Eres lo que proyectas

¿Qué te sugiere la imagen de cabecera de este artículo? ¿Qué te sugiere ese laberíntico suelo que dibuja, por si no te habías dado cuenta, una esvástica?

Esa forma es un Mantra. Un símbolo con pleno significado. Una Señal donde la energía femenina, el yin, la Oscuridad, habita en el Centro. El Tarot también dice algo así. Jodorowsky nos cuenta cómo la impresionante cosmogonía del Universo se encuentra diseminada en un puzzle formado con las 78 cartas del Tarot.

Estas cartas ancestrales, milenarias, han acompañado a la Humanidad desde el antiguo Egipto. Saben tanto de nosotros porque han estado a nuestro servicio, a nuestra disposición, Resonando con lo que siempre fuimos.

Proyectando lo que somos para descubrirnos.

El Tarot, representación de la Vida, contiene un Centro femenino, yin, impulsado por la fuerza de El Loco, que insufla vitalidad para el resto de las cartas. Ese Centro proyecta las cosas que hay en el mundo mediante un enorme y dinámico Mantra. Una esvástica que dibuja un movimiento, el perpetuo cambio, girando de izquierda a derecha en el sentido contrario a las agujas del reloj.

El mismo movimiento de la sangre en tu cuerpo, o el del planeta Tierra alrededor del sol.

¿Qué te sugiere, entonces, la imagen? ¿La esvástica tiene algún efecto en ti? ¿Quizás algún tipo de bloqueo en subconsciente? Recuerda que este Mandala habla de la proyección de tu subconsciente, la proyección que proviene de tu Oscuridad, desde tu Nada.

Desde el Centro de todas las cosas, que eres .

 

Una Señal que te ayudará a conocerte

El Mantra del Tarot, como ves, rota para reciclar sus piezas, desde el pasado hacia el futuro, así que todo lo que se contiene en su haber sucede de forma simultánea.

Todo sucede a la vez

Esa rueda kármica creada con el Tarot cuyo Centro es la consciencia, alimenta la vibración de todos sus seres y por tanto sus pensamientos. Es decir, el Dios que habita en el Centro dota de vibración a las demás. ¿Y quién habita en el Centro?

Tú.

Tú eres la realización plena del Ser, representada por la última carta, la XXI, cuya vibración es suma de todas. Esto quiere decir que, como dioses que habitamos en el Centro, dotamos de pensamientos a los demás.

Esa Resonancia, al ser parte de lo que somos, se proyecta en todas las energías, incluso las que consideramos ajenas pero son nuestras, como las imágenes del Tarot.

Tarot Punto Cero® es una de las formas en las que puedes conocer lo que estás proyectando, y que esto te ayude a conocerte. Utilizando el milenario y ancestral Tarot puedo hallar tus Disonancias, todas esas formas registradas en tu pasado y que aún vibran en tu interior, proyectándose en el exterior.

Interferencias, obstáculos, dificultades que encuentras ahí fuera, pero cuya raíz no eres capaz de identificar.

Es hora de desbloquear, de quitar la escayola que te limita.

Tomar consciencia es el primer paso para navegar hacia tu Centro. Para ver tu proyección en infinitas energías, las que construyen el mundo que se proyecta en la imagen de cada carta. Tomar consciencia, por ejemplo a través del cuántico arte del Tarot, es desplegar una absoluta Resonancia con tu subconsciente. Es algo totalmente sanador.

Sigue los pasos que creas que te van a hacer más Feliz.
Serán los que realmente debas dar.

Que disfrutes de tu autoconocimiento 🙏

Tu comentario, aquí. Consultas, sólo en Encuentros.