Por qué no era el Amor de tu vida

“Al principio todos los pensamientos
pertenecen al Amor.
Después, todo el Amor
pertenece a los pensamientos.”

Albert Einstein

 

Cuando trato una ruptura sentimental en mis sesiones personales, suelo escuchar un referente de forma habitual: todas las personas perdieron al  que era el Amor de su vida.

Medio año después de mi primera ruptura yo también pensaba lo mismo: pensaba que me había dejado el Amor de mi vida, una persona única e irrepetible. Y seguramente esa valoración era totalmente acertada porque todos somos diferentes… pero el ser diferente no significa que alguien sea el Amor definitivo y final.

De hecho, después aparecieron dos, tres, cuatro y hasta cinco amores de mi vida más.

Todos fueron Amor… y ninguno lo fue.
Voy a explicarte esto para que desmitifiques el concepto.

La afirmación más rotunda tras una ruptura es, como digo, esa de “era el Amor de mi vida”. Y, sinceramente, una persona que no está contigo no es el Amor de tu vida, entendiendo la singularidad como la relación cumbre más importante. Confundiendo “el” pensando que no habrá “los”.

Estás son las razones:


1. Si te dejó,
estuvo contigo para enseñarte algo

Todas las personas que pasan por tu vida, lo hacen para enseñarte algo. Todas son espejos que reflejan tu actitud. Muchos no entienden o no quieren entender esto, atribuyen a una relación la etiqueta de divina o sagrada, y ponen a esa persona a la altura de una musa.

Perderá, con el tiempo, por supuesto, el atributo, pero aferrarnos a esas convicciones hará que la etiqueta tarde en caer.

Para empezar, una relación no se rompe el día en que se rompe. Una ruptura se lleva gestando en la cabeza de quien abandona a lo largo de meses, incluso años. Si te han dejado significa que la persona que lo ha hecho no quería decirte la verdad por miedo a quedarse sola, y tú eras inconsciente de lo que ocurría.

Tienes miedo a quedarte contigo a solas

Cuando tu ex te deja y te mantienes en un estado de negación tras la ruptura, rechazas actos conscientes por los cuales tu pareja intentó manifestar su desacuerdo y su falta de conexión contigo en innumerables ocasiones.

Es decir, seguramente en tu relación hubo celos, búsqueda de otras personas, fines de semana separados, altibajos, crisis, indirectas —o directas— para romper con todo, escarceos en las fiestas del trabajo…

Esa inestabilidad, la falta de comunicación de tu ex y/o tu negación sistemática de la realidad acabaron cegándote, y tú creíste vivir un camino que era muy diferente al que tu pareja transitó.

Para empezar a crear consciencia de este punto, debes saber que cuando una crisis de pareja hace que una persona pida espacio a otra, significa que esa persona ya gira en otra órbita. Si hay distanciamiento, por mínimo que sea, se gesta una posible separación.

Quien tiene un comportamiento más femenino, más emocional, suele pedir espacio a una persona que se refugia en su zona de confort, en sus objetos, en sus hobbies. Quien es más emocional difiere del racional, la típica persona que vive con miedo a relacionarse por volver a perder el afecto maternal.

Esto hace que el racional se refugie en cosas a las que puede sustituirlas si se pierden o se rompen. De esta forma quien es más racional transforma a su pareja en un objeto, al que utiliza junto al resto de objetos sosteniendo su fútil e insustancial día a día.

Deja que la Vida Fluya

Esa búsqueda de espacio es bidireccional, lo buscan tanto el uno como el otro, así que la persona rechazadora y la rechazada buscan sus propios rincones: la persona que rechaza se refugia en objetos por miedo a perder algo que no puede sustituir; la persona rechazada busca su espacio sin encontrarlo por miedo a quedarse sola.

Esa búsqueda de espacios las mantiene juntas pero separadas, viviendo un encadenamiento por pura dependencia. Por miedo a la soledad.

Tras un tiempo de soledad en compañía, la persona emocional que es rechazada por la racional suele abandonar la relación. Entonces, esa persona abandonada habla de haber perdido al Amor de su vida, pero ¿puede el Amor existir por una persona a la que previamente se ha rechazado?

Si una persona te abandonó porque, al ser más racional que emocional, le obligaste a buscar sus propios espacios, porque no querías pasar tiempo junto a ella y veías más oportuno satisfacer tus vacíos a través de las cosas, esa persona no era el Amor de tu vida sino una persona que vino a enseñarte el Amor propio.

Vino a mostrarte el camino hacia las emociones de las que tanto huías y encontraste en tu pareja


2. Si vivías por el futuro, te dolerá el pasado

En mi libro ¿Sabes por qué te han dejado? narro una anécdota que viví en Ibiza, donde una persona de 50 años parecía sufrir el mismo abandono y desolación que yo sentía con 26.

Ese sentimiento de abandono era idéntico al abandono y desolación que sentían alumnos de 1618 años de mis clases de teatro, donde también había gente de más de 60 con el mismo problema.

Parece que el dolor de la separación no tiene edad: impide que abramos los ojos a la realidad. La mente, tan acostumbrada a convertir el día de mañana en futuros imposibles, incapaz de vivir el presente, sigue estructurando la realidad a largo plazo.

Es decir, cuando te quedas a solas sigues con la inercia de agarrarte a futuros imaginados, aferrándote a objetos, a lo racional, a cosas fácilmente sustituibles, y vives con la mente puesta en los próximos seis meses o tres años.

Tu error es creer que tienes tiempo

Sin embargo, cuando llega la ruptura, todo ese tiempo que parecía tangible y real se desvanece. Los castillos creados en el aire se volatilizan. El cerebro, por propia Naturaleza, sigue pensando de la misma forma y proyecta el dolor hacia el futuro. Y comienzan los “todos mis amigos casados, y yo a esta edad, qué voy a hacer”

La añoranza, el dolor por lo vivido, es un absoluto desconocimiento del funcionamiento de la Energía del Universo. Ese conocimiento te dice que nada en la vida se pierde, que todo se transforma, y que la única forma de ser feliz mañana es siendo feliz hoy.

Cuando el miedo te ha aferrado al futuro, has generado dependencia. Cuando huyes del Amor, del presente, intentas mantener a flote una relación de pareja sin Amor, así que cuando la relación se rompe sueles pensar que la Felicidad perdida es irrecuperable.

Que sólo esa persona, esa fuente, una persona entre miles de millones podía ser la responsable de tu Felicidad

… cuando la Felicidad sólo está en tus manos, y no puedes dejarla en las de nadie.

Mirar al pasado y añorar lo que ocurrió, temer ser el último de la fila o que se te haya pasado el arroz, es tener muy poca perspectiva. Es una actitud que proyecta a largo plazo lo mismo que vives ahora y, en efecto, lo materializas  de esa forma.

El que teme y a lo que teme, van juntos

Si piensas que esa persona que te abandonó era el Amor de tu vida y que jamás volverá a haber nadie igual, si temes que nadie te hará feliz es que estás proyectando tu dolor hacia el futuro y eso es lo que generarás: tu dolor actual para siempre.

Un pensamiento acerca del pasado habla de tu escasa perspectiva por haberte aferrado a una Vida que fluctúa y que has perdido. Desengáñate: ¡perder todos esos supuestos futuros es algo positivo!

El miedo te ancla a la realidad, aunque sientas temor por lo que viene.

Si estás experimentando esto, enhorabuena: empiezas a vivir la incertidumbre del futuro por vivir en el presente. Así es como vas a empezar a vivir la Vida de verdad. Cuando a mí me ocurrió, convertí el día de mañana en pasado mañana.

¿Puedes hacer tú lo mismo?


3. Cuando hay dependencia, hay odio

Si pensabas que el Amor de tu vida era una persona que, tras la ruptura, puede suscitarte odio, y te parece absolutamente lógico y normal adherirte a amistades que maldicen, como tú, a la persona que te hizo daño, o afiliarte a trincheras de Internet donde van y vienen las paladas de mierda de un bando a otro, de hombres despechados contra mujeres infieles, o mujeres rencorosas contra hombres promiscuos, o cualquiera que sea el asunto que lleva a los géneros a enfrentarse y a volverse fríos y distantes, si te parece que sentir rabia es propio del Amor… es que no entiendes el Amor.

De hecho, si piensas que el Amor puede llevarte al odio, es que jamás sentiste Amor.

Si piensas que es Amor, piensa de nuevo

El Amor es, siempre, Amor por ti mismo. Esto significa que si tú no te Amas es imposible que Ames a otras personas.

Si estuviste al lado de alguien esperando a que te diera algo, pusiste tus propias expectativas de satisfacción, las que debías cumplir contigo mismo, en esa persona. Esto quiere decir que cuando esa persona dejó de darte y tú, como dependiente, acudiste a la fuente y la encontraste seca, terminaste dando patadas al grifo.

No digas te quiero para que te quieran

El Amor se da sin esperar recibir nada de vuelta, así que si en algún momento has sentido ira, desprecio, dolor, rencor e incomprensión por esa persona en la que se ha convertido tu ex tras la ruptura, estás demostrando que no has vivido el verdadero Amor, el incondicional, el que das a otra persona para que elija su camino, y el que te hace respetar cualquiera de sus decisiones.

Ama y te Amarás. Depende y te odiarás.

Cuando hay odio, hubo dependencia, y si hubo dependencia jamás existió el Amor. Si realmente crees haber estado con el Amor de tu vida deberías estar feliz por haber dado todo lo que tenías, —quizás inconscientemente—, pero en absoluto odiar a una persona por no haber cumplido lo que tú considerabas un acuerdo vitalicio, un “te doy a cambio de que me des”.

Esperar que alguien cumpla con tu dependencia habla de tu debilidad… no de Amor.


4. El Amor no es fidelidad
ni lealtad autoimpuestas.

El supuesto sentimiento de Amor es, habitualmente, un pensamiento de fidelidad y lealtad autoimpuesta.

Cuando se da la ruptura, la persona abandonada suele abstenerse de tener relaciones con otras personas y, de repente, siente una especie de respeto sagrado por su ex: deja de tener libido, deseo sexual… Incluso deja de masturbarse conscientemente porque siente culpa al hacerlo.

El problema es que cuando supera su depresión y comienza a relacionarse, esa culpa continúa. Huye de que su ex crea que se ha convertido en otra persona, alguien diferente, que ha cambiado, que puede tener relaciones con conocidos y desconocidos.

Es decir, intenta seguir dando una imagen de pureza para recuperar lo perdido.

Si piensas que el Amor es mostrar una fidelidad y lealtad más allá de la relación, si necesitas que alguien del pasado o del presente valore lo que eres, incluso alguien que ha decidido no estar contigo, tan sólo significa una cosa: sigues pensando que debes corregirte para agradar a tu ex, lo que significa que viviste una relación de dependencia basada en la aprobación.

El Amor te hace auténtico

Fuiste la persona que tu ex quería que fueras, no la que tú eras realmente, así que te transformaste durante la relación y acataste todo tipo de injusticias basadas en la insatisfacción de una persona que tenía miedo a quedarse sola.

Con el tiempo, sometiste tu comportamiento a un constante ajuste de fidelidad y lealtad por una persona que, una vez te abandona, sigue parametrizando tu comportamiento.

Sigue siendo el eje que te domina.
En realidad, te dominas a través de esa persona.

Si creías que el Amor de tu vida, el verdadero y definitivo, es alguien por quien debes seguir mostrando fidelidad y lealtad a pesar de haberte abandonado, habla de tu falta de autoestima y de tu escaso Amor propio.

Todo eso te llevó a regir tu comportamiento según las directrices de esa persona —tu ex—… que se quería aún menos que tú. Se quiso tan poco, que prefirió estar con alguien a quien no quería —a ti—, antes que estar consigo misma.

Es decir, buscaste estar mal acompañado antes que a solas. Lo importante no es dilucidar cuánto se quería tu ex, sino algo mucho más importante: intentar comprender por qué Resonabas tú, por qué reflejabas y empatizabas con esa actitud de automenosprecio.

Tus Resonancias, las personas que reflejas, hablan de ti… ¿Quieres cambiarlas y que hablen de aprecio y de confiar en tus posibilidades?

¡Está en tu mano!


5. El Amor es energía y la energía es presente, no pasado.

El Amor es la manifestación física de la vibración de tu energía, lo que significa que el Amor es una energía presente, no pasada.

La Vida, el Amor, las relaciones, el placer, el encuentro, una mirada, todo eso es la energía que emite el Universo al moverse el presente, el hoy, no el ayer.

Por eso tu vida, la mía, la de todos, es presente, está sucediendo, en todo momento, hoy…

No ayer.

Si crees que el Amor de tu vida sucedió en el pasado, te equivocas. El único Amor de tu vida real, consistente y tangible es el Amor que ahora vives. Y el Amor que ahora vives está relacionado siempre con el Amor que sientes por tu vida, con lo que tú piensas de ti.

El Amor que te tienes, cuánto te quieres, cuánto te valoras.

Esto quiere decir que el Amor de tu vida existe cuando tú te Amas, y siempre en el momento presente.

Yo, como tú, también perdí un Amor. O dos. O, quizás, tres. Perdí la cuenta cuando me di cuenta de que el verdadero Amor surge en el presente, te relaciona con el ahora, y se proyecta en la persona que está frente al espejo.

El verdadero Amor por ti hace que esa otra persona, tu pareja, te Ame porque vibra y Resuena con tu energía.

Dios los vibra y ellos se juntan

Por todo esto, sólo conocerás el Amor de tu vida cuando te Ames, no cuando dependas. Sólo entenderás, comprenderás y vivirás la esencia del Amor cuando vivas el presente, Amando lo que eres y haces, no esperando a que otras personas te cuiden y acurruquen y se presten, solícitas y serviles, a hacerte feliz…

… cuando tú no lo eres.

El Amor de tu vida, por tanto, no te abandona, porque si lo hace no te Amaba. Y si no te Amaba se debe a que existían conflictos que tú propiciaste, de los que no fuiste consciente y que, por supuesto, parten de ti reflejándose en las personas.

Transciende a la idea del Amor romántico, y crea la idea del Amor unívoco, el que siempre existirá en ti reflejándose en los demás.

El Amor, a fin de cuentas, es una historia que continúa a través del tiempo.

No le cierres las puertas por lo que te ocurrió, porque siempre fue para aprender y Amar mejor 🙏

7 pensamientos en “Por qué no era el Amor de tu vida”

  1. Increíble artículo que me hace ver una vez más lo que tengo claro desde hace tiempo. Yo experimente la soledad en pareja, durante mucho tiempo buscaba en el la culpa de no darme lo que yo necesitaba y quería, por fin desperté y vi todo claro, no tengo nada que reprocharle, sólo puedo agradecerle todo lo que ha echo por mi. Gracias a el, soy independiente, autosuficiente y feliz. Enamoradiza donde las haya. Los celos solo son la necesidad de mantener agarrado y sujetó lo que tienes. Es como cuando hablamos dentro de una relación de la fidelidad como una obligación, la fidelidad es una opción si estás con la persona adecuada, si disfrutases su compañía no necesitas un contrato ni una obligación la fidelidad llega sola.
    Y si no que me lo digan a mi que le soy fiel a alguien con quién no tengo más que una amistad, y con eso basta, me dedica el tiempo que considera y disfrutamos los momentos juntos, me da igual donde este, viva o con quién se acueste, yo no le necesito simplemente me encanta cuando estoy con el. Yo siempre digo que no es con quien te acuestas si no con quien deseas levantarte cada mañana. Sola se está muy bien, y el amor hay que dosificarlo, como todo lo que se usa en exceso al final se pierde su esencia. Me encanta la sensación de estar enamorada y estoy deseando enamorarme muchas veces a lo largo de mi vida porque creo que el amor y el compartir todo lo que eres sin reserva con alguien es algo increíble te correspondan o no, lo importante es el sentimiento. Y respecto a mis futuras rupturas espero que sean pacíficas al igual que estoy intentando hacer las cosas bien en esta. Además una cosa os digo, cuando el amor se acaba es algo recíproco dejáis de vibrar en la misma frecuencia y habéis cumplido un ciclo, podéis seguir siendo amigos si sois capaces o continuar cada cual con vuestra vida, pero las personas que se quedan ancladas al sufrimiento de la ruptura es más por el miedo de volver a empezar que porque realmente sintieran amor verdadero.

  2. Como siempre eres exactamente tan explicito que resulta imposible no comprender por donde pasa el Amor.. gracias siempre por existir Carlos Burgos…

  3. gracias por todo lo que enseñas, en estos momentos de pleno duelo y con mi centro en lima bailando samba. Volvi a refrescarme la mente con tus enseñanzas. Es como si viniera alguien a darme una bofetada de realidad, sigue asi por que ami al menos me has cambiado y mejorado la vida. Gracias de nuevo maestro.

  4. Tu ayuda fue muy importante para mí, tuve el valor de terminar con una relación basada en dependencia, bendigo a mi ex que me enseñó la falta de mi amor propio, el despertar depende de uno mismo y entender que el presente es aquí y ahora. La vida sigue de frente y las posibilidades son infinitas, lo principal e importante es amarse a uno mismo. Perdonarse, sin odio ni rencor, pensando en positivo. Gracias por tu guía.

  5. Hola Carlos Buenos días. Me podrías explicar por que después de un abandono… solo tengo pensamientos sobre ella el 90%, solo veo parejas felices, y tengo miedo a q nadie me vuelva a queter y quedarme solo? Lloro mucho… pero llevo un mes así y no veo luz. De contacto cero radical 8 días. Un saludo.

    1. Pablo, ningún mensaje por aquí, rápido y gratuito te va a ayudar de forma instantánea y milagrosa. No ayudo a través de los comentarios porque es desperdiciar el tiempo.

      Es necesario hacer algo más profundo.
      Te lo digo por experiencia.

      Te recomiendo que compres mi Programa Dolor Cero®. 22 días de ayuda y un gran libro con todas las respuestas. Y por sólo 29 euros. Lo tienes pulsando aquí.

      Comprándolo te ayudas a ti y me ayudas a mí.

      Mucha Fuerza.

  6. Muchas Gracias! fue increíble leer esto, incluso tengo ganas de llorar, pero de ese llanto que viene con una sonrisa, porque sabes que has aprendido y es realmente liberador. Gracias, toda mi buena energía para ti Carlos ^_^

Tu comentario, aquí. Consultas, sólo en Encuentros.