la inmensa mayoría de personas anda preocupada por pedir perdón. se llevan mucho esas filosofías del perdonteamochurriforever, y lo único que consiguen es crear un desprecio hacia el propio autoconcepto

en muchas ocasiones el perdón es sanador y realmente necesario
en muchas otras, nada en absoluto

el empeño por obtener el perdón de otras personas, puede llegar a nublar la verdadera razón por la que se pide ese perdón; suele estar íntimamente conectada al miedo a ser desterrados de la tribu, a perder la aprobación, el eje, el núcleo familiar y social al que se pertenece, así que muchas veces deberíamos pedirnos perdón a nosotros mismos, por anularnos en favor de otras personas

es difícil comprender que lo verdaderamente importante es recapacitar sobre la supuestamente necesaria disculpa que necesitamos de los demás

el perdón empieza por uno mismo, siempre; cuando llega el drama, la vida de una persona se atasca en un cronograma, en un momento en el espacio-tiempo donde se intenta resolver algo que no se acepta y que está impidiendo progresar

la negación de uno mismo en un momento en el tiempo que impide aceptar lo que ya ha ocurrido y no va a cambiar

antes de pedir perdón a una persona, reconsidera la situación. como digo, en muchas ocasiones es necesario… pero otras no es más que un innecesario sentimiento de culpabilidad que se despierta por miedo a dejar de ser

mucha fuerza ✨

pulsa para ver en facebook

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies