Seleccionar página

Ayuda para empezar el contacto cero  

  RSS

Alondra
(@alondra)
nuevo miembro
Registrado: hace 4 semanas 
Respuestas: 1
24/08/2018 1:19 am  

Hola, Carlos!

Mi historia comienza así. Hace 9 meses descubrí una conversación por WhatsApp entre mi esposo y “una ex” suya con la que se había visto en varias ocasiones. Lo hablamos y él aseguró que solo eran conversaciones  y que nada más pasaba por ahí. Asimismo, me pidió que lo perdonara por ocultarme algo así, y que no volvería a suceder. Por otro lado, él  cambió mucho conmigo, antes y después de eso. Siempre ausente en casa y nada de tiempo juntos, ni con nuestra hija de 3 años. Posterior a esto, las cosas mejoraron notablemente, por un tiempo, y es que hace 4 meses descubrí que tenía una relación con una compañera de trabajo, lo enfrenté y no lo negó, pero me culpó por todo. Que lo había abandonado por completo, que se sentía solo y que necesitaba la atención que ella le daba, que me había dedicado por completo a nuestra hija, que nunca lo apoyaba en nada, etc. Fue el inicio del fin, porque decidimos separarnos y darnos un tiempo. Él aseguró que me demostraría que me amaba con cambios concretos, que estaría más pendiente de nosotras, que no habrían secretos, que no tenía ya nada con esa mujer, y que todo volvería a ser como antes, que no me rindiera y no renunciara a nuestra relación. El tiempo pasó y nada cambió, todo fue de mal en peor, hablé con la otra mujer y me dijo que tenían una relación desde hace mucho y que nunca habían terminado.  Que sabía de mí, pero como su ex esposa y nada más...

En las ocasiones que conversamos él y yo, siempre le pedí que fuera honesto conmigo, que me dijera sí en verdad quería continuar con lo nuestro o ya no, que si ya no me amaba que me dejara ir, nunca dijo nada. Pero hace una semana, decidió decirme que no me amaba más, que no sentía nada por mí. Además, me pidió que permaneciera en la casa que compartimos (la casa de su madre, vivimos con ella), y que lo dejara será feliz con la otra mujer, porque rehacerísu vida junto a ella, y que él se iría de la casa. Hasta ahora permanece en la casa, sigue su relación con la otra, su madre no dice nada y yo me estoy destruyendo emocionalmente. Sé que para empezar debo dejar la casa, que más debo hacer?


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años 
Respuestas: 120
29/08/2018 4:57 pm  

a ver, a ver, a ver... ¿me estás diciendo que vives en casa de tu suegra, estando separada de tu marido? ¿él lleva nueve meses con una compañera de trabajo, te ha pedido que sigas en casa de su madre... y tú le has hecho caso?

¿sigues ahí, seguís ahí, los dos, metidos en casa de tu suegra?

pero, de verdad, ¿dónde vamos a llegar?

 

Sé que para empezar debo dejar la casa, que más debo hacer?

nada más, sólo eso. única y exclusivamente, eso
contacto cero
y abandonar, ya, mañana, esa casa

yo no soy un tipo muy listo, pero hacer una pregunta como esta es de faltarte cinco minutitos de horno...
lo sabes, ¿verdad?

ponte las pilas, maja, porque da pena infinita verte así 😓


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años 
Respuestas: 120
31/08/2018 1:04 am  

en el año 2004, nada más salir de una relación tóxica a tope con una persona que me quería controlar la vida, hablé con una chica, una tarde, en un café

nos habíamos conocido en una rueda de prensa. en la presentación de un teléfono móvil del fabricante que ella representaba; hablamos, nos gustamos y, un día, hablando de una noche, me invitó a cenar

debí ser la pareja más frustrante que pueda soportar mujer occidental u oriental alguna del siglo pasado [y de todo lo que queda de este]: hablaba de lo hijaputa que era mi ex hasta que ella, en algún momento, dijo: "pero tú te escuchas. deja de hablar mal de tu ex, suena fatal. espabila y madura, carlos"

a mí, en aquel momento, aquel "madura" me sonó a "estás muy bien, me gustas, tienes potencial... pero, hijo mío, es que te falta un hervor..." algo sí como "te faltan cinco minutitos de horno"

y ya ves que si me faltaban

hablar con esa chica no me hizo aprender la lección en aquel preciso instante, pero sí sembró un eje, lo que yo llamo un punto de torsión, que hizo que todo se diese la vuelta; me repetí aquellas palabras mientras la cagaba con la chica que vino después, y en versión plus con la siguiente

¿cinco minutos? me faltaba cuarto de hora de horno
y el grill a tope

despertar de una decisión incorrecta requiere de choques de realidad. ver algo de golpe que te despierte de esa rutina absurda, de inercias en las que te has quedado dando vueltas y que te anulan es muchas veces la única medicina posible por mala que parezca

como decía steve jobs cuando fue expulsado de su propia empresa: "la medicina era amarga, supongo que el paciente lo necesitaba"

romper con esas inercias, con esos programas en los que estás operando, malviviendo, requieren de algo que se salga de la norma, algo que consiga que tu cerebro fije su atención en una disrrupción. eso que en física cuántica se considera una resonancia del inconsciente, es decir, una energía manifestada por un proceso que no conoces de tu mente

algo que ignoras de ti, pero que está para ti

recuerda que lo que ves siempre es tu mente, expresándose, hablando de ti; abarca la totalidad de sus proyecciones, es decir, lo que ahí fuera se manifiesta [y lo que no] existe como posibilidad para tu mente, ya que todas las posibilidades de la vida, todas tus proyecciones, las formas que ves, tienen como centro tu consciencia

el problema es que sólo ves las cosas que te has acostumbrado a ver, y las otras infinitas posibilidades quedan en un segundo plano cuántico. busca información sobre el físico jean pierre garnierte gustará saber que no somos una unicidad, sino una multiplicidad

te cuento esto porque revelas, a través de tus proyecciones, las posibilidades de las que eres inconsciente. ¿por ejemplo? una vida plena, sin preocupaciones, sin miedo al trabajo, sin miedo al abandono, llena de amor desde que te levantas hasta que te acuestas...

todo eso está para ti, si tú decides que así sea
el problema es que lo niegas

yo también lo hice en su día, negaba realidades, no creía merecerlas, así que resoné con alguien que había pasado por lo mismo que yo, y que tuvo el valor de decirme: "eh, carlitos, que te falta un hervor"

ése es el golpe de realidad que tú temes, ya que reconocerlo supone dar el paso hacia tu autodependencia, y ese temor inconsciente ha revelado el hecho: ha aparecido otro escalador que sube [y sufre] el mismo lado de la montaña que tú 

las palabras que sanan, aunque embellezcan, duelen, así que si estás por caerte no voy a robarte tu sagrado momento de superación; te pegaré dos voces para hacerme oír en mitad de esta tormenta, para ayudarte a clavar el pico con ganas, y para que partas en dos la montaña mientras la subes como si te siguiera el mismísimo infierno 😈

mis mejores deseos [y posibilidades] para ti
que llegues fuerte arriba, tires por donde tires

 

🧗‍♂️

🧗‍♀️

 

«si no te agradan mis palabras, puedes marcharte cuando gustes
no quiero de ti más que tu perfeccionamiento
quédate siempre y cuando te sientas beneficiado»

sri yukteswar, autobiografía de un yogui


ResponderCitar

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  
Trabajando

Por favor Iniciar Sesión o Registro