filosofía

llevo muchos años estudiando procesos evolutivos, experimentando con todo tipo de situaciones, encuentros y desencuentros, y he podido comprobar cómo vivimos dando vueltas, sin mucho éxito, sobre la comprensión de nuestra realidad

nos empeñamos en alcanzar la espiritualidad a través de la razón, y en ese camino hemos creado un arsenal de disciplinas y metodologías, hay casi una por habitante: psicoanálisis, astrología, terapias gestalt, constelaciones familiares, numerología, programación neurolingüística, sanación del niño herido, reiki, baños de gong, regresiones, biodescodificación, método silva, sonidos binaurales, registros akhásicos, autohipnosis, eft, cromoterapia, afirmaciones de gratitud, psych-k…

estamos atestados de literatura de autoayuda y nueva consciencia, pero deberíamos darnos cuenta de que ése no es el camino

te lo dice uno que ha tardado una década en llegar a esta conclusión 😅

nuestra sociedad racional está obsesionada por el estudio, los títulos y las mediciones, vivimos parametrizando todo lo que está a nuestro alcance, y eso nos ha llevado a crear un contexto intoxicado que impide nuestro desarrollo espiritual

hemos transformado el camino del alma en cursos de fin de semana con diploma. la razón imponiéndose  al corazón

¿qué podemos conseguir, a nivel humano, viviendo así?

la verdadera evolución implica un trabajo de mente y cuerpo, y no sólo a través de profundas comprensiones de nuestras emociones; de hecho, estoy totalmente seguro de que ya cuentas con muchas herramientas para conocer lo que te pasa, entonces ¿para qué seguir trabajando en la comprensión?

¿por qué no comenzar con el paso definitivo de la integración?

 

atmaguianam: el conocimiento del ser

comprender que todo parte desde un centro y cambiar el lenguaje que emite ese centro, el propio cuerpo, a la vida, es un trabajo profundamente transformador

mi experiencia con el yoga ha cambiado mi forma de pensar, la de muchas personas que trabajan a diario conmigo, y estoy seguro de que también cambiará la tuya

se trata de una disciplina espiritual que, en este plano, está fundamentada en lo físico. es lo que los maestros yoguis llamaban el atmaguianam, o conocimiento del ser interior, que se alcanzaba con el conocimiento del mundo externo empezando por el propio cuerpo

en esencia, el objetivo es tener una mente positiva y un cuerpo saludable, y para ello ofrezco un nuevo punto de vista, una autoobservación consciente y constante para cambiar el lenguaje registrado en el cuerpo tras años de condicionamientos

con kriyā cero trato de ayudarte a tomar una profunda perspectiva psicofísica, a conocer el bloqueo emocional, aprender a controlarlo y no dejar que trascienda para emitir otro lenguaje hacia el mundo; cuerpo y mente no están interconectados sino que son la misma cosa, así que todo cambio en la forma de pensar, requiere un cambio en el cuerpo psicofísico donde se sostiene esa forma de pensar, esa creencia

el cambio en la mente está supeditado al cuerpo, así que si el cuerpo llora, la mente no puede sonreír; expandir tu perspectiva a través de un nuevo lenguaje físico, te dará paz y traerá amor a tu vida

por supuesto, un cuerpo sano y una mente feliz son la combinación perfecta para evitar enfermedades, pero esto no es un programa sanador; practicando este maravilloso kriyā, en el que llevo trabajando desde 2007, he vivido miles de mejoras, recuperaciones y curaciones, pero mi propósito no es la medicina sino la consciencia

el objetivo de todo esto es darte una nueva visión del yoga y un profundo trabajo de consciencia para que aprendas a conocerte a través de tu cuerpo  

espero que te aporte tanto como a mí 🌟

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies