frío 

puntas de aire,
confección de charcos,
una espiral de hielo en mis zapatos,
una travesura en mi blanco cuerpo

respiro aire lleno de rabia y silencio
y asomo mi torso al gris de los paseos
sigo impacientando con mis ojos a los árboles,
doblan al alma las escrituras de mis manos;

mi aliento congelado en un libro de tapas duras…
…es el tiempo de un diciembre sin interruptor
de apagado

carlos burgos, 19 de diciembre de 2009

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies