eeg

el electroencefalograma clásico nos ha arrojado información sobre las frecuencias generadas por el cerebro

estas frecuencias, que van desde delta a gamma, representan la actividad cerebral, desde los sueños, pasando por los estados de ensoñación y vigilia, hasta llegar a los estados místicos y de iluminación

todas estas frecuencias representan siempre la actividad del cerebro, independientemente de la realidad que manifieste; es decir, la mente maneja los sueños y el mundo real de la misma forma

todo son dinámicas cerebrales, lo que significa que lo que interpretamos como real es siempre una interpretación subjetiva generada por la fluctuación electroquímica de la mente

por este motivo un sueño [frecuencia theta o delta] es real hasta que despertamos, y por esa misma razón la vida [frecuencia beta, más elevada] es real hasta que despertamos

la muerte física, entonces, no sería más que un despertar hacia otra frecuencia más elevada, un espectro de mayor percepción y consciencia desde el cual este, el plano en el que ahora existimos, sería tan ilusorio como un sueño

sobre este dilema existe una antigua fábula india que dice: «imagina que vas en un barco. un barco lujoso, con muchas personas a bordo. en algún momento, el barco naufraga, se va a pique, la gente corre y grita despavorida… pero justo cuando está a punto de hundirse, justo cuando vas a ahogarte, despiertas. sólo era un sueño. la pregunta es: ¿volverías a dormirte para avisar a la gente de tu sueño que no se preocupe, porque nada es real?»

mi pregunta es: si despiertas, y elevas tu estado de frecuencia, ¿cuánto crees que importa el estado de frecuencia en el que estabas?

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies