aún siento rabia
por lo que pasó

¿te queda algo de mala leche por aquello que pasó, y le das dos o tres vueltas [quizás cuatro] en plan discusiones al aire o bajo la ducha, que no resuelven nada de nada?

el trabajo está en sublimar lo que sucedió para trascender el dolor que necesitabas para despertar…

alguien me dijo un día: “nadie escarmienta en cabeza ajena”, y aunque comprendí perfectamente a qué se refería, y por muy leído y sabido que me creía, caí, años más tarde, en el “error” que la vida me había mostrado de mil maneras posibles

entrecomillo “error” porque, con el tiempo, una vez trascendí el dolor de meterme donde no quería estar comprendí que vivirlo había sido necesario; eso me dejó una sensación de inseguridad, de incertidumbre, de desconfianza, que con el tiempo se transformó, sencillamente, en consciencia

había materializado, había hecho consciente, la falsa seguridad con la que estaba operando; creía tenerlo todo bajo control pero una rechinante rabia entre líneas, un rencor no resuelto hacia la persona que me había dejado, es decir, ser la víctima de aquel verdugo, instaló una condena en mi forma de pensar que, obviamente, acabó por condenarme

trascender episodios requiere que aceptemos, aún más, que agradezcamos cada paso vivido, y para ello la autoobservación es el paso más importante de toda la cadena

un audio para verlo [o escucharlo 😅👂] mejor:

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies