La sexualidad te convierte en lo que eres

“Tu cuerpo desnudo sólo debería pertenecer
a aquellos que se enamoren de tu alma desnuda”
.

Charles Chaplin

 

¿Y si la sexualidad fuera algo mucho más que encuentros entre extraños? ¿Y si resulta ser algo más que un acto social y es lo que nos conecta al alma de otra persona?

Si durante tu soltería estás haciendo sexo sin Amor significa que aún no has conectado con tu verdadero Amor

… que es el tuyo hacia ti.

Si todos supiéramos lo mucho que se equilibra nuestra energía con la de la persona con la que tenemos sexo, de qué manera Resuenan y lo bajo que vibramos cuando la persona que hay enfrente no nos hace sentir Amor, buscaríamos vibrar de una forma mucho más sublime, y no con el primero que aparece.

Sin embargo, eso implica agasajarse y cuidarse, elevarse por encima de lo que no queremos, así que dejaríamos de llevar la vida que no queremos vivir.

Como sabrás por esta lectura, el Amor que tienes por ti mismo justifica lo que te rodea, tu riqueza. Si te quieres mucho, te agasajas mucho, y sientes que tienes mucho. ¿Cuánto has ganado por ti mismo? Sin la herencia de otros, ¿cuánto sientes que tienes? ¿Mucho, poco?

Recuerda que cuanta más riqueza sientas tener, más te Amarás.

Así que el sitio donde vives o lo que disfrutas refleja en el entorno en el que vives. ¿Con qué sitio sueñas vivir? Porque si no disfrutas plenamente de lo que tienes, hasta el punto de desear otra cosa, significa que por mejorar tu vida actual haces muy poco. Y eso te hará sentir que no mereces mucha inversión en ti.

No prosperar en lo exterior significa no haber prosperado en lo interior, en quererte. Por supuesto, el paradigma del “no te quieren” tiene muchos niveles de carencia, y en algunos no se está tan mal, es cierto, pero que con cada encuentro sexual sin Amor bajas muchos, pero muchos niveles..

Cuando no te Amas te conformas con poquito, pero sigues con tus sueños ahí revoloteando pensando que son imposibles.

Te lo digo por experiencia.

Que cada uno decida a quién ofrece su sexualidad. Para mí la sexualidad, que no el sexo, es el máximo encuentro con uno mismo a través de otra persona, y no dejo que ese reflejo muestre cosas que no me gustan y me ancle a vidas que no deseo. Si eso sucede, acepto la existencia del otro pero sigo en busca de mi mejor versión, alguien que pueda reflejar el Amor por mí mismo de la forma posible.

Si eres capaz de utilizar el sexo para eso, para un mejor y más fascinante encuentro con tu Ser Superior, entonces has encontrado el camino. Al hacer esto ya sabes que lo que Amas de esa persona lo haces por un Amor ciego, por sentir que te falta algo que, en realidad, estás reflejando.

A mí me ocurrió.

Desconocía mi inmenso potencial, el que todos tenemos, porque no sabía o no quería admitir que esa otra persona con la que tenía sexo era el vivo reflejo de lo que yo era, y en mi huida hacia mejores reflejos sin permitirme hacer sexo con quien no Amaba encontré todas esas características.

Encontré ese potencial bloqueado durante mi etapa de soltero, teniendo encuentros sexuales con personas a las que necesitaba por no saber crear mi propio poder.

Aquellas personas con las que me acostaba pero con las no quería nada, ni mucho menos dormir o desayunar, Resonaban en mi frecuencia. La ceguera que nos impide verlo se debe a una Disonancia que el cerebro mantiene, y que nos impide que desarrollar nuestras capacidades:

Cuando entendemos que nos quejamos de una Vida que nos rodea y nos envuelve, y comprendemos que esa Vida somos nosotros, dejamos de quejarnos e invertimos nuestra energía en llegar lo más arriba posible.

Sin miedo a nada.

Ya he hablado muchas veces de la dualidad del mundo, de que eso que pensamos del otro y nos da miedo es uno mismo. Esa es la base cuántica de la dependencia emocional: en primer lugar, si sigues viendo a gente separada de ti, a personas que no eres tú, si ves a personas que tienen cosas que te agradaría tenerlas o gente que te desagradaría ser, habla de que no entiendes que estás viendo tu reflejo. Y, en segundo lugar, si buscas entre esas personas el Amor es porque no sabes que está en ti.

Si no te Amas por ti mismo y buscas el Amor en el otro, dependes de esa persona porque no has conseguido la Felicidad absoluta por ti mismo. Pero, cuidado, ¿qué es alcanzar la más absoluta Felicidad? Ser feliz sin sexo, por ejemplo, algo que sólo está a la altura de monjes que pasan horas meditando sin deseo de ningún tipo.

Paz interior total.

Si tú dices estar sin nadie y Amándote a ti mismo, a ti misma, disfrutando de tu soltería, supongo que tendrás esa Paz y Amor, es decir, el éxtasis diario que sientes es tal que todo lo superfluo como el comer, el reír o el sexo, te importan muy poco.

No los necesitas porque ya los sientes, así que podrías estar en un monasterio, cultivando un huerto, y más feliz que la hostia.

Me temo que si no es así, si no eres una persona iluminada, Feliz en su huerto, sino más bien alguien que quiere seguir con su vida de siempre en busca del placer, por ejemplo del sexo, debes saber que sigues en la búsqueda de tu Amor.

Tu Amor, el Amor por ti.

En esa confusa búsqueda en la que uno tiene deseos y los resuelve con personas a las que no Ama, genera una Construcción Invertida y se siente atraído por la parte física, no la emocional teniendo rollos estables o esporádicos.

Necesita el sexo para sentirse bien y, por tanto, acaba haciendo sexo por dependencia, no por Amor. Separando el sexo del Amor, cuando Amor y sexo son la misma cosa.

El Amor es las especias del sexo

Sentir que no has alcanzado las características que anhelas, ese encuentro con el presente que surge durante un encuentro sexual, revela que tu potencial sigue en ese interior al que no quieres llegar y prefieres tapar.

En cualquier caso, todos queremos alcanzar nuestros potenciales y todos queremos seguir haciendo sexo, ¿qué hay de malo? Sexo, sí, pero con el objeto de mi Amor, no con cualquiera del rebaño. Que cuando uno está tan dormido como para darle igual con quien se acuesta, suele mezclar ovejas churras con ovejas merinas, bastante propio de la falta de atención consciente.

La atención consciente nos conecta a la Felicidad

Sentir que un encuentro sexual te da el Amor, significa que aprendes a valorar lo que tú eres para Amar a esa persona por lo que es y no por lo que te da. Es decir, la sexualidad, no el sexo, se convierte en la clave para erradicar la dependencia emocional.

Cuanto más disfrutas, más equilibrado cuánticamente te sientes con la otra persona. Es decir, te equilibras y te conviertes en la persona con la que disfrutas del sexo. Clonas su actitud, sus pensamientos. Creas una manifestación psicofísica que, por supuesto, no es casual.

Lo habrás visto por todos lados: perros se parecen a sus dueños y dueños a sus perros, grupos de mujeres que equilibran sus vibraciones y menstruan el mismo día del mes.

Ese efecto de Resonancia se llama en mi filosofía la Metamorfosis Resonante.

Es la explicación a nuestros cambios físicos y al ya mítico “sufrir embellece”Si quieres conocer un poco más de todo esto y cómo aprender a integrar la energía exterior en ti gracias a esta metamorfosis, puedes consultar mi Programa Dolor Cero® | Supera tu Ruptura.

Esa Resonancia que te iguala a la energía exterior, esa vibración, ese karma de Amor que obtienes al Resonar con otras personas, sobre todo sexualmente, se queda contigo. Y hay que prestar mucha atención a qué quieres que se quede contigo.

Cuando dos enamorados Resuenan, aunque sea en un fugaz instante de pasión,  viven una Resonancia que permanece en ellos durante un ciclo determinado, correspondiente a la energía de sus números. Es decir, tu experiencia de vida se ve alterada durante un tiempo por acción de la última persona con la que Resonaste, con la que disfrutaste del sexo aunque sólo fuera un instante.

Ese momento único, ese Big Bang Panspérmico te hace vibrar, instala su Resonancia en ti y te acompaña. Quizás reflexionar sobre esto ilumine la búsqueda de tu Ser, de tu potencial, y prestes atención consciente para saber en qué personas estás reflejándote cuando tienes sexo.

Porque, te voy a ser muy claro: el sexo nunca deja de ser Amor: es la forma en que nuestros cuerpos conectan y brota la conexión emocional entre dos almas. Es la conexión que hace que cambien nuestros cuerpos y mentes, para experimentar nuestra adaptación al entorno<. Es la capacidad de mimetización de cualquier cosa al estar conectada con todo lo demás.

Es sexo es tu reflejo, visto en la persona a la que Amas.

Por tanto, cuando haces sexo y disfrutas del éxtasis del momento encuentras lo que eres gracias a la persona con la que estás. Mi pregunta es: ¿con qué persona haces sexo?

Que tengas una Vida llena de Amor 🙂

5 pensamientos en “La sexualidad te convierte en lo que eres”

    1. Hola, Alí, el nombre de mis productos y servicios está marcado con una ®, ya que se trata de marcas registradas.

      Si necesitas saber más, pulsa aquí.

      Gracias por tu interés.

  1. Hola!! no sé como he acabado en esta página…supongo que estaré en la misma onda 😉 jeje

    He visto un poquito del vídeo de esta entrada y me ha llamado la atención una cosa que se comenta sobre el dolor y el sufrimiento. Exactamente cuando se habla de “sentir dolor sin sufrir” ….es algo que no llego a comprender, pues considero que el sufrimiento es algo intrínseco al dolor, es decir, el hecho de sentir dolor es ya un sufrimiento. Es como pretender separar la felicidad del bienestar o algo así (el ejemplo es malo, pero es lo primero que se me ha venido a la cabeza, no me lo tengáis en cuenta jaja).

    Quizás no lo comprendo porque es posible que Buda y yo (jeje) utilizamos la misma linguistica para referirnos a conceptos diferentes. No sé que concepción tenía Buda del dolor y del sufrimiento, que para mi son sinónimos.

    En mi humilde opinión es imposible no sufrir en este mundo, el problema es que asociamos sufrimiento con infelicidad y ahí es donde creo que está el error. La cuestión que me planteo es ¿Podemos ser felices al tiempo que sufrimos?

    Siento el tocho, pero es que no lo puedo evitar jaja

Tu comentario, aquí. Consultas, sólo en Encuentros.