Tu enemigo interior

“Si no tienes un enemigo dentro,
poco podrán hacer los enemigos de fuera.”
Proverbio africano

 

No hay enemigos ahí fuera. No los hay en tu trabajo, en tu familia, ni siquiera en las calles.

La única persona capaz de dañarte no está en ningún sitio… sino en tu interior.
Ese enemigo nació dentro de ti cuando tus padres, tus hermanos mayores, tus profesores y tus compañeros del colegio te atacaron durante días, meses y años diciéndote que no podías ser Feliz. Cuando, superados por sus propias incapacidades, te dijeron que tú tampoco podrías hacer lo que para ellos era inalcanzable.

Esas voces se instalaron en tu conducta, como programas sobre tu sistema operativo, alimentados por la humillación, el insulto, el menosprecio, la burla y el descrédito que sufriste…

Todos esos programas, basados en una educación plagada de “no puedes”, “no debes”, “no sabes”, “no sigas”, y el eco de esas instrucciones ha seguido repitiéndose, de forma inconsciente, en tu interior, durante todos estos años.

Por eso, cuando vas a una entrevista de trabajo, cuando quieres conocer a la chica que te gusta, cuando deseas tener un hijo con tu marido o cuando necesitas que el banco te dé un crédito para un nuevo negocio, Resuena la voz de tu enemigo interior recordándote aquellas palabras: no puedes, no debes, no sabes

No puedes, no debes, no sabes, no sigas, no molestes, no eres nadie… No eres nadie.

Y ése es tu verdadero enemigo: el que te dice que no eres nadie sólo porque a un montón de personas, incapaces de lograr algo por sí mismas, les aterraba la idea de que fueras algo más que ellas. O porque querían que no sufrieras los fracasos que, por su debilidad, jamas tuvieron el valor de afrontar.

Sin embargo, tengo una buena noticia para ti: puedes derrotar a ese enemigo, desprogramarte y comenzar a crear nuevos pensamientos, en otra frecuencia.

Para empezar, no culpes a las personas que intentan hacerte daño, porque si tú te quieres y te respetas será imposible que las palabras de otros te duelan. Hasta ahora te han dolido porque tu enemigo interior ha reafirmado lo que escuchaba: si alguien intentaba dañarte con sus palabras para liberarse de sus propias frustraciones, y te insultaba o menospreciaba, y tu enemigo interior asimilaba y hacia suyas esas palabras, ¿quién crees que era el responsable de tu dolor?

¿Te recuerdo quién es la persona que ofrece vivienda, alimento y comodidades a tu enemigo interior? ¡Eres tú quien cuida de ti, con todos tus programas y costumbres! Eres tú, por tanto, la persona responsable de que todos esos agravios, insultos, menosprecios y descréditos sigan funcionando.

Es posible que pienses que tuviste mala suerte, porque caíste en una familia, en un colegio, en un entorno donde se te hizo daño, y que no tenías culpa de nada. Desde luego, jamás tuviste culpa de lo que te pasó, pero ahora que sabes lo que ocurre eres totalmente responsable de ponerle fin.

¿O vas a seguir señalando al que te hizo daño, enquistando la culpa, derivando las responsabilidades, y quedándote en una queja que no te ayuda a resolver nada?

La Vida nos pone dificultades, personas que entorpecen nuestro camino, que Resuenan con algo que traemos en nuestra energía a través del tiempo, y que es necesario sanar. Así que todo eso que Disuena, todas las malas experiencias que vivimos son necesarias para sentir el dolor porque eso lleva al despertar.

Es imposible caminar hacia tu mejor versión si no encuentras dificultades, obstáculos, barreras, palabras limitantes y personas castradoras que están ahí como efecto de tu Resonancia. Están ahí respondiendo a la frecuencia en la que está operando tu mente.

Los enemigos de fuera seguirán apareciendo hasta que no liberes todos esos programas subconscientes que te hacen Disonar, y caminar con dificultad.

Si quieres, puedes conocer nuevos principios y aprender a meditar, para profundizar en ti y saber qué debes liberar. Puedes hacerlo con mi guía, aquí.

Espero que te quieras y tomes un nuevo camino. El Amor hacia tu interior tiene mucho que decir para lograr que la Vida sea tal y como esperas, y no como te dijeron que debías vivirla.

Mucha Resonancia 🙏 para conseguirlo.

Tu comentario, aquí. Consultas, sólo en Encuentros.