Los celos

¿Quieres aprender mucho más,
sobre tu ruptura sentimental, tu pérdida
o tus relaciones de pareja?

Suscríbete a mi Programa Dolor Cero® | Supera tu Ruptura
y recibirás 11 días gratis de mi Guía,
para saber todo lo que ha ocurrido en tus relaciones.

 


“Ser celoso es el colmo del egoísmo,
es el amor propio en defecto,
es la irritación de una falsa vanidad.”
Honoré de Balzac

 

“Me va a dejar. Seguro que me deja. ¿Cómo no voy a tener celos si gusta a todo el mundo? Y al tío que saludó el otro día, ¿quién es? Ahora, con su nuevo trabajo, seguro que me olvida. Y a saber qué compañeros nuevos conoce. Y media hora lleva sin responder al WhatsApp. Pues bien que se dio prisa ayer en contestar a no sé quién. Seguro que esto acaba como todo lo demás.”

Seguro. Y tan seguro… como que al final acaba ocurriendo eso. Que la persona celosa y posesiva acaba abandonada.

No… no se trata de hablar de celos. No se trata de que tengamos que dar la razón a la persona celosa cuando dice: “el mundo está lleno de infieles”. Sucede justo lo contrario: se menosprecia a sí misma antes de que su pareja lo haga.

Una persona que tiene celos es una persona insegura. Es insegura porque siente miedo de estar sola, y necesita a gente a su lado. Ha dependido siempre de sus padres, de su entorno, de sus parejas… Siente inseguridad porque sabe que la Energía fluctúa, que el mundo cambia casi a cada instante, y sabe que en cualquier momento puede perder a una persona.

Y por supuesto, también es consciente de lo etérea que es una relación basada en la dependencia, donde hoy el máximo Amor es para esa persona y mañana lo puede ser para otra.

Casi todos valen para cubrir un vacío. La dependencia convierte a las personas en objetos.

Una persona celosa reprime su capacidad para elegir a la pareja que le gusta, porque piensa que debe conformarse con lo primero que llega. Piensa que no vale lo suficiente, y se agarra casi a lo primero que le toca en suerte. Teme a la soledad. Para una persona insegura que no se conoce y tiene miedo a quedarse sola, el abandono es sumirse en la total oscuridad. En una mente oscura, llena de conexiones neuronales por completar, de patrones mentales por sincronizar.

De vacíos que cubrir.

Así, una persona insegura tiene miedo a responsabilizarse de su propia vida y salir adelante por sí misma; demasiada energía para alguien que ha dependido siempre de los demás. Por esto, los celos no son más que dependencia. Miedo a que esa persona desaparezca de tu Vida.

Para que esta relación se dé ocurren dos cosas:

1. La frecuencia de vibración mental del que teme encontrarse con un celoso, es la misma frecuencia de vibración mental que tiene el celoso a encontrarse a una persona débil, insegura, que demande afecto y atención constante.

2. Que a fuerza de que la persona celosa muestre sus inseguridades y vacíos, su pareja acabará por menospreciarla de la misma forma que lo hace ella.

¡Esto es muy importante!: a pesar de que el celoso no hace más que darle vueltas a una posible ruptura aireando sus miedos y demostrando lo poco que se quiere, espera que su pareja se comporte Amando sin límite, admirando todo lo que su pareja hace y es… aunque ella no lo haga consigo misma.

¿Cómo alguien va a Amar todos esos aspectos que su pareja rechaza de sí misma? ¿Cómo querer y admirar a una persona que no se quiere ni se admira? Los celos son una enfermedad llamada .

Por esto, tras darse la conexión cuántica de la persona celosa con el objeto por el cual celarse, comienza a reforzarse el temor a medida que se manifiestan inseguridades que desenamoran paulatinamente a su pareja.

Tu inseguridad atrae las situaciones que te generan celos

Quien tanto teme y se agrede, y se menosprecia, se humilla, se duele, se ningunea y se degrada frente a su pareja exigiendo una atención exclusiva, pensando que así es el verdadero Amor, acaba por alejarla. Todo ese comportamiento obsesivo y lleno de miedo potencia la actitud que genera el celo y, por supuesto, acaba enviando la relación al cubo de la basura.

¿Culpa? De ambos. Porque el miedo que tiene el celoso es el mismo que el que teme a encontrarse con un celoso. Una persona con miedo a otra con celos escogerá, siempre, una persona con la cual no involucrarse demasiado sentimentalmente, a la que no tema perder, de la cual despegarse con facilidad…

Y cuando una persona que tiene miedo al Amor se junta con alguien de quien es fácil despegarse, es lógico que esa persona active y aumente su posesividad cuando haga, cada vez más, su camino.

Hasta que la relación termine por diluirse en el Vacío.

Dejemos que las personas sean libres. Que escojan lo que deseen. Todos buscamos la Felicidad, ¿por qué atar a otra persona para que cumpla con nuestras carencias? ¿Por qué exigir a una persona que nos Ame, cuando sus actos demuestran lo contrario? ¿Creemos que el miedo, la presión, la duda, la incertidumbre y el recelo van a conseguir que esa persona viva enamorada? ¿Alguien cree que los celos arreglan algo en una relación?

¿O, por el contrario, es la libertad que ambos ejercen, dejando que el otro escoja y viva su vida, lo que les une en la confianza y el Amor?

Quien crea que los celos son Amor, se equivoca. Los celos son una cárcel mental; el Amor, en realidad, debería vivir libre sin amenazas ni contratos vitalicios que nos anclen de por Vida a una persona que teme perdernos o a la que tememos perder.

Hay que dejar que los demás elijan su camino, sea o no a tu lado.

Un pensamiento en “Los celos”

Tu comentario, aquí. Consultas, sólo en Encuentros.