Seleccionar página

Contacto cero con los amigos de mi ex...  

  RSS

Leia
 Leia
(@leia)
nuevo miembro
Registrado: hace 1 mes 
Respuestas: 3
15/08/2018 2:47 pm  

¡Buenos días, Carlos!

Muchas gracias por el trabajo que haces, nos ha ayudado a mucha más gente de la que piensas, entre ellas yo, que nunca te he escrito pero que he seguido tus consejos y me han ayudado un montón.

Verás, hace unos días he dejado a mi ex, aunque en honor a la verdad ya llevaba como un mes planteándomelo, aunque no sentía aún fuerzas para hacerlo y tengo la tendencia a intentar todo con las "causas perdidas", jajaja.  Llevábamos juntos nueve meses, empezamos liándonos de fiesta porque nos presentó un conocido común. Yo tenía bastante claro que sólo quería divertirme (unos pocos meses después de una ruptura bastante traumática) y todo iba como la seda. Teníamos buen sexo y sobre todo hacíamos muchos planes juntos con sus amigos, con los que me sentí plenamente integrada. Yo por mi parte, tengo amigos, pero no un grupo como tal, ya que este se disolvió por motivos de la vida misma (unos se fueron de la ciudad a trabajar fuera, otras dejaron de quedar porque fueron madres y se centraron en esa vida). Cuando quedo con gente son personas de distintos ámbitos con las que quedo a tomar un café, o ir al cine o teatro pero poco más; son personas muy diferentes y no pegan entre sí. Sin embargo, el estar con este chico me abrió las puertas a otro tipo de actividades como barbacoas o planes que sólo se pueden hacer habiendo mucha gente. Así que me unía a ellos encantada, si bien jamás abandoné a mis amigos de siempre y a veces alguno se venía con los suyos.

También decir, por si sirve de algo, que mi ex lleva un tipo de vida bastante diferente a la mía: es una persona adicta a los porros desde los catorce años (de los que se hace cuatro o cinco al día y no se relaja sin ellos), al alcohol (litrona y media al día, más o menos, o una botella de vino diaria), consumidor ocasional de pastillas y cocaína y por supuesto amante de la fiesta. Yo no fumo, bebo bastante poco y no tengo interés en probar otras drogas, pero eso parecía no suponer ningún problema para los dos, ya que respetábamos las opciones de cada uno. Nunca le eché en cara su estilo de vida y si a mí un finde no me apetecía salir, me quedaba en casa y ya.

En los últimos tiempos, empecé a observar que él estaba pasando bastante de mí: me ponía excusas para quedar y cuando quedábamos era siempre con un “ya vemos después”, dando siempre la sensación de que yo era el plan B o el plan C. Además, sentía que no empatizaba conmigo en distintas situaciones. El colmo llegó un día en el que habíamos quedado y me llamó muy tarde diciendo que se estaba tomando un café con un amigo y que estaba desganado y ya no le apetecía salir. Al día siguiente, cuando se me pasó el mosqueo, tuvimos una larga conversación en la que me dijo que me quería y quería seguir conmigo, e iba a poner todo de su parte, y yo lo creí, cuando debí haber creído más sus actos que sus palabras. Los cinco días posteriores fueron de quedadas y posteriores plantones. Hasta que exploté y lo dejé por whatsapp. Luego me pudo la conciencia y le mandé un whatsapp para decirle que sabía que no eran formas pero que no podía invertir más emocionalmente en alguien a quien no importo. Me respondió que entendía mis razones, que él había sido sincero conmigo y que está ahí para lo que yo necesite, cosa que me da risa por lo paradójico que es, pero que en el fondo esperaba porque le gusta quedar bien y ser amigo de todas sus ex. Obviamente, jamás, en ningún momento de estos nueve meses, ha hecho ni un amago de asumir ninguna responsabilidad o culpa en nuestra relación ni siento que haya puesto nada de su parte.

A partir de ahí, he aplicado contacto cero.

Sin embargo, sus amigos me están llamando para quedar. Aún no he quedado con ninguno. Me fastidia bastante perder el contacto con estas personas, y sinceramente, lo que más estoy echando en falta es la vida social con sus amigos y después el sexo, que era muy bueno, porque no es que tuviéramos mucha conversación ni mucha conexión emocional, yo siempre lo sentía frío como una piedra y en el fondo pienso que como desde jovencito se acostumbró a “solucionar” sus problemas con el hachís, no ha desarrollado las estrategias emocionales propias de una persona madura. Y tal vez por eso, sólo le gusta jugar, porque además sé que tampoco asume responsabilidades en otros ámbitos.

Tengo muy claro lo del contacto cero con él, aun cuando a veces me sienta tentada a romperlo, y estoy haciendo deporte, tengo planes, viajes, etcétera. Pero no sé qué hacer con sus amigos, y el hecho de no estar juntos me va a fastidiar, y mucho, mi vida social, de hecho ya lo está haciendo: estos días me ha salido algún plan de fiesta pero como sé que va a estar ahí, me quedo en casa. Y eso también me fastidia…  Por cierto, me ha animado bastante el hecho de que dos conocidos que me han visto un par de veces pero lo conocen más a él que a mí y desconocen mi versión de la historia me hayan dado la enhorabuena…Sus amigos también le decían que yo valía mucho y que más le valía cuidarme y no ser cabrón conmigo. Son chorradas que animan :-).

Gracias por leer mi tochazo.


ResponderCitar
Leia
 Leia
(@leia)
nuevo miembro
Registrado: hace 1 mes 
Respuestas: 3
17/08/2018 10:53 am  

Buenos días, Carlos.

 

Actualizo mi consulta porque creo que ayer cometí un error muy grande y ahora me siento aún peor.

Llevaba unos días distraída, haciendo planes, y parecía que la cosa dolía bastante menos. Así que ayer finalmente, después de posponerlo un par de veces, quedé con una amiga común. Pensé sinceramente que tomaríamos algo y la conversación iría por otros derroteros, me sentía fuerte… y me caí con todo el equipo. Le hablé de sus ninguneos y de cómo había sido todo. Ella, como es amiga de los dos, me dijo que le preocupaba mi bienestar y que no quería opinar, pero en algún momento intentó dar explicaciones a sus comportamientos conmigo y me insinuó que él está triste y que me echa de menos.

Me he quedado fatal. Lo que sucedió anoche en mi cabeza fue un torbellino mental de “qué habría pasado si…”, “por qué rompí con él de esa manera y no supe hablar civilizadamente, no debí cerrar así…”, “pasaba de mí pero claro, es que cuando está fumado se despista y no fue su intención…”… etcétera. Y con esas ideas sigo en la cabeza experimentando lo que muchas veces me pasaba con él; yo sentía que estaba invirtiendo mucho en la relación, que me estaba desgastando y sufría por estar todo el rato haciendo dos cosas: intentando justificar que actuara así o asá en base a la vida que ha tenido o su relación con las drogas y por otra parte conteniendo gran parte de la rabia y el dolor que me hacían sentir sus rechazos, que yo me decía que tal vez no eran tales, que eran cosa mía, por no saber entenderle pero que me quiere (que era lo que me decía). Hasta se me ha pasado por la cabeza hablar con él, aunque he sabido contenerme. Echo también mucho de menos el sexo con él.

El caso es que me siento como si me hubieran echado sal en una herida.

Esta chica me dijo que otro día quedaríamos con otros amigos suyos, tal vez en grupo pueda mantener un tono jovial, pero ya es que dudo de mí misma. ¿Cómo actuar ahora? ¿Paso de quedar a no ser que sea mucha gente? La relación está cerrada y no necesita ser cerrada en persona, ¿verdad? Porque siempre sentí que si la cerraba en persona, no iba a ser capaz de hacerlo y me iba a meter en la cama con él, por eso lo hice así en su momento. Muchas gracias…


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años 
Respuestas: 120
22/08/2018 12:19 pm  

yeeeee, leia, buenos días por la mañana...

te voy a decir cómo he actuado yo en una situación similar, pero no me tomes como referente para nada. no soy un ser iluminado, ni tengo la verdad absoluta, seguramente me equivoco en muchas cosas, y verás que nunca pretendo aconsejar sino, en todo caso, abrir caminos para que tú puedas elegir

eres tú la que siempre debe elegir
que nadie lo haga por ti

 

tengo la tendencia a intentar todo con las "causas perdidas", jajaja

y ese intento de que la otra pareja funcione es lo que yo llamo retroalimentación de la negación. hablé de ello con el tema de las personas tóxicas, qué hacer y qué no hacer cuando las cosas no funcionan y tú te empeñas en que cuajen

para comprender mejor todo este asunto tienes que recordar que el punto de vista es cuántico y no newtoniano [pulsa los enlaces en negrita, te ayudará a verlo más claro]; es decir, no hay causas y efectos, no hay situaciones personales que suceden ahí fuera como por arte de magia sino que todo es una proyección de tu energía mental, de tus creencias

todo sucede porque tú actúas, en tu interior, de una forma concreta, así que la vida que estás experimentando tiene que ver con tu modus operandi

en resumen, eres tú quien causa el efecto que ves, así que eres tú quien debe cambiar y no intentar que cambien el resto de cosas que interpretas

 

Yo tenía bastante claro que sólo quería divertirme

sí, una relación es para divertirse. para construirse. para encontrar un sentido a la vida, a lo que somos. sin embargo, cuando menospreciamos el valor de la resonancia, sobre todo en el aspecto sentimental, y decimos "bah, quedo con este o con esta, y me acuesto con no sé quién para pasar el rato", estamos, en cierta manera, despreciando el amor por nosotros mismos, y lo siguiente que nos toca es una relación de mierda, tanto como la valoración que tenemos sobre nuestro tiempo y nuestra energía

si la cosa, en tu caso, fue salir de una vida anodina, prepárate porque lo que vas a reflejar es esa parte que rechazas de ti, expresada en una relación guarris, muy inestable, con la que intentarás decirte, tú a ti misma: eh, ¿en qué jardín te estás metiendo? ¿de verdad vale tan poco tu soledad como para taparla con esta situación?

 

el estar con este chico me abrió las puertas a otro tipo de actividades como barbacoas o planes que sólo se pueden hacer habiendo mucha gente

actividades, barbacoas y planes con amigos... que no son tus amigos. con situaciones que tú no has propiciado ni creado desde tu núcleo, tu forma de ser

cosas que te han llegado regaladas

ya sabes lo que pasa con las cosas regaladas; imagina que intentas subir una montaña, viene un helicóptero, te recoge, te sube hasta la cima, y desde lo alto de la montaña tú te enorgulleces de lo alto que has subido. pues no, no subiste tú, te subió el helicóptero, y si volvieras a estar en el mismo punto de construcción de ti misma, abajo del todo, en la ladera de la montaña, te volvería a costar lo mismo subir porque no generaste tu propio esfuerzo

la única forma de aprender a escalar la montaña [de la construcción del ser que somos] debe ser a través de nuestros propios medios, y no porque te toque una varita mágica

esperar el regalo es el camino más directo para perder toda la escala de golpe, y retroceder hasta la casilla de salida

en tu caso ha sido así: situaciones que tú no toleras, que rechazas, y que van en el lote de todo este amiguismo al que te has agarrado como a un clavo ardiendo:

 

una persona adicta a los porros desde los catorce años (de los que se hace cuatro o cinco al día y no se relaja sin ellos), al alcohol (litrona y media al día, más o menos, o una botella de vino diaria), consumidor ocasional de pastillas y cocaína y por supuesto amante de la fiesta

lo he explicado muchas veces, he escrito artículos, he dado conferencias sobre este tema, he participado en simposiums... el famoso y controvertido tema de las drogas

sin embargo, aunque la sociedad ha metido a todas las drogas en el mismo saco, por supuesto, no todas son lo mismo

por mi experiencia he defendido siempre los psicoactivos y he apartado los psicodepresores, pero este noviete tuyo que te has echado mezcla todo en la batidora

brevemente, para informarnos y para seguir investigando cada uno por su lado, antes de meterle la cruz: los psicoactivos trabajan para el cerebro; los psicodepresores, lo anulan. la marihuana, el peyote, los psilocibes, la ayahuasca, el ácido lisérgico, todo son sustancias que en los años 60 se pusieron de moda, tuvieron una importancia vital en estudios de psiquiatras de renombre [algo que está volviendo], y el gobierno, viendo que había muchas mentes que se abrían, fue poniendo candados a todo eso que "volvía loca a la gente" y se censuró, tal y como se hizo en los años 20 con el alcohol [la ley seca], y se intentó con otro tipo de drogas "blandas" como el tabaco

¿alguna duda de los beneficios de los psicoactivos en el desarrollo personal y espiritual? steve jobs, una persona rematadamente brillante que ha cambiado el rumbo de la humanidad, dijo que en su vida había hecho tres cosas importantes, y una de ellas había sido tomar lsd [ácido lisérgico, el psicoactivo más potente después de la ayahuasca]

en mi caso te hablo de algo más light, la marihuana, el cannabis o, concretamente, su principio activo, el tetrahidrocannabinol, es decir, el thc. llevo años siguiendo de cerca estudios de grupos universitarios acerca de este principio. ¿sabes cuántas muertes por cannabis hay censadas por la oms [la organización mundial de la salud]? cero. se hizo un experimento con un perro, dándole hasta un litro y medio de cannabis, el perro se quedó inconsciente día y medio, y luego despertó y siguió a lo suyo. la marihuana, como tal, no mata a nadie. otra cosa es fumarla, el tabaquismo es perjudicial, pero su principio, por sí mismo es benigno

otro dato: cada día pierdes unas 100.000 neuronas. así, de gratis, por pasar el día. si bebes alcohol [un agente capaz de disolver células nerviosas] y te emborrachas, pierdes varios millones de ellas. hay mucha guasa con los cubatas, y está socialmente aprobado darle al jarro pero, ¿sabes cuántas neuronas se pierden con la marihuana? cero. hay estudios, junto a los que se realizan con enfermos de parkinson [echa un vistazo por internet, verás gente tratada con este principio], en los que se ha podido observar un estado de neurogénesis, esto es, regeneración de las neuronas

el thc no sólo no mata al cerebro, sino que lo estimula. por eso defiendo los psicoactivos, y no los psicodepresores

las benzodiacepinas [antidepresivos], la coca, la heroína, el crack y la mayoría de la mierda química que, desgraciadamente, el gobierno ha vetado y metido en el mismo saco junto a todo lo demás, son agentes destructivos que generan dependencias físicas y provocan enfermedades, estados degenerativos y, con el tiempo, la muerte

sólo el alcohol mata a 3,3 millones de personas cada año, 250.000 por cáncer de hígado

al psicodeprimir [y hacer olvidar las penas, como se suele decir], el alcohol genera agresividad y separación. sin embargo, jamás he visto a gente agresiva por fumar marihuana; decía carl sagan, el cosmólogo que nos abrió las puertas del universo: "mi trabajo creativo se ha visto inmensamente favorecido por el uso del cannabis (...) el hecho de que el cannabis sea ilegal es realmente increíble. es absurdo que se prohíba una sustancia natural que nos ayuda a tener una profunda serenidad, sensibilidad y fraternidad, cosas tan necesarias en este loco y peligroso mundo".

por todo esto, si tu querido noviete fuma porros y luego se mete tres cubatas, dos rayas, y cinco pastis, tiene un problema de adicción, y eso no tiene nada que ver con lo que toma, aún menos con un principio activo que, en mi opinión, ayuda al progreso de la humanidad, y que, a nivel clínico, es administrado a miles de pacientes por médicos de todo el mundo

soy el último en llegar a todo esto, seguro que desconozco muchas cosas, así que busca en internet: verás mucho detractor, pero  también muchísima verdad encubierta que te debería hacer reconsiderar la situación

con esto no estoy haciendo apología de las drogas, no quiero hacerte cambiar de opinión ni mucho menos incitar a su consumo. sólo pido que la gente se informe, saber qué son unas cosas y qué son otras, acabar con los engaños

aclarado esto, lo tuyo:

 

sus amigos me están llamando para quedar. Aún no he quedado con ninguno. Me fastidia bastante perder el contacto con estas personas

sus amigos [lo has dicho bien] te llaman para quedar. y tú puedes hacerlo. pero debes recordar la premisa básica y fundamental de este rollo: estás con gente que no son amigos tuyos, y ellos siempre defenderán a la parte que conocen:  

 

me insinuó que él está triste y que me echa de menos.

sus tristezas son, para su gente, un verdadero drama. pobrecico, no levanta cabeza
le creerán y todo

la cosa es que nadie va a defenderte a ti, ni van a contarte algo que te ayude ni que te favorezca. aquí el rollo es salvar a este tipo, para que siga estando tan gracioso, tan fiestas y tan como de costumbre

que sus amigos le digan "esa chavala merece la pena" es algo de cajón, lógico, una forma de ayudar a causas perdidas, pero en última instancia nadie va a sustituir a ese chaval por ti, nadie va a darle la espalda, y no vas a quedar tú como la guay que se integró en el grupo haciendo a un lado, poco a poco, al fiestero que se bebe hasta el agua de los floreros

mi postura ante todo esto, lo que yo hice, es sencillo: dejar de ver a gente que no era de mi cosecha. dejar de estar por ahí, haciéndome el majo, con tal de no sentirme solo, porque mi grupo de amigos se disgregó, comprendiendo que mi forma de vivir, en plan menos grupi, no me ayudó a cultivar ni sostener algo así

ya lo hice en su día, me retiré de la escena cuando me vinieron los amiguetes de mi ex a decirme que si nos veíamos, y pasé de estar a vueltas con una situación rara, de mucho compromiso sentimental, que me devolvía a la relación con alguien que manifestaba un conflicto mío, un conflicto de incapacidad que creía haber resuelto y que, por supuesto, venía con un paquete adjunto: la misma relación tóxica e inconclusa difícil de tragar que tienes tú

ahora puedes hacer lo que quieras, pero lo que intuyo es que el grupi te llevará, siempre, al origen y, por mi experiencia, las cosas se pondrán feas cuando el origen no se sienta correspondido

construye tu vida, sin utilizar la construcción de otros, leia

espero que te valga 🙋‍♂️


ResponderCitar
Leia
 Leia
(@leia)
nuevo miembro
Registrado: hace 1 mes 
Respuestas: 3
03/09/2018 8:50 pm  

Buenos días, Carlos.

 

Muchas gracias por tu mensaje. Tras varios días, ya más tranquila, quedé con un amigo suyo, pero solamente para descubrir que probablemente tengas razón. Le dije de entrada que yo de mi ex no quiero ni saber ni hablar y parecía que estaba claro, pero más tarde me comentó “eres tú la que tiene el problema, nosotros te echamos de menos y queremos que vengas”. Ahí me sentí muy mal y dije que obviamente no tengo ninguna gana de ver a una persona que se portó mal conmigo, y tampoco de saber de dicha persona. No le dije nada más, pero su respuesta fue quitar hierro al asunto y decirme que ya en un tiempo “se me pasaría” y volvería a ellos. También me dio la impresión de que estaba intentando ligar conmigo por sus comentarios y actitudes.

Por otra parte, cuando me dijiste que cuando “el origen” se sienta rechazado vendrán los problemas, yo no te comprendí muy bien (ya que él era el que se estaba distanciando, aunque yo fui la que corté). Aunque tu argumento cobra sentido si consideramos que en ese grupo de amigos hay cuatro ex novias que son amigas estrechas suyas y querrá que yo entre en ese grupi, ¿no? Ahora mismo yo siento un rechazo absoluto hacia mi ex; vamos, ni tentación de romper el contacto cero, con lo cual me veo incapaz de hacer eso, y eso en el fondo me raya. ¿Soy demasiado tradicional? Este integrarse con todas sus ex en plan grupo molón inmediatamente post-ruptura (conocí a cuatro), ¿es lo que realmente es normal y lógico, y yo soy una rara o una antigua? ¿Es la implicación emocional lo que es la clave, entonces? Porque es evidente que yo me siento herida y necesito aire, cosa que en ese grupo parece no suceder.

Conclusión… tendré que alejarme de estas personas o contactar con ellas dentro de mucho tiempo si me conviene para algo. Como tú bien dices, no me cuentan nada que me favorezca ni me ayude.

Un saludo, Carlos. Y gracias de nuevo.


ResponderCitar
carlos
(@carlos)
Comunicador de tribu admin
Registrado: hace 5 años 
Respuestas: 120
04/09/2018 9:49 pm  

Este integrarse con todas sus ex en plan grupo molón inmediatamente post-ruptura (conocí a cuatro), ¿es lo que realmente es normal y lógico, y yo soy una rara o una antigua?

esta sociedad sobrevalora el ruido, la fiesta y el plan para el finde
es lo que los yoguis llaman lo fenoménico

la verdad, el no faltarte tiempo, ganas, espacio ni recursos para hacer todo el rato, con toda la gente posible, planes, es huir de ti. luego, claro, ves los anuncios de fanta con grupos de treinta o cuarenta amigos y te preguntas: ¿seré yo el raro?...

a mí, después de haber rebotado un poco por aquí y por allá, me puede divertir el tener la agenda llena, y me puedo dejar caer por algún sarao, pero ya te digo que puedo vivir perfectamente sin salir de casa tres o cuatro días, y no me tiembla la mano si tengo que meter la tijera a relaciones que no funcionan

dejaba el otro día este tuit de albert einstein: «la calma y una vida modesta trae más felicidad que la persecución del éxito combinado con la agitación constante»

creemos, al estar el jugando en sociedad, que la calma y la vida modesta es propio de personas infelices e incapaces, y que el éxito y la agitación constante define a personas prósperas y entusiastas

es absolutamente falso

hablo mucho del marco comparativo en el que existimos porque es lo más difícil de eliminar de la ecuación. te recomiendo que, si puedes, hagas un trabajo consciente de por qué sientes que necesitas esa compañía, por qué te atrae esa gente; quizás te des cuenta de que el sentimiento de pertenencia a la tribu, el anclarte a una comunidad, del tipo que sea, es un sentimiento innato, y tiene que ver con intentar dibujar la parte que creemos que nos falta

en pocas palabras: queremos a los demás para completarnos a través de ellos

lo cierto es que todos estamos, en mayor o menor medida, incompletos. hay grados, por supuesto, pero basta que haya una necesidad no resuelta para engancharnos a pequeñísimos botes de pintura con los que pintarnos de otro color

no soy taxativo, ni persona de un solo camino. no juzgo ni condeno las elecciones de las personas, ni estoy determinando si a ti te falta o no algo por vivir. lo que sí creo es que, a pesar de que todos estamos donde debemos, es posible que no estemos donde sintamos

evalúa si estás donde sientes, primero contigo misma, para determinar si puedes estar bien con otros. si al estar contigo hay cosas que te sacan de ahí, si lo fenoménico, casi cualquier plan, tiene más tirón, tendrás que pensar en ponerte a crear antes de consumir

mucha fuerza, maja 🌟


ResponderCitar

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  
Trabajando

Por favor Iniciar Sesión o Registro