo, y buscas algo más profundo… vale, pues a ver si eres capaz de torear esta relación, este rollete que va de buena vibra... a ver lo segura que estás de ti”

la lección creo que ya la tienes, está sobre la mesa, y debería ser momento de autoobservarte, de observar la realidad que estás proyectando. lo más importante, que vienes de un déficit de energía masculina:  

 

Siempre con esa sensación de no encajar en ningún sitio, de que algo me falta, de que no tengo la vida que siento merezco, de que algo falla en mí, y que encima no tengo razones para quejarme

y aunque hayas integrado muchas lecciones y hayas leído mucho sobre todo esto, ninguna comprensión, ninguna afirmación en plan pormiscojones va a poner equilibrio en tu vacío:

 

Mi energía sexual es muy valiosa, es un templo, y no quiero que entre cualquiera. Eso me digo.

ya… yayaya, eso te dices… la cuestión es: ¿a quién le estás regalando esa energía tan valiosa? ¿a alguien de valor? ¿o la estás derrochando en un peter pan que no sabe qué hacer con su vida?...

en fin, no te engañes, ana
lo siguiente ya sabes lo que es:  

 

¿corto por lo sano con él?, ¿o sigo viviéndolo como vaya surgiendo, con encuentro intenso de mes en mes y llamadas esporádicas? ¿O simplemente, como ya estoy sintiendo, lo dejo apagar, me protejo, dejo que el lazo que nos une se disipe, y proyecto una vida sin él?

tú verás qué quieres hacer. yo tendría [tuve] clara mi decisión: si te quieres mínimamente debes separarte de cualquier personaje lo más pronto posible, como si te acabara de picar una serpiente venenosa y necesitaras un antídoto

después, una vez comprendas al personaje, que es tu negación, sería conveniente que revisaras qué ocurre en ti para que evites estar contigo, con tu interior

ojo, que estar a solas no es ir de zen por la vida, comer verdura y quemar incienso
estar con tu interior es estar en soledad creativa

para finalizar, te digo lo que le digo a todo el mundo que viene a contarme que no sabe si dejar a su pareja, o que está sufriendo mucho por su separación: 88 días de contacto cero

en su día atendí miles, decenas de miles de casos [tú lo sabes bien, me seguiste en el foro] con este mismo tema, el desamor, así que comprendo que mucha gente llegue a mí con este rollito y voy a responder a esa ola de energía, pero la vida es tan grande, tan inabarcable, tan profunda y tan infinita, que estar llorando porque lo tuyo con alguien no ha funcionado me parece de niñito de preescolar

para eso lo que yo haría [pero tú no estás obligada a hacer]: tiempo de duelo para desintoxicar

si respetas ese tiempo y quieres solucionar todo el desequilibrio, me escribes por aquí una vez hayas terminado y hablamos

si no, si prefieres seguir con este tipo a ver si un día le curas y brota el amor verdadero, te deseo la mejor de las love stories y mucho flow

te dejo, ana, voy a ver cómo sigue brillando el día, mucha fuerza para ti 🌟


ResponderCitar
Ana
 Ana
(@ana)
nuevo miembro
Registrado: hace 4 semanas 
Respuestas: 2
11/10/2018 12:54 am  

Buenas noches Carlos,

Muchas gracias por tu respuesta! La verdad es que me he tomado mi tiempo porque decidí que no iba a hacer el contacto cero, y me creía no merecedora de tu tiempo y tus letras. Una vez superado eso, aquí estoy, siendo coherente conmigo misma. Y eso, lo primero que me cuestioné fue el contacto cero, quiero o no quiero, tiene sentido o no. Claro es lo más jodido. Después el hecho de si somos amigos o no, o si yo quiero ser su amiga o algo más. Me sinceré conmigo misma: somos amigos, aquí no hay más que eso. Y me liberé, al menos en concepto, después vendría la práctica.

Con estas dos variables, resolví sencillamente diciéndome: haz lo que sientas, no esperes, afronta el miedo, haz y luego recalcula ruta. Lo que viene ser VIVIR. Que parece muy obvio, pero a mí me cuesta. Y esta decisión ha desatado un maremoto de sensaciones increíbles. Lo primero sentir que llevo las riendas de mis deseos. Así que sentí que quería llamarlo, lo hice. No respondió. Y después de días anteriores pensando constantemente en él, el día de después de esta llamada estaba fuera de mi mente y apareció casi al final de la jornada. Volví a llamarlo, no respondió. Y sentí como ese amigx petardo que pasa del teléfono, pero ya aparecerá cuando le dé el punto.

He vivido días de revolución de mi interior, gritándome basta ya de miedos, estoy harta de miedos, hazlo, ya vivido, ya aprendido, y a otra cosa. No quiero perderme la vida. Con una clarividencia mental que aún no he digerido ni sé explicar. Estoy muy conectada conmigo misma, muchas iluminaciones, sintiendo una coherencia espectacular, pero una coherencia a dos bandas, reconociéndome en DOS. Reconociendo dos Yoes. Porque siento como estoy poniendo firme al ego, al que vibra en el miedo y en la carencia; entonces estoy más bicefálica, pero a la vez más clara. No sé si esto tiene algún sentido, y estoy comunicando sin filtro jaja

Todo esto que ha pasado con este chico ha sido un regalo, y le estoy agradecida, ha hecho que me ame más y mejor. Él no quería irse de mi vida, ni yo quería dejarlo ir, y eso ha sido maravilloso al final, me ha hecho enfrentar, en lugar de huir, de mandarlo a tomar por culo, como siempre hago. He sanado, la herida del abandono parece haber dejado de supurar... tanto, y la siento más cicatrizada. 

Me he dado cuenta que vibraba en el miedo, ahora que siento vibro en el amor de nuevo. Siento que quiero dejar de saber tanto, de controlar tanto, y sencillamente descubrir en el camino, jugar al fin!! Me siento más creativa, más segura, más tranquila, más yo. Es como si una parte de mí, quizás la energía masculina como apuntabas, estuviera saliendo al mundo exterior al fin.  Mis deseos anclados de escribir salen con mucha fuerza, lo expreso a mi alrededor, mi mente crea historias sin parar, y sé que ese momento llegará tarde o temprano.

Aún estoy en proceso, cuando pase un tiempo volveré por aquí a contarte no una historia de desamor con alguien, sino la continuación de la historia de amor conmigo misma ❤


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años 
Respuestas: 142
11/10/2018 10:22 am  

siento como estoy poniendo firme al ego, al que vibra en el miedo y en la carencia; entonces estoy más bicefálica, pero a la vez más clara. No sé si esto tiene algún sentido, y estoy comunicando sin filtro jaja

lo tiene. pero significa que aún estás saliendo del bosque
a esto, en acting cero, lo llamo dejar de actuar
dejar de ser actores, y pasar a la sala de butacas como espectadores

ahora tú reconoces el drama, pero sigues en él
quieres salir del bosque, pero aún estás buscando la salida

cuando encuentres el sentido a todo tendrás no una visión de árboles separados, sino una visión de bosque global donde comprendes e integras que todos los hechos existen para determinar una línea de tiempo que debes aceptar, que empiezas a sentirte capaz de elegir la línea de tiempo que quieres vivir

lo estás haciendo bien. ya sabes dónde estoy 🙋‍♂️


ResponderCitar

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  
Trabajando

Por favor Iniciar Sesión o Registro