cuando buscas, es porque no tienes, así que si buscas estás diciéndole a la vida que, en realidad, te falta

que buscas porque no tienes, y por eso mismo no encuentras

dice la filosofía oriental que «el amor es como una mariposa: revolotea si la persigues, se posa sobre ti si te aquietas»; si aquietas la búsqueda y cambias el foco del lenguaje con el que hablas y actúas, esto es, la forma en la que piensas y vibras, tu frecuencia manifestará otra realidad y te conducirá hasta eso que quieres encontrar

por supuesto, debes dejar de desear lo que buscas y empezar sentir eso que quieres encontrar

este mantra está escrito para ser consciente de que muchas veces nos perdemos en búsquedas que tienen que ver con lo que nos falta, y que nada de fuera puede completar; el espectro que nos rodea es la manifestación de lo que somos, así que buscar fuera es explorar la frecuencia en la que vivimos pero en ningún caso cambiarla; sería algo así como el explorador que vaga por el desierto en busca de un oasis, y cuando cree haberlo encontrado se desvanece; de la misma forma, lo que consideramos oasis y se encuentra, aparentemente, en el exterior, es una manifestación ilusoria del interior que, aún siendo alcanzado, acaba siendo humo

para encontrar el oasis no tienes que seguir buscando en el desierto [la frecuencia que manifestó el problema], sino preguntarte por qué caminas por el desierto

la reflexión y meditación a esta realidad puede ayudarte a desapegarte de la necesidad no resuelta que te empujó a buscar

una vez tengas esa respuesta, que puede ser inmediata porque consideras que esa búsqueda forma parte de tu vida, y es realmente lo que deseas hacer, concéntrate en disfrutar de la búsqueda, y no tanto del resultado…

porque es la búsqueda lo que está enviando a tu interior el mensaje de que no lo tienes, y por eso no lo vas a encontrar 

 

pulsa para ver en facebook

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies