gata de acero 

elena tiene rasgos de gata
de gata dormida,
peleada con las curvas de su pensamiento,
rival de la caricia de sus pupilas,
amante de fuego presa entre fríos cristales

elena calma el paso del tiempo
en sus suaves piernas,
con esa mirada maldita y oblicua
hacia un mundo no tan lleno de música
como siempre quiso dibujar en sus peinados

elena estalla con tu pasión,
y, en un instante,
despierta cual gata de acero
arañando a la vida

elena vive en un confín de recuerdos
grabados con amor cicatrizado,
sensuales destellos
y ronroneos con el sabor de un beso

carlos burgos, 3 de diciembre de 2010

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies