Ansiedad por una nueva etapa  

  RSS

Expatriada89
(@expatriada89)
nuevo miembro
Registrado: hace 3 meses
Respuestas: 2
30/01/2019 11:49 pm  

Muy buenas Carlos, cómo estás?

Antes de nada – no podía comenzar sin comentarte que te sigo desde hace unos cuantos años y me encanta tu constante evolución. No hay una sola respuesta del foro en que no haya un comentario que de alguna forma resuene conmigo (aunque se trate de un tópico que nada tenga que ver con mi situación). En particular me encanta el nuevo formato de respuesta de audios, siempre consiguen sacarme una sonrisa.

En fin, centrémonos en mi caso. No se trata de una pregunta concreta sino de un problema en general: miedo al cambio unido a la ansiedad por el cambio, y ganas locas de que llegue. Todo esto combinado con drama, victimismo y dificultad de vivir el presente.

Hace cuatro años (recién cumplidos los 26) me mudé a una ciudad preciosa de Inglaterra persiguiendo un sueno laboral, ansia de aventuras y mi deseo de volverme un poco más independiente, en general y de mi familia en particular: quería salir del nido, aprender de cero por mi misma y despojarme de la dependencia hacia mis hermanos, a los que siempre he idealizado sobremanera. Ellos son mayores que yo y, algo no tan extraño, ya tenían su vida más que organizada: hijos, trabajo, y, en definitiva, poco tiempo para mí.

La ciudad en cuestión me enamoró desde el principio. Se trataba de una ciudad inspiradora, llena de arte y vida; y, aunque los comienzos no fueron fáciles y el tiempo y la soledad a veces me carcomían, logré disfrutar de lo lindo durante dos años que describiría como maravillosos. Además, a los pocos meses de mudarme conocí a mi actual pareja, con quien todo resultó redondo.

Pero mi trabajó era temporal y llego a su fin, y por razones laborales y económicas tuve que abandonar el país e irme a otro país vecino. Me habría encantado quedarme pero no había opción para mí. La decisión la tomamos conjuntamente mi chico y yo. La idea es que él se mudara al poco conmigo y que construyésemos juntos un futuro allí.

Pero las cosas no resultaron como esperábamos en la nueva ciudad. Al poco de mudarme mi energía descendió y casi entré en una depresión. No sabría explicarlo. Pero quizá se puede reducir a que, simplemente, esta ciudad nueva no era para mí. Empecé a tener dolores de espalda y después problemas de reflujo, algo que nunca antes me había pasado. No me reconocía, no tenia ganas de salir, de conocer a gente, de investigar y explorar. Además, siempre he sido una persona muy creativa pero desde que me mudé no he conseguido componer una sola canción, y me he sentido “como un robot” tocando la guitarra.

En el trabajo, en cambio, me ha ido estupendamente, y por ello he estado extendiendo mi estancia aquí. Pero no me he asentado. Es como si nunca hubiera estado viviendo aquí “del todo”. Las personas a las que me he encontrado en esta ciudad (tanto extranjeros como locales) no han encajado conmigo (tampoco es que yo haya hecho un gran esfuerzo), me han resultado más anodinas, superficiales y aburridas. He estado compartiendo piso todo este tiempo con una chica que no ha sido en absoluto agradable conmigo. Y me he comido el coco, una y otra vez con este tema. Por qué me odiara tanto, si soy un encanto con ella (o eso creo)? Sé que debería haberme cambiado de piso hace tiempo, pero siempre ha habido alguna dificultad (o una excusa): he intentado buscar un alojamiento alternativo pero no lo he conseguido, o mis problemas de espalda me lo han impedido, etc.

 Mi chico y yo hemos estado volando por turnos prácticamente todos los fines de semana y vacaciones. Como he mencionado, nuestra idea inicial era que él se mudara, pero después descubrimos que esta ciudad no es para nosotros. El caso es que el tiempo se nos ha ido de las manos, y quizá con la razón-excusa de que mi trabajo era una oportunidad estupenda, se nos han pasado, así de la nada y atando cabos para mudarnos a la siguiente ciudad (por supuesto juntos, es lo que deseamos!), casi dos años.

Pero ahora el final está cerca. Por fin (por fin!) nos vamos a mudar a una ciudad que nos encanta y a la que hemos viajado muchas veces en un tercer país. Sin saber el idioma, aventura total. Como en un sueño, todas las piezas han encajado y nos ha salido redondo, sólo queda algún paso administrativo y cumplir el preaviso en mi trabajo, que me temo que por contrato es un periodo muuuuy largo.

Y ahora queda la espera. Y la excitación. Y los nervios. Y la ansiedad. Y querer que esta etapa finalice ya, de una vez por todas. Y me cuesta vivir el presente. Y a mi chico y a mí nos cuesta hablar, juntos o separados, de otro tema que no sea este, lo cual, obviamente, no está siendo nada positivo para los dos ni para la relación.

Quiero empezar de cero allí y, esta vez, hacerlo bien, no como en esta última ciudad y con una relación a distancia, sin estar aquí al 100%. Pero tengo tantas ganas de que esto acabe que tengo ansiedad y me cuesta vivir el presente. En resumen, creo que ahora me encuentro invadida por el drama del que tanto hablas.

Cómo puedo despojarme de este drama?  Cómo puedo vivir el presente?  Cómo puedo hacer que los meses que me quedan sean lo más llevaderos posible? Y vencer a la ansiedad y dejar que todo fluya en este nuevo cambio?

Muchas gracias y siento extenderme tanto!


Citar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años
Respuestas: 221
08/02/2019 2:42 pm  

Cómo puedo despojarme de este drama? Cómo puedo vivir el presente? Cómo puedo hacer que los meses que me quedan sean lo más llevaderos posible? Y vencer a la ansiedad y dejar que todo fluya en este nuevo cambio?

hola, expatriada89, ¿cómo va la vida?

el problema que observo en ti es que estás intoxicada por el drama. llegaste, casi obligada, a una ciudad difícil, no te adaptaste, sentiste dolor físico, te viste disminuida en muchas situaciones y, entonces, forjaste un temor al cambio



te fuiste de inglaterra [por cierto, yo estuve viviendo allí una temporadica, en bournemouth, junto a southampton, desde donde salió el titanic], amaste la ciudad y te dolió irte; después de haberte adaptado, tras comienzos realmente difíciles [y por lo que te admiro profundamente] empezaste a disfrutar de tu soledad creativa, empezaste a crear tu propio mundo pero lo tuviste que abandonar

no fue por propio deseo sino, como siempre, por temas de pasta, y ahí es donde brotó el problema: hiciste caso a la cabeza y no al corazón

si te hubieras dejado llevar por lo que sentías y no por lo que temías, te hubieras quedado allí contra todo pronóstico [y hubieras sobrevivido de alguna forma que ahora no puedes imaginar]

si pulsas en ese enlace que te he dejado verás un poco más esta visión de vivir con el corazón pero, en esencia, se trata de no vivir con el pensamiento sino con el sentimiento



tampoco vamos a aumentar el drama, en plan “tenías que haber hecho esto o aquello”, porque lo pasado corresponde a una línea de tiempo necesaria, y todo lo que ha sucedido [y sucederá] desde entonces se mantiene en equilibrio con el aprendizaje que has venido a vivir



sin embargo, es necesario que rompas con el drama de la pérdida, el que surgió cuando rompiste con una estabilidad emocional y te acercaste a una situación que no querías



insisto, y esto es lo verdaderamente importante: ahora vives con ilusión un cambio que está por llegar, pero lo has decidido tú: te vas a una ciudad que te encanta, tienes previsto solucionar un par de trámites para asentar todo, vas a mejorar tu relación para que no haya más distancias…

 en resumen, lo que tú temes viene de un drama residual por haber experimentado tu parte más inconsciente, nada que ver con lo que desconoces

hablaba de ello en este enlace, haciendo mención a esas tres fases del miedo donde lo desconocido brota para hacernos más conscientes

es decir, el miedo es un residuo de lo que sucedió que no va a volver a suceder; no vas a volver a tener los mismos problemas porque esas dificultades se revelaron, brotaron del espectro, las hiciste conscientes, precisamente para trascenderlas y embarcarte en una nueva aventura

a mucha gente la paraliza el miedo, el recuerdo de un tropiezo. mucha gente en tu situación ve la movida, un nuevo viaje entre manos, y como el anterior fue una mierda, como sufrió física y psíquicamente decide no viajar más, o no mudarse más, o no hacer nada más de todo aquello que le dolió, y entonces llega la versión hardcore: los problemas se acentúan y el estancamiento, el bloqueo de la energía, se multiplica por mil



en tu caso, ¿qué has hecho tú con tu miedo? ¿qué has decidido? ¿quedarte en casa, para no sufrir más, o iniciar un nuevo plan, tan lleno [o más] de incertidumbre que el anterior?



es lógico que tengas miedo, pero dar vueltas a tu drama en un intento de barajar todas las posibilidades para que nada te sorprenda es una pérdida de tiempo... piensa en posibles imprevistos y llegarán otros que ni se te pasaban por la cabeza

recuerda que tu consciencia funciona en el mismo plano de tu vivencia, así que te es imposible imaginar otras situaciones desde el plano en el que estás; albert einstein decía que «no podemos resolver nuestros problemas con el mismo pensamiento que usamos cuando los creamos», y tú no puedes resolver el drama de la incertidumbre desde el plano en el que se ha creado esa incertidumbre



tu incertidumbre, tu inquietud, tu ansiedad se resolverá cuando experimentes el plano que ahora no puedes imaginar, es decir, cuando llegues a ese punto en el espacio y el tiempo



en pocas palabras: tienes que vivir las cosas y dejar de pensarlas



ya sabes que mi trabajo va precisamente de esto, de dejar de pensar para empezar a sentir. explicaba el porqué de ese cambio [que me ha llevado unos diez años alcanzar] en este vídeo:



haz tú lo mismo: confia en tu corazón. sabe hacia donde tienes que ir

si utilizas la cabeza más de la cuenta invocarás el recuerdo de los miedos, el drama, y ningún mensaje del corazón será lo suficientemente nítido como para acallar tu miedo



si necesitas trabajar un poco con tu meditación [te ayudaría a mantener tus emociones tranquilas], me comentas; en cualquier caso, procura rescatarte del drama todas las veces que caigas en él y recuérdate que tu ilusión, tu enfoque, la visualización de todo lo que está por llegar [todo positivo], es la respuesta que necesitas

la vida no ha puesto algo en tu mente si no es para ti


rescátate del drama y agradece estar en esta aventura
no sabes lo afortunada que eres 🙋‍♂️


ResponderCitar
Expatriada89
(@expatriada89)
nuevo miembro
Registrado: hace 3 meses
Respuestas: 2
11/02/2019 10:05 pm  

Gracias de verdad, Carlos. Todo lo que comentas, tanto en la respuesta como en el audio, me ha calado muy dentro. Has dado justamente en el clavo.

Pero como no es suficiente con leer, estoy trabajando en integrar estos estupendos consejos para despojarme del drama (lo cual no me resulta tan sencillo!). Si veo que con esto no es suficiente y decido lanzarme a trabajar la meditación, el drama o cualquier otro aspecto, sin duda me dirigiré a ti.

Millones de gracias!


ResponderCitar

consulta estas tres sencillas normas

¿te ayudo personalmente?

¿quieres devolverme la ayuda?

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  
Trabajando

Por favor Iniciar Sesión o Registro