redireccionamiento de pecados

has llenado la calle de ruidos
de color negro,
hervidos por un fuego de gritos
y un hilo de sangre
reflejado en una dirección equivocada

sin música, sólo me queda contemplar:
mover mis ojos, sobreescribir pecados,
temer a la muerte

carlos burgos, 2 de febrero de 2010

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies