2 | el dependiente

busca ser útil a los demás, es servicial y se adapta para agradar, pero esconde rasgos de manipulación: teme ser ignorado por su tribu y no realizarse a través de ella

cómo piensa

cree firmemente que el mundo es un lugar lleno de gente necesitada que requiere de sus servicios. se cree indispensable, una pieza clave del juego, y suele pensar qué harían los demás si no contaran con su ayuda

cómo actúa

cada cosa que hace está enfocada a caer bien, a que los demás le necesiten y dependan [cree el ladrón…]; esto le puede llevar a falsear su conducta para que otros soliciten su compañía y, así, ganar autoestima

qué cosas vive

como cree que los demás no pueden resolver las cosas sin su ayuda, por ese falso sentimiento de superioridad [inferioridad inconsciente], se mete en situaciones bochornosas donde busca dar sin que nadie le pida nada 

cómo piensa

por alguna razón, un centrotipo 2 fue o se consideró, por las circunstancias que vivió, irrelevante, así que desarrolló miedo a que nadie lo necesitara. un poco lo que ocurre en la película coco, de píxar, deseando que alguien ponga su foto para ser recordado

su forma de pensar [muy inconsciente y que negará sistemáticamente, porque para un 2, con lo buenos que sienten que son, los culpables de algo son siempre los demás], está centrado en dar de  forma condicional: esperan que todo lo que hacen les sea devuelto

incumple continuamente esa gran máxima de dejar de hacer cosas para recibir el amor de vuelta. es más, no conoce lo que es el verdadero amor, entregarse sin esperar algo a cambio

alicia vivía preocupada por sus hijos, por su familia, realmente por todos los que le rodeaban; pensaba continuamente en cómo agradarles, qué hacer para facilitarles la vida, pero sólo por miedo a estar a solas, a que le dieran de lado, y enfrentarse a esa malsana necesidad de estar en compañía

cuando la cosa se le va de las manos

cuando un 2 lleva al extremo la necesidad de que lo necesiten, comienza a agradar, a mostrarse falsamente complaciente y a tratar a los que le rodean como si fueran niños pequeños incapaces de tenerse en pie; lo peor es que cuanto más le digas “basta”, más se victimizará y pensará que quien que pone límites a una entrega tan “humana” se equivoca, ya que su única motivación es ayudar; llegará a tildar de ignorante a quien, según su percepción, necesita ser ayudado, así que entra en un bucle de “yo tengo razón” que es altamente tóxico

por qué es así

cómo fue su infancia 

quizás por ser familia numerosa, o por una pérdida en la familia, un 2 tuvo que encargarse de padres y/o hermanos; se convirtió rápidamente en el sostén de la familia, así que tuvo que hacer a un lado sus necesidades de afecto

una de las cosas más perniciosas que aprendió fue llegar a pensar que atender sus propias necesidades era un gesto egoísta, y que todo lo relacionado con el placer es una energía que sobra, que es mejor no airear frente a los demás, o hacerlo sólo si beneficia a otros 

 

lo que siente sin saberlo 

con lo que menos se va a identificar un centrotipo 2 es con la actitud opuesta a su falsa devoción incondicional: la prepotencia. esto se debe a un sentimiento de inferioridad que no reconoce por puro orgullo, pero lo que condenas te condena, así que su rechazo, su ceguera ante lo que verdaderamente es, hace que pierda familiares, amistades o compañeros y no hacer mucho por resolver la situación

un 2 encerrado en su orgullo puede llegar a hacer daño, no reconocerlo, y únicamente acercarse hacia lo que puede parecer una disculpa ofreciendo algo, como si no hubiera pasado nada, lo que genera aún más rechazo por parte de quien es manipulado de esa forma

 

lo que dice su enemigo interior 

el enemigo interior de un 2, esa voz que no para de hablar como resultado de todas las instrucciones adquiridas y repetidas durante la infancia, se enfoca en ser buena persona, servicial, correcta, cumplidora ante las normas…; para un 2 lo más importante es encajar, con todo y con todos, dar la mejor apariencia incluso a gente que acaba de conocer, aunque las leyes que intente respetar confronten sus propias necesidades o las de los que le rodean

drama habitual del 2:
“¿y si no me necesitan?”

cómo actúa

el peor rasgo de conducta de un 2 viene de haber relegado sus necesidades a un segundo plano

a sentirse egoísta en darse y complacerse

esto le llevará a construir su personalidad precisamente por donde no quiere ir: dependiendo y esperando cosas de los demás

esto marcará una fuerte resonancia con la soledad, con el miedo a su encuentro interior, que enmascarará de todas las formas posibles: pareja, trabajo, amistades, viajes, aventuras, siempre encontrará algo que hacer con todo tipo de personas; el carácter mediador del 2, el estar siempre en medio de todas las situaciones, le resulta favorable para ser la pieza que haga encajar todo y que nadie prescinda de su compañía

el problema llega cuando esa actitud de falsa entrega se destapa, y alguien descubre el carácter posesivo y manipulador que le ha llevado a encargarse de problemas que no son suyos, atendiendo a personas que, según su criterio, jamás podrían dar un paso sin su ayuda

cuando esto sucede, cuando alguien le descubre o rechaza su manipulación, el 2 se siente descubierto, desnudo, y explota por no seguir siendo indispensable, despertando a mister hide, pudiendo adoptar conductas psicópatas, y haciendo más daño del que creía que podía hacer a esas personas a las que “sólo quería ayudar”

después, silencio. su orgullo jamás le permitirá reconocer que su postura es dependiente, tóxica e infantil, aunque esa toma de consciencia sea la única forma de resolver su grave problema de autoestima

el 2, como centrotipo par [2, 4, 6, 8 y 10], pertenece al mundo de lo mental. si no acepta sus ideas, se sentirá inferior a los demás. debe conocerse profundamente para crear relaciones sanas

un superpoder

cuando el 2 se centra, alcanza el poder de la compasión, comportándose de forma amorosa y servicial con todo el mundo, creando el cielo en la tierra

ascendente y descendente del 2

de cada centrotipo parten dos líneas: una ascendente, dos números por encima [cualidades con las que se centra], y una descendente, dos números por debajo [con lo que se descentra]

centrotipo 2 ascendente [hacia el 5]

cuando el 2 empieza a fluir y se libera de la presión de su ego, adopta las cualidades positivas del 5. desarrolla entonces una profunda mirada hacia su interior, volviéndose algo más reservado, sin dependencias, aprendiendo a encontrarse bien en su propio universo sin necesitar el de los demás 

centrotipo 2 descendente [hacia el 10]

cuando el 2 se identifica con máscara, desciende dos posiciones y conecta con los rasgos egóticos del 10, transformándose en manipulador y egocéntrico, incapaz de reconocer sus errores, muchas veces llevado por la ira, la frustración y el miedo a no sentirse capaz de hacer que los demás bailen a su son. 

el 2 y su interior

cuando está en su centro

cuando un centrotipo 2 está en su centro, es humilde e independiente, y si conecta con la gente es por un interés genuino y humano, y no tanto por un rollo de ser reconocido

sus relaciones entonces se darían por iniciativa de los demás, y nunca por la suya; es más, si da un paso para verse con alguien, lo hará siempre en términos de “te comparto lo que tengo, así que no necesito que lo traigas tú”

 

por qué pierde su centro

la peor cara de un centrotipo 2 llegan tras la frustración de sus planes; comienza entonces a travestir la autoridad en autoritarismo, en volver rígida y dura su forma de vida, y planificar su tiempo y el de los demás de forma militar

 

cómo volver a su centro

la única forma de que un 2 esté en su centro es a través de su propia soledad creativa. de pasar el suficiente tiempo a solas como para reconocerse, llevando a cabo algo que pueda crear por sí mismo sin necesidad de los demás

el único interés que acerca un 2 a la gente es su creencia de que no es capaz de crear algo de valor, de que sus propias palabras no son suficientes para agasajarse, para quererse, en definitiva, así que busca en otros lo que ya tiene en su interior

su reto, entonces, es descubrir su creatividad y empezar a reconocer todos esos aspectos que sepultaba rodeándose de los demás

el 2 y su exterior

cómo se relaciona

sus relaciones están determinadas por su creencia inconsciente de que los demás son inferiores, así que no para de dar el coñazo con todo tipo de instrucciones y consejos que nadie le pide

como sabe [muy en el fondo], que quizás los demás no sean tan incapaces como cree, entra con energía femenina, reptante, sinuosa, con sonrisas y piropos, utilizando un acercamiento físico discreto y suavizando todos los rasgos de control y manipulación que surgen, precisamente, cuando los demás le ignoran

 

qué busca en sus relaciones

enfoca toda su inteligencia emocional, desarrollada por estar en contacto con la gente, en saber qué necesitan los demás y cómo podría serles de ayuda

cuando un centrotipo 2 descubre qué tecla apretar y cuándo hacerlo, será demasiado tarde para otras personas, que acaban controladas de una forma dulce, apenas sin darse cuenta, creyendo desearlo incluso, creando una relación de co-dependencia que se complica y agrava con el tiempo

 

cómo reacciona su entorno

a medida que un centrotipo 2 explora su espectro, y se choca con todo tipo de personas y situaciones, aflora el miedo tan soterrado e inconsciente que le ha hecho comportarse como una garrapata

ese miedo, el de no ser tan necesario, algo que no entraba en su vocabulario, es precisamente la reacción que tiende a despertar a un 2 de su letargo, aunque un nido tóxico, un entorno complaciente, que fomenta la dependencia, puede hacer que su actitud permanezca toda la vida, y no se dé cuenta de que sigue intentando controlar para no enfrentarse a su propia debilidad

origen de su ego

su máscara se forjó al creer que no podía pedir porque debía dar. y a pesar de que a lo largo de su vida un 2 ha dado de todas las formas posibles, tiene miedo a perder esa máscara y encontrarse con su gran terror: el verse a solas y tener que encargarse de su situación y sus necesidades

función de su ego

la función de esa máscara que ha creado es la de ser considerada una persona guay, en todos los sentidos: cercana, afable, amistosa, facilitadora, capaz de ayudar a todas las personas, con todas las situaciones que se le presenten, haciendo que cada relación refuerce esa falsa identidad

proyección distorsionada

cuando a un 2 es descubierto, proyecta toda su ignominia, su necesidad de reconocimiento, en los demás; entonces, cuando toda su manipulación y control pierden efecto y su entrega no es correspondida, acusa a los demás de egoísmo y de ser “malas personas”

el carácter del centrotipo 2 según la psicología

tipo de carácter: sanguíneo

el perfil del carácter sanguíneo es propio de las personas calmadas, ciertamente atrevidas, aunque también muy egoístas, desconfiadas y cínicas

los sanguíneos son personas prácticas, apasionadas por el trabajo y el dinero; aunque se relacionan con facilidad, no les interesan las conversaciones profundas, sino más bien conseguir que las relaciones que trazan con las personas marchen correctamente

otro don de los sanguíneos es el de comprender las situaciones más difíciles y complicadas, lo que les hace adaptarse, al parecer libre y sanamente, a las situaciones emocionales de los demás

trastorno egótico: masoquista

cuando el 2 se sumerge en su ego, puede aflorar un trastorno masoquista. esto es habitual en personas que en su infancia fueron humillados o avasallados sin que nadie les defendiera, así que el sujeto desarrolla la capacidad de defenderse activamente de los demás, transformándose en víctima, idealizando a sus perseguidores 

un masoquista ha desarrollado una especie de orgullo en su capacidad para definirse como víctima, y ser capaz de hacer frente a las situaciones cotidianas sin que ese perfil le haga daño

esto le lleva a adoptar una aparente sumisión en la relación, que combina con elementos de agresividad pasiva que desatan, en casi todos los casos, ciclos disfuncionales donde su miedo se hace realidad: los masoquistas, esperando ser humillados, desarrollan las condiciones que favorecen su maltrato 

el resultado es el de personas contradictorias, llenas de resentimiento y envidia, que critican a los demás de forma encubierta, dando y quitando valor a las cosas dependiendo de con quién esté

el centrotipo 2 según la numerología

si tu fecha de nacimiento suma 2

eres un mediador. el que conecta a la gente entre sí

eres una persona cariñosa, armoniosa, de carácter mediador. casi dócil, se podría decir… es algo que dejas ver en tu mirada

tu genética, está diseñada para estar en mitad de los movimientos energéticos importantes, así que no se te encuentra en los bandos que se atacan, sino más bien en el medio y de forma muy discreta, y siempre con un fin egótico 

no te gusta ser el centro de atención, así que transmites un carácter afable, calmado, que te ayuda a suavizar cualquier conflicto

inconscientemente, tu camino como persona mediadora es precisamente el futuro, porque tu intención es ayudar a los demás, y te gusta todo lo relacionado con el tarot, el i ching, las ciencias ocultas, la psicología, la expansión de consciencia… 

sientes que puedes ayudar mucho si aprendes estas terapias

quizás por este estatismo, por verte siempre entre dos mundos, piensas demasiado en lo que los demás piensan de ti, y por eso, al involucrarte tanto en los problemas, es decir, pensar sobre lo que los demás piensan, puedes pasar demasiado tiempo con energías que  no te convienen, aunque puedas creer que es mejor eso a tu soledad

recuerda que las personas se preocupan de lo que tú piensas de ellas, así que no te preocupes tanto por satisfacer sus necesidades. tu propio equilibrio debe ser roto de vez en cuando, así que acércate a gente positiva que hace su vida, en lugar de que te necesiten de alguna forma

un consejo para encontrar tu expresión: busca a personas impares, que generan cambios, porque son las que te harán crecer

los símbolos de un centrotipo 2 en el tarot de marsella

la papisa

la simbología del tarot de marsella tiene, en el número 2, a la figura de la papisa, el arquetipo de la espera paciente, de la imperturbabilidad y la resistencia [que no resiliencia] al cambio

se trata de un arquetipo de una anciana, religiosa, aferrada a sus creencias, inamovible… su libro demuestra su afán por encajar con las leyes, y su visión hacia la izquierda de la carta, centrada en el pasado y oculta bajo enormes telares que cierran su perspectiva, le impiden verse más allá de sus propias convicciones

por suerte, hay un huevo tras su regazo, un huevo que representa las oportunidades de cambio, de crecimiento y de innovación, relacionado con una oportunidad de cambio, de reinventarse y empezar de nuevo mirando hacia su interior

el tarotipocentrotipo elevado 2

la fuerza

la papisa tiene a la fuerza como tarotipo o centrotipo elevado. el 11, el número más elevado de este plano y el que abarca todos los perfiles y experiencias centrotípicas, se reduce hacia un 2 como ejemplo de la lucha más ordinaria de este plano: el del ser humano contra su propia humanidad

la figura se divide en dos partes bien diferenciadas: la superior, donde la fuerza se muestra impasible, como si el enfrentamiento no le sorprendiera, y la inferior, con un animal que parece salir del propio regazo de la fuerza, simbolizando el aspecto más desconocido y rechazado de sí mismo

aprender a generar atención consciente, escuchando sus propias señales, elevan la existencia del 2 hacia el control de su propio ser, haciendo que cese la lucha

cómo volver a estar en tu centro

cuál es tu verdadero propósito

el verdadero propósito de la vida es la aceptación de uno mismo y de las situaciones que le rodean

esa aceptación, en el caso de un 2, se disipa y se pierde, porque para una persona que ha considerado egoísta el pedir a los demás, es incapaz de aceptar su propia naturaleza humana y su necesidad básica de afecto

la soledad creativa, entonces, el descubrir tus infinitas capacidades más allá de lo que otros pudieran ofrecerte a cambio de tu compañía, hace que te instales en la humildad, en el dejar hacer y dejar de controlar, y eso te pone de cara hacia tu interior, en una introspección profunda que te ayuda a resolver carencias que habías desarrollado hacia ti

dar amor sin esperarlo de vuelta es tu verdadera expresión; como ya no tienes estás a la expectativa de que te reconozcan y te aprueben, dejas de agradar a los demás y empiezas a centrarte en ti

R

establece tu punto cero

tu punto cero, tu wei bu wei, es intentar reconocer que tu papel en la vida no es agradar a los demás, sino reconocer tu poder intrínseco, que no tiene nada que ver con los infinitos agradecimientos que buscas en los demás

es necesario hacer punto y aparte en toda esa vida de entrega y sacrificio, mediando en cada problema que tenga la gente de tu alrededor, y empezar a crear acciones que tengan más que ver con tus propias necesidades y no con las de los demás

P

trabaja en tu punto cero

1. escucha tus propios movimientos: ¿para qué te acercas a las personas? ¿cuáles son tus motivaciones reales? ¿qué intentas conseguir?

2. crea un punto de autoobservación, para saber qué cosas te gustan y te atraen, y hazlo sin que los demás intervengan en esa elección

3. confía en la vida porque te está dando todo lo que necesitas para conocerte y quererte

da un salto cuántico

tu salto cuántico o salto de consciencia llega cuando descubres el inmenso gasto de energía que has invertido en ayudar a los demás, hasta descubrir cómo ninguna de tus motivaciones era genuina sino únicamente interesada

reconocer este punto es doloroso, ya que te abre los ojos a tu propio perfil, al porqué de tu huida, pero te enfoca inmediatamente en ti, como causa de esa evitación y, por tanto, empiezas a dar los pasos necesarios

guía esencial para volver a tu centro si eres un centrotipo 2

esencia 2

siente tu cuerpo

conócete a través de tu cuerpo

esencia 2

conoce tus movimientos

profundiza en tu lenguaje no verbal

esencia 2

dirige la energía

conecta con la vida y dirige su energía

descubre tus señales

escribe tu guía siguiendo 3 disciplinas diarias

amplía tu propiocepción 

aprende a escuchar tus necesidades 

confía en que la vida te da lo que necesitas

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies