Alcanzar mi vocación

Centro Punto Cero Foros Guía Transpersonal Alcanzar mi vocación

Este debate contiene 3 respuestas, tiene 2 mensajes y lo actualizó  Luisa hace 5 meses.

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)
  • Autor
    Publicaciones
  • #17999 Respuesta

    Luisa

    Llevo tiempo ya intentando poner en marcha un proyecto para dedicarme a lo que he querido desde siempre, Después de años con trabajos que solo me servían para salir del paso he empezado a volcarme más en esto pero el miedo me impide dar el paso final. Siento que quizá no sea lo suficientemente buena… de ahí mi consulta, el trabajo.

    Mis cartas:

    1- La papisa: veo una mujer sentada, aburrida, mirando al horizonte pero sin mucho interés y fingiendo prestar ateción a un libro que no le interesa

    2- El emperador: veo a un hombre con postura desafiante y portando una cruz como muestra de su poder, Su rostro refleja tristeza la mirar al horizonte

    3- Veo a un joven importante como reflejan su corona y su cetro. Le lleva una carroza de caballos para que ni siquiera tenga que caminar. Es un lider

    Muchas gracias

    #18000 Respuesta

    Luisa

    Perdón, la tercera carta es el arcano VII, le chariot

    #18530 Respuesta

    Carlos Burgos
    Jefe de claves

    Durante mucho tiempo me sentí como tú, Luisa: pensaba que quizás no era lo suficientemente bueno…

    El caso es que, esté bien o mal pecar de egocéntrico, o esté bien o mal pecar de ser excesivamente humilde, lo cierto es que todo parte de uno mismo.

    Así que, como nada está bien ni mal, como todo lo que pensamos de lo que las personas hacen está basado en lo que nosotros creemos que debemos o no debemos hacer, si yo me atribuyo algo que me hace Feliz, que me gratifica y, qué coño, que me corresponde, como decir que soy lo suficientemente bueno en lo que hago, resulta que es el primer paso para conseguir crecer y salir adelante.

    Lo repito: valorarse a uno mismo, decir “soy bueno en lo que hago”, es el principio para crecer. ¿Algún razonamiento para hacer esto? Primero, que me sale del pepino decirlo. Ea. Y segundo, que mi primera y última intención es ser Feliz y hacer Felices a otras personas, motivo suficiente para seguir adelante con mi camino.

    Si la gente, al leer o escuchar esto de mí, de ti, de quien sea, piensa que una visión así es criticable, sinceramente, me la pela. Me la pela total lo que la gente piense de mí.

    Lo que importa es lo que yo pienso de mí.

    Obviamente, durante mucho tiempo no me la peló en absoluto, y lo pasaba fatal. Lo pasaba mal con la crítica. Pensaba que no estaba preparado porque ese había dicho que yo decía esto, que no sabía de aquello, que me metía en terrenos que desconocía… En fin., me creía esas voces que decían que jamás podría editar un libro, dar una entrevista para la tele o la radio, impartir una conferencia… Pero hice todo eso, y mucho más.

    Todos esos miedos, provenientes de lo que yo pensaba que otros pensaban de mí, estaba relacionado con lo que yo pensaba de mí pero ponía en la cabeza de esos supuestos “otros”.

    La crítica hacia uno por parte de otros, no es más que la crítica de uno mismo proyectada en esos otros.

    Viendo lo que me cuentas, estás en el mismo rollo que yo estuve: vienes de un momento de rigidez, de aburrimiento, de falta de interés por haber pasado por demasiados aros. Vienes de haber vivido una vida insulsa, llena de dogmas, prejuicios, antigüedades y muchos, muchos credos.

    Te definió en su momento el rictus de La Papisa, siempre tan ensimismada en su rollete, un poco viejuno y cansino ya.

    Has pasado de eso, quieres algo mejor, y ahora estás con esa actitud de El Emperador, con ese aire desafiante, con esa muestra de tu poder, supongo que con algún material que has sacado a flote al haber invertido mínimamente en todo lo que tienes entre manos, pero el miedo te hace sentir eso, lo que ves en él: tristeza.

    Ves en él lo que tu llevas: una mirada perdida hacia un horizonte que dejas atrás, algo que pierdes para siempre. Un horizonte que es la línea que hacía tope con tus ideas, el techo que te impidió crecer, la jaula donde te criaste y que, por supuesto, al salir de ella, te hace sentir una mezcla de miedo y nostalgia. A todos nos pasa.

    Coges un avión para largarte de un infierno que no aguantas más, y cuando la azafata está diciendo que te abroches el cinturón que la cosa va parriba te pones a llorar. A mí me pasó. ¡Y eso que quería huir!

    Pero nos ata el recuerdo, el miedo al cambio, ya sabes.

    La cuestión es que todos los pasos que estás dando te enfocan a un futuro muy prometedor: El Carro. Representa el futuro de la conquista, un futuro que, según tú, se refleja en tu corona y en tu cetro, en una carroza de caballos que hace todo por ti para que tú ni siquiera tengas que caminar.

    Todo se está disponiendo, gracias a esa valentía de esforzarte por ser todo lo buena que ya eres, para hacerte crecer, para que rompas con tu pasado y hagas una nueva y excitante vida más allá de la jaula en la que estuviste encarcelada.

    Ahora, cuando llega el cambio, el ego, ese animal que todos llevamos dentro y que tanto teme lo nuevo, se inventa todo tipo de excusas para putearte y hacer que sigas donde siempre. Pero no hagas ni caso. Sólo quiere cero sobresaltos, cero cambios, cero desgastes, todo fácil.

    Ni caso.
    Tú eres mucho más que tu ego.
    Y tienes una importantísima misión que cumplir.

    Recuerda, a tu ego, que le den: seguirá proyectándose ahí fuera, en argumentos negativos, en personas tóxicas, en barreras, pero nunca olvides que las mejores competiciones tienen todo tipo de obstáculos.

    Feliz lucha y ánimo 🙏

    #18531 Respuesta

    Luisa

    Wow! Muchísimas gracias, hasta se me han saltado las lágrimas!

Viendo 4 publicaciones - del 1 al 4 (de un total de 4)
Respuesta a: Alcanzar mi vocación
Tu información:




Uso de cookies

Centro Punto Cero utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies.

Pulsa en este enlace para más información. ACEPTAR

Aviso de cookies