decía gandhi“cuida tus pensamientos, porque se convertirán en tus palabras. cuida tus palabras, porque se convertirán en tus actos. cuida tus actos, porque convertirán en tus hábitos. cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.”

cambiar el destino requiere de un cambio de actitud
si no actúas de forma diferente, no pueden pasarte cosas distintas

vivimos en un entramado de posibilidades cuánticas definidas de acuerdo a la energía de la mente. la vida que observamos apenas representa un 4% de la realidad, así que el 96% restante son todas esas posibilidades, bloqueadas, inaccesibles, por límites adquiridos e integrados en la personalidad

cualquier serie de pensamientos interconectados representan un drama, y cuando se transforman en en acciones o inacciones definen una frecuencia; si tu drama te lleva a hacer cosas o dejar de hacerlas se transforma en una frecuencia, es decir, una tendencia que puede anular tu capacidad de elección, algo así como un vehículo autónomo que te lleva por una cierta autopista hacia un destino concreto

todas las cosas que piensas, que no están sucediendo en el presente, y que te hacen sentir mal de una u otra forma, son un drama, y ese drama genera una inercia mental, en forma de creencias, creando un camino sin todo eso que no sientes merecer

¿quieres cambiar tu destino? cambia la forma de pensar
¿te cuesta dejar de pensar en tu drama? aprende a normalizarlo

cuando aprenda a observar a tu parte más inconsciente, podrás detener el vehículo y tomar otra dirección

es el primer paso hacia un estado de atención consciente que mejore tu forma de vivir ✨

pulsa para ver en facebook

uso de cookies

centro punto cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies