¿por qué llamo a mi pareja como a mi ex?

somos animales de costumbres, qué se le va a hacer; caemos en esa espiral, el llamado “retorno taoísta”, la adicción a los pensamientos que afectan a nuestro cuerpo energético, mental y físico, y esa tendencia puede llegar a encasillar algo tan grande e indefinible como un ser humano

pensar demasiado puede anular lo que, en esencia, somos 😓

los sistemas en los que vivimos, la forma de vivir en casa, en el trabajo, los recorridos que hacemos por nuestros pueblos y ciudades, la forma de hablar en nuestras relaciones, nuestras búsquedas, todo, nos hace caer en un patrón adictivo que marca poderosamente nuestro autoconcepto, la forma en la que pensamos de nosotros mismos, y eso acaba condicionando la forma en la que concebimos a los demás

esta es la razón por la que, una vez asociado un cierto término, expresado a través del lenguaje, a un concepto como puede ser el del amor, hace que el término se repita inconscientemente en las relaciones sentimentales en las que nos sintamos de esa misma forma; por ejemplo, si mi perro me despierta un lado protector, cariñoso, entregado a su causa, cuando vea a otro ser, a otra persona que me despierte la misma sensación, lo más lógico es que aflore el nombre de mi perro; es posible que un bebé despierte esa forma de sentirme entregado y ennoblecido, y en esa interacción acabe llamando al bebé como llamo a mi perro 🤪, y en realidad todo es lógico, coherente y tiene una explicación profundamente racional

el caso de una ex pareja gira en torno a lo mismo: es posible que algo que aquella persona me hizo sentir lo asociara a un término, a una palabra, a un mote cariñoso y esa expresión, esa energía vibrante, ese pensamiento asociado a una forma de sentirme, acabe proyectándolo en otras personas

el conflicto entonces está servido: en una relación que marche bien, sin apegos conscientes a historias pasadas, puede salir a colación el nombre de alguien del pasado… y es profundamente contradictorio, porque ¿cómo es posible estar enamorado de una persona totalmente nueva, a la que se quiere con locura y con la que todo es distinto, y que aún así aparezca el nombre de un ex?

la persona que recibe esa información acaba confundida, contrariada; ¿por qué me llama de esa forma? ¿se acuerda de su ex estando conmigo? ¿está utilizándome? ¿querría estar a su lado?

y, entonces, puede invadirnos esa capa de miedo, esa superficialidad; la necesidad de resarcir nuestro ego herido y querer hacer a esa persona “nuestra” [cuando no lo es], y abrir el turno de los reproches, la censura y, por tanto, la desconfianza 🤷‍♂️

somos seres humanos, mentes impresionables que llevan mucho camino andado, plagado de heridas y cicatrices, así que es importante aceptar lo que sentimos, la forma en la que nos expresamos pero, sobre todo, la forma en la que nos equivocamos que, en realidad siempre, habla de cómo buscamos el amor por lo que somos

mucha fuerza ✨

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies