en mi primer viaje a india, no sabía lo que me iba a encontrar; en el segundo viaje, cuatro años después, a pesar de saberlo, volví a sentirme sobrepasado

lo que más me dejó tocado fue la vida imposible de millones de personas, a medio camino entre la enfermedad y la pobreza, iluminada, constantemente, por sonrisas

nunca comprendí bien aquello
creo que sigo sin hacerlo 🤷‍♂️

en el concepto sobre la energía libre narré un pequeño episodio en datia al que di vueltas nada más puse un pie en el país eterno; ¿cómo podía vivir toda esta gente? ¿de qué? ¿cómo? ¿con qué fin? pasé horas y horas, durante cientos de kilómetros, preguntándome la razón de la felicidad de toda aquella gente

niños de seis años cargando enormes fardos de cereal, ancianos mutilados, bebés ciegos… y, siempre, sonrisas

comprendí [o quise comprender] que la felicidad no es eso que tienes, sino eso que eres, lo cual implica ser feliz con lo que no tienes

ser infeliz por no tener algo significa menospreciar lo que eres, maldecir tu falta de posibilidades, de oportunidades, rechazar la línea de tiempo que vives… dejar de amarte porque otros te dijeron que sin esto o aquello no merecías amor

aprender a ser feliz con lo que no tengo, con lo que no soy, con lo que se ha ido de mi lado y con lo que seguramente nunca consiga me ha encaminado a la aceptación de lo que está ocurriendo, sin resistencias

a abrazar la vida, tal y como está, sin mucho más que algo para comer, un sitio para dormir y ropa vieja para vestir; así viví mucho tiempo, influido por el espíritu ancestral de la india, y es el mensaje que me gustaría que integraras para sentirte, quizás, un poco mejor con todo lo que te rodea [que seguro que es mucho]

fuerza 🌟

pulsa para ver en facebook

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies