te hablo de radios que apuntan a un mismo centro 

salfumán en el suelo
azufre en la garganta

corneas descolocadas
en negras lágrimas

baldosas de azúcar huyendo del talento

no podían atraerlo las finas cuerdas
de arpa, posándose en las nubes,
reflejadas en hileras de vidrio,
coleteando en infinitos golpes de asfalto

ni cualquier otro álbum de emociones,
diseñado para ojos inquietos,
y aspas de molino
escurriéndose en sangre

sin embargo, la boca de ese tunel reflejó una vocal.
una letra de tanto peso como minutos vividos,
fortalecida por un torrente de energía
que arrojaba luz y pasión a través de irrompibles filamentos

es la rueda que lleva girando cuatro años,
compuesta de radios que apuntan a un mismo centro;
descorchando éxitos en un mundo…
… que sólo existía en mi imaginación

carlos burgos, 8 de marzo de 2010

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies