hoy quiero traerte tres historias de desamor

los protagonistas, los tres, son hombres, y los tres comparten un mismo denominador común: se esforzaron por crear amor cuando sólo había necesidad:

caso nº 1: nuestro primer protagonista intenta compensar las carencias que cree tener, ayudando a personas que resuenan con sus necesidades

es decir, se transforma en médico de un paciente que es el mismo, insistiendo en curar algo que está en él mismo, y que no podrá resolver a través de los demás

esforzarse en ser reconocido, admirado y querido era su esfuerzo para despertarse el amor de su pareja

enlace pulsando aquí

 

caso nº 2: el segundo ejemplo es el de otro hombre, inseguro, con necesidades no resueltas, que una vez comienza a recibir negativas de su pareja piensa que, quizás, es lo normal, que quizás debería relajarse sin pedir tanto a cambio, y que “a la cabra, cuerda larga”

pensaba que la distancia, la separación, dar espacio a esa persona que no respondía positivamente mejoraría su relación; llegaba a negar, incluso, sus propios deseos, pensando que no debería insistir, que no debería llamarla tanto o comportarse de forma enamorada

creía que para que el amor funcionase debía echar por tierra sus necesidades

puedes leer un poco más aquí


caso nº 3: el que insistía en casarse sin querer a su pareja

este tercer protagonista pensaba que el amor era rutina, falta de ilusión y conformismo, y que lo lógico es quedarse con alguien con quien solo hay comodidad, pero no amor

ante todo respetar a quien te quiere, aunque tú no sientas nada; esforzarse por avanzar junto a quien no amas, como si casarse o tener hijos fuera el principio de una relación de amor; la historia, aquí

los hay que no son amados, y se esfuerzan por serlo, y los hay que no aman pero se empeñan en sentirlo; en cualquier caso, los tres comparten ese desequilibrio hacia lo femenino, esa necesidad de actuar como el hombre que no son a través de una mujer que les identifique como tal; el mismo desequilibrio de todas las personas que construyen castillos en el aire, amor lleno de esfuerzo, cuando el amor funciona de forma fácil y sencilla

el amor no requiere de esfuerzos ni entregas planificadas; si estás en una relación donde te esfuerzas para que la otra persona sienta algo por ti, o para sentir algo tú, no estás viviendo amor sino el resultado de tu dependencia, y es mejor que te pares a pensar

mucha fuerza ✨

pulsa para ver en facebook

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies