el viento que eleva

el viento que eleva
cabalga el camino hacia sus alas,
y lo que era deseo
vuelve convertido en experiencia

el descanso
acaba cediendo
al vicio encerrado en cristal

la espera amable abre la puerta
a ese lado no tan humano;
y aquella bandera,
diluida en un manto azul,
recuerda el olvido de tus calles

arriba, la cruz del cielo,
que baila sólo con los pájaros
que buscan el atardecer,
se abre al viento que eleva

es el viento que sopla
sólo en la dirección del que escucha,
y que nos ata a lo que nos desata

el viento que eleva escucha,
y se pierde en letras,
y siente mis ojos…

al final aprendí
que era en su mirada
donde encontraría el cielo

carlos burgos, 21 de mayo de 2021

centro punto cero utiliza cookies | si continúas navegando aceptas su uso | pulsa en este enlace para más información

  ACEPTAR
Aviso de cookies