El Tanteo Subconsciente: una Señal de tu recuperación

¿Quieres aprender mucho más,
sobre tu ruptura sentimental, tu pérdida
o tus relaciones de pareja?

Suscríbete a mi Programa Dolor Cero® | Supera tu Ruptura
y recibirás 11 días gratis de mi Guía,
para saber todo lo que ha ocurrido en tus relaciones.

 


“El hecho de ser habitados
por una nostalgia incomprensible
sería, al fin y al cabo,
el indicio de que hay un más allá.”

Eugene Ionesco

Llega un momento en la gran mayoría de las ex relaciones en el que las ex parejas llaman. Llaman para ver cómo estás, para saber de esa persona a la que dejaron, para acercarse por cualquier motivo: por curiosidad, por querer tantear la situación, para no sentirse mal, para pedir perdón por el daño causado…

… para lo que sea.

El caso es que pensarás que tu ex te llama porque se sigue acordando de ti, porque ha reflexionado y quiere volver. Nada más lejos de la realidad: en la mayoría de los casos no suele llamar por este motivo, aunque te empeñes en creer que sí y pienses que tu historia es diferente.

Lo más duro de estos momentos es el desgaste psicológico y emocional que supone una llamada así, sobre todo en los momentos inmediatamente posteriores a la ruptura.

Lo cierto es que tu ex te dejó y no quiere estar contigo. Como decía Alejandro Casona, “ella no te necesita. Tiene tu recuerdo, que vale más que tú”. Puede que tu pareja, en su soledad, o en su más que probable nueva relación, tenga ciertas carencias o, sobre todo, falta de comprensión donde no pueda hablar de su ex, que eres tú, con el fin de destilar por completo los recuerdos, y le invada la nostalgia o el sentimiento de culpa y quiera saber cómo estás, pero no por ti sino, sencillamente, porque tu ex no quiere sentirse mal.

Y, entonces, te tantea.

Muchos dudan ante estas contactos se sienten incómodos, y aunque los esperan con ansia se preguntan lo mismo constantemente: “¿qué le digo si me llama?”.

Lo más lógico, humano y maduro sería decirle algo así como: “mira, lo que vivimos vivido está y creo que los dos tenemos que evolucionar, hacer nuestro camino y encontrar el verdadero Amor. Y está claro que tú y yo no teníamos nada de eso o lo hemos perdido y no va a reaparecer, y por eso nos hemos separado. Así que tú cuenta con que yo estoy bien, que no me pasa nada y que voy a salir adelante sin tenerte rencor; yo, por mi parte sólo quiero que tú estés bien, pero respeta mi duelo y no me llames, porque no nos haces bien a ninguno de los dos… así que olvídate de lo nuestro y te deseo lo mejor.”

¿Eres capaz de decirle algo así a tu ex? ¿Sí? Bravo, esta fase de tu vida, esta gran superación personal la tienes totalmente asimilada y a partir de ahora vivirás experiencias emocionales mucho más gratificantes. Pero, ¿y si no puedes responder así porque aún sufres el duelo? Bueno, ningún problema, no te puedes obligar a decir algo que no sientes, mostrarte como no eres, así que tendrás que evitar un diálogo que nazca de tu fingimiento.

Quizás pienses, “pues mejor no cogerle el teléfono, será más fácil así para no tener que hablar nada”, pero eso te hace huir de tu dolor, y lo que tú deberías hacer ahora es enfrentarte a tu dolor pero sin dejar que te embista. Pasar de puntillas por el fango pero sin retozar, sin caer de nuevo en el mismo charco, sabiendo apartarte a tiempo.

Tipos de tanteo

Los hay de todas los formas y colores, pero se pueden establecer en niveles, si queremos dotar al contacto de una ex pareja de una cierta dosis de racionalidad.

Al principio, los tanteos comienzan con pequeños mensajes de texto. Después pasan a ser llamadas, muchas veces perdidas. O mensajes de WhatsApp en cadena, de estos que se envían a todo el mundo con alguna gracia.

¿Por qué sigo recibiendo este tipo de mensajes? ¿Será que me quiere? Sí, seguramente te preguntes eso. Bueno, no, lo cierto es que no te quiere, sólo que quiere estar contigo… pero sin ti.

Nadie que te quiere, te quiere tener lejos

El nivel de tanteo se incrementa poco a poco hasta llegar al contacto físico. Va hasta el punto de aparecer por casualidad en el sitio a donde siempre vas, llamar a tu casa, querer quedar contigo…

… e incluso querer tener de nuevo un encuentro romántico, para tantear el nivel de Amor que queda, por si las cosas, sus cosas, se tuercen. De esto te hablaré más adelante, no te preocupes.

¿Qué hacer ante un tanteo?

Sencillamente, comenzar a trabajar en normalizar tu actitud. Para ello es necesario actuar como realmente desearías actuar.

Es decir:

1. Mostrar indiferencia, pero de buen humor.
2. Tener una conversación lo más corta posible.
3. No dar ni pedir ningún tipo de información.

Aquí va una llamada que cumple este modelo:

Tú: ¿Si?
Ex: ¡Hola!

Tú: Ah, hola XXXXX, dime (tono indiferente)
Ex: Nada, quería saber qué tal estás.
Tú: Bien, ah, hmmm espera, espera un momento…

(Un momento de silencio, como si alguien te hubiera llamado)

Tú: Perdona, oye, tengo mucho lío verás…

Y aquí llegan los ejemplos de gente a la que he atendido personalmente, y me comentaron cómo evadieron de forma real esas llamadas al estar centrados en su vida:

1) … salgo para el masajista, a ver si me quito el estrés.
2) … me llaman unos vecinos para ayudarles con una estantería.
3) … mi abuela está explicándome por la otra línea cómo preparar una comida.
4) … me ha dejado mi cuñado al niño pequeño, voy a darle de comer.
5) … ¡llego tarde que pierdo el tren de y cuarto!
6) … me estoy afeitando y tengo la cara llena de espuma.
7) … he dejado la sartén en el fuego.
8) … me queda poca batería y tengo que hacer una llamada importante.
9) … me tengo que ir… ¡el perro me está mirando con ganas de que lo saque a pasear!
10) … te llamo dentro de un rato, creo que alguien ha llamado a la puerta.
11) … estamos haciendo las maletas porque nos vamos de vacaciones.
12) … me pillas a punto de recibir una llamada para una entrevista de trabajo.
13) … estoy limpiando el coche, que me están haciendo pintadas en las ventanillas de lo guarro que lo tengo.
14) … te dejo porque me está esperando alguien y no puedo llegar tarde.
15) … me estoy cosiendo un botón de la camisa.
16) … estoy en mi clase de yoga y ya sabes que no permiten tener los móviles encendidos… la gente me mira mal.
17) … estoy repasando para un examen y me han dejado unos apuntes que parecen criptogramas.
18) … Oye, te llamo en otro momento, he encargado comida oriental y el chino que me ha traído el pedido no se entera de las vueltas que me tiene que dar, y llevo aquí ya como diez minutos.
19) … estoy cortando el césped.
20) … estoy intentando aparcar el coche y con el teléfono es imposible.
21) … estoy haciendo limpieza en casa, que ya tocaba.

Y después de decir algo como esto, añades: “perdona pero tengo que colgarte, ya hablamos, besos.”

Evidentemente, dan ganas de decir: oye, para qué me llamas, ¿para lo del otro día? ¡Pues déjalo ya!, ¿no te parece? ¿Me quieres? ¿Quieres volver conmigo? Pues me lo dices claro, a la cara, y volvemos hoy mismo. Pero si no, si no vas a volver, se acabó. Ya no hay vuelta atrás, no quiero seguir con esto, no quiero seguir sufriendo por pensar que te pierdo. Quiero perderte definitivamente. Así que… si la llamada es para lo de siempre, si no es para volver conmigo, ¡no vuelvas a llamarme jamás! Y colgar.

Pero, ¿sabes qué? Eso le haría saber que te duele, es decir, que te importa y, además, activaría su deseo de llamarte, de la misma manera que a veces queremos recuperar el juguete que estaba en el trastero, porque ahora tu primo lo quiere vender en eBay. Que no lo quieres para nada, pero tampoco lo quieres perder de vista, por simple afecto.

Un tanteo es tristemente eso. Afecto sin ningún interés. Como el que se tiene por un jersey viejo. La necesidad de una persona de saber de ti porque la nueva relación le deja algún que otro vacío.

Todo cosas suyas, nada que te sirva a ti para ser feliz.

 

La mejor forma de combatir el dolor

Cuando despachas de esta forma una conversación, con un “ya hablamos”, sin entrar en muchos reproches ni desaires gracias a tu actitud de indiferencia, dejas entrever que no tienes intención de devolver la llamada ni mantener el contacto.

No fijas una cita para volver a llamar, ni mucho menos para quedar.

Así es como yo trabajé mi desapego, porque estaba dañando a mi salud, desgajando mi vida, anulando a mi Ser, y tenía que poner tierra de por medio.

¿Quién está preparado para decir “si, eh… luego te llamo” y colgar a la persona a la que tanto ha Amado? Supongo que nadie. Por eso, es momento de recapacitar y empezar a mirar por uno mismo. Y empezar a hacerlo.

En este sentido, mucha gente piensa que actuar de esta forma es encubrir lo que uno siente, pero si lo que uno siente le aboca a seguir persiguiendo un imposible y se da cuenta de que no hay nada que hacer y abandona, de una vez por todas, la negación, utilizando la indiferencia para poner tierra de por medio, entonces ha llegado el Momentum del cambio.

Lo comento siempre, y lo seguiré haciendo: si crees que aún se puede salvar tu relación, date prisa. Busca a tu ex pareja. Dile lo mucho que la Amas. No dejes pasar ni un minuto, la Vida es corta y hay que hacer lo que uno sienta. Sin embargo, si apenas tienes energía para seguir intentando algo que ya no está en tu mano, quizás quieras seguir este procedimiento. Es gratis. Free. Y con él me sané yo, no necesitas mucho más.

Te digo cómo lo hice, vamos a repasar tres puntos muy importantes:

Estas frases son ejemplos. Esto quiere decir que significa que no deberían ser dichas si no estás haciendo eso que dices. Con esto lo que quiero que veas es que debes tener tu vida ocupada y que tu excusa sea real. Haz vida, y tendrás tus propias cosas que decir. Si no las tienes, créalas, al hablar también creas tu mundo, así que considera una gran posibilidad el hablar de cosas que quieres conseguir.

No intentes que vuelva. Se trata de alejarte de aprender a rodear el dolor, a alejarte de él pero teniéndolo cerca, sin huirlo. Si utilizas este procedimiento, el hacerle ver que tienes una vida ocupada con el fin de esperar una reacción y que tu ex quiera recuperarte, estarás fomentando que te quiera si le desprecias. Que vuelva si no encuentra en ti el Amor. Y, siento decírtelo pero eso no funciona para ninguna relación estable.

No demuestres despecho o rencor. Ni se te ocurra utilizar una frase para reprochar algo a tu ex, o para demostrar que ya estás con otra persona. El reproche es necesidad de afecto. Si te empeñas en reprochar, demostrarás que lo único que quieres es eso que tanto rechazas.


¿Por qué actuar de esta forma?

El que ha vivido una llamada de su ex lo sabe de sobra. Para todos los demás, los que esperáis con ansiedad ver el número de vuestra ex pareja apareciendo en la pantalla del teléfono, es conveniente que sepáis que estas llamadas son un enfrentamiento a la realidad y, por tanto, son dolorosas..

Que tu ex te llame no significa que se interese por ti, que te siga amando, que sienta un gran arrepentimiento por haberte dejado, etcétera, etcétera, etcétera.

Lo que significa es que se siente mal y espera que tú, que debes vivir con tu propio duelo, le arregles el suyo.

Debido a esto, es importante tener claro que, a no ser que insista, te interrumpa y te diga, con todas las letras, “quiero volver”, esa llamada no significará absolutamente nada. Sí, es posible que tenga interés en saber de ti, que quiera mantener cierta amistad, pero… en este caso, ¿quieres tú mantener esa amistad? Porque si es así, no es necesaria ninguna frase de ningún tipo: basta con descolgar el móvil y hablar hasta que tú quieras. Sí, sed amigos. Id al cine y a tomar una copa. Haced excursiones. Hablad de cómo hacéis sexo con otras personas.

Total, como sois amigos…

No. Lamentablemente, y en la mayoría de casos, el Amor se disfraza de una falsa amistad: irás de amigo o amiga cuando lo que quieres es volver a ser pareja. Pero esto no funciona así. Ninguna tortilla puede deshacerse para volver a meterla en sus correspondientes cáscaras.


Huir del dolor hacia tu Centro

Cuando las personas sufrimos por algo debemos ser conscientes de que hay algo que no sabemos enfrentar. Es un comportamiento externo que nos duele porque estábamos recibiendo de esa persona la energía necesaria par ser felices.

Por eso, cuando ese flujo de energía se rompe, es necesario dejar de acudir a la fuente. Total, si no va a darnos lo que queremos, ¿para qué ir?

Huir de la fuente que produce el dolor no significa mirar hacia otro lado. No significa ser cobarde. Significa hacer un trabajo de asimilación e introspección del dolor. Utilizar los momentos de intimidad y soledad, recordando cuando sea necesario su problema, en lugar de parchear de forma compulsiva cada uno de esos momentos, tapándolos con amigos y actividades?

Una actitud sólo lleva a posponer y postergar el dolor.

Cuando te aísles correctamente del dolor y tengas el espacio y los recursos suficientes para asimilarlo, podrás superar la ruptura. Sin embargo, si haces caso de llamadas que sólo te sitúan en la brecha del dolor, estarás recibiéndolo de forma constante, y no habrá manera de “digerirlo” poco a poco.


¿Qué ocurre si el tanteo es en persona?

En este caso se aplica lo mismo, pero el problema radica en que ver a esa persona puede desestabilizarte aun más que escuchar su voz por teléfono.

De todos modos, la indiferencia vuelve a ser la protagonista. Hay que mostrarse impasible. Hola, qué hay. Sonreír compasivamente. Sentir que estás a lo tuyo, en tu Centro, en tu poder como Ser, que nada te perturba.

No se trata de sorprenderte, mirar a un lado, cruzar de acera, torcer el gesto, pavonearte, ni mucho menos atacar a tu ex o cualquier otra postura que hayas aprendido en casa o te haya recomendado algún amigo.

La naturalidad debe ser una contigo.

Tal vez no esperabas tener ese encuentro pero, una vez se ha producido, demuestra madurez. No maldigas tu suerte, no trates con desprecio o con exceso de cortesía a tu ex. No le quites la cara para negarle un par de besos. Dale la importancia justa. Y, por supuesto, no permitas que se produzca un flujo de información que pueda afectarte. Por ejemplo:

En la calle, te encuentras a tu ex, te saluda, y tú respondes…

“Hola, ¿qué tal? Qué bien te veo… Oye… me pillas con prisa, me esperan para una fiesta y ya llego tarde… Hablamos ¿vale?, ¡cuídate!

En un pub, bar, local, etc tu ex te saluda y tú respondes..

“¿Qué hay? Estoy por aquí con unos amigos, iba al baño, te veo fenomenal, oye, hablamos en otro momento, ¿ok?”

Como ves, la cosa es mostrarte de buen humor al saludar, no mostrarte sorprendido por su presencia y demostrarte a ti mismo que no te interesa, desviando tu atención hacia otra cosa.

Por supuesto, se trata de no engañarte. ¡Tú ya sabes que estás mal, no hay ninguna duda!, pero al naturalizar lo que sientes te demostrarás lo que puedes ser capaz de hacer, y que tantas veces habías temido a solas imaginando el encuentro


¿Qué hacer si tu ex insiste una y otra vez?

Si una persona te quisiera lo más mínimo, no pediría un tiempo (el Amor no entiende de tiempos). Si una persona te quisiera lo más mínimo, no llamaría y, al escuchar un por favor, vuelve, respondería algo así como: quiero que hagas tu vida, no esperes nada de lo que hubo, lo nuestro terminó.

Eso, como has visto más arriba, sólo habla de miedo por su parte.

Sin embargo, es posible que tu ex quiera quedar contigo. En mi caso sucedió así, mi ex quiso quedar, en varias ocasiones. A veces una cita de ese tipo va más allá o viene a menos. Es el caso de esas citas donde la persona que abandona muestra una cara apática, si piden algo para tomar apenas tiene hambre, mira desangelada a su ex…

En esos casos, donde ha habido una ruptura traumática, una ex pareja pretende victimizarse. Y cuanto más animada está su ex, de una forma falsa, sabiendo inconscientemente que las cosas no van a ningún sitio, más se victimiza ella, para no cargar con la culpa y que su ex pareja sea quien le anime.

A veces este contacto hace que pasen las horas, llegue la tarde, y la noche. Y sí, se acuestan, más por pena y costumbre que por Amor, y aquello parece el reencuentro celestial, sonando violines por todos lados. Y en un momento de sopor y delirio sexual, el dejado dice: “todo este tiempo sin contactar… no he parado de pensar en ti”.

Y ahí es donde se acaba la función.

Si te ha pasado esto, sabrás que tu pareja reacciona rápidamente con un: “creo que ha sido un error hacer esto… lo siento… sigo sin saber lo que quiero… no sé qué me pasa… no sé por qué hago esto ni sé por qué te hago sufrir. Espero que me perdones”… y, frente a tu mirada perpleja, se viste, te besa en una mejilla y se va.

Sin mediar más palabra.

Éste es el tanteo de más contundencia, el de mayor nivel. Comenzamos con un e-mail en cadena sin mensaje alguno, y hemos llegado a un polvo post-ruptura que deja totalmente fuera de juego al participante.

Si has caído en esta trampa, evidenciando tu debilidad, lo poco que te Amas si alguien no lo hace, estás conectando con la lección que necesitabas para hacerlo… así que tu ex se ha convertido en una persona que está ahí para conseguir que te quieras.

El tanteo era la forma de conectarte a tu interior, a tu Centro.

Te comentaré más adelante cómo tu energía consigue que esa persona te muestre el camino que debes recorrer. Antes de nada, es importante entender que esto no es una técnica para recuperar parejas. Por ahí encontrarás muchos manuales que te dicen cómo recuperar a tu ex, y si aún sigues enfocado en volver con tu ex, deberías leer el Contacto Cero, piedra angular de este curso que publiqué detalladamente en ¿Sabes por qué te han dejado? y que comencé a desarrollar en 2006.

Desde entonces, este método ha ayudado a miles de personas gracias a su popularización en Internet. Y es un paso necesario, antes de dar el siguiente.

 

¿Qué hacer cuando todo se pone difícil?

Entonces… ¿no hay que hacer ningún caso a los tanteos de tu ex? Vamos a partir de una premisa fundamental: quien te deja, no te Ama. Porque si alguien te Ama no te deja, tenlo por seguro.

Dice Johnny Depp que “si estás con alguien y te enamoras de otra persona y no sabes a cuál dejar, deja a la primera, porque si realmente estuvieras enamorada de la primera no te habrías enamorado de la segunda”.

Hasta ahí creo que deberías contemplar la importancia de no ser el segundo plato de nadie. Me gustaría ser flexible, porque eso reconforta a muchos. Hay mucha gente que me dice que mi visión es demasiado radical, pero desde siempre he entendido y comprendido que el Amor existe o no existe. Es blanco o negro. No hay escalas de grises en el Amor, y quien crea que hay grises es que se está conformando con migajas emocionales.

Se quiere poco, y consiente que la quieran poco. Por tanto, si tú eres una de esas personas que piensa que el Amor puede tener idas y venidas, seguramente te corresponda un Amor así.

Si crees que lo mereces, porque en el Amor todo puede pasar y quizás tu próximo Amor no sea perfecto, entonces no lo será.

Lo que suceda en tu vida representa lo poco o lo mucho que te quieres. Cuanto más te quieres, menos cosas dolorosas llegan a tu vida, porque cuando tú te quieres en toda tu extensión, Amas todas las partes de las que estás hecho y, entonces, quieres a todas esas personas que corresponden a esas partes. Esas partes que no te gustan de ti y que siempre viste en los demás, sanan la relación contigo. La endulzan. Y por eso endulzan tu vida con los demás, que dejarás de verlos desagradables.

Esto significa que Amarte a ti mismo, quererte tal y como eres, es sanar la relación con los demás, y haber recibido lo mejor de tu pareja.

Y en esa situación, dudo mucho que una persona te deje, ya que sólo se abandona a una persona con miedos a sí misma que piensa que en el Amor puede haber “grises”.

Así es como influye tu energía en tus relaciones de pareja, y de eso en pocos sitios habrás oído escuchar. Este es uno de ellos, y te presento mi visión cuántica para entender por qué coño (seguro que sigues enconado con la situación, que es justo lo que hay que sanar) te llama el ex o la ex de turno consiguiendo que no te recuperes del todo…

¿Por qué ocurre justo cuando las cosas iban bien y creías que ya no la necesitabas?


Tanteos
:
señales electromagnéticas incoherentes

Supongo que tras leer este artículo pensarás que tu ex pareja te llama por una decisión meramente suya, sea por su inestabilidad emocional, su dependencia, su inseguridad… Sin embargo, vamos a viajar un poco más profundo en la madriguera de conejos: ¿sabías que su contacto lo estás provocando tú con tu mente? ¿Que existe una creación puramente física que te pone a ti como el responsable de atraer los tanteos de tu ex?

¿No crees que sea así?

Tienes que ir a lo profundo, a lo cuántico del asunto, para ver dónde está el conflicto. Y no estar culpando a una pareja concreta del grave sufrimiento que llega en una separación.

Acepta lo que llega a tu vida
que por algo es

Para no extendernos mucho, sí voy a mostrarte cómo se inicia el pensamiento holístico para superar tu dolor. Para empezar, contra los tanteos no se lucha. Sencillamente se acepta la conexión de esa persona que quiere llegar hasta ti, porque la no-aceptación de su llamada, ¿sabes a que conlleva? Al rechazo. ¿Y sabes qué te trae el rechazo, el mirar hacia otro lado para evitar el dolor?

Pues más de todo eso que rechazas.

Por eso, debes aceptar. Entender que otras personas están interactuando con tu vida porque ambos resonáis en la misma frecuencia. El uno tiene que decirle algo al otro. Es decir, estáis juntos, o separados intentando resolver las diferencias, pero estáis conectados porque vibráis en una frecuencia similar, una frecuencia necesaria para conocer lo que sois.

Para conocerte por dentro.

Si despachas un tanteo con indiferencia, sin que te duela, estarás conociendo lo que eres, enfrentando el dolor, no mostrando rechazo ni convirtiéndote en la persona que no deseas ser. Estarás eliminando los miedos, esos que salieron a flote cuando sucedió la ruptura, los que te han estado haciendo daño durante este tiempo, y que empiezas a tener asumidos a estas alturas…

Cuando tu pareja te abandona y tú decides mantener un Contacto Cero para recuperarte del malestar que sientes al no tener correspondencia, deseas que esa persona te llame, te hable, te devuelva el gesto.

Sin embargo, ¿qué obtienes? Sus tanteos: señales que van a convertirse en tus más importantes lecciones de Vida, ya que gracias a ellas aprenderás a ser feliz sin esa persona.

 

Atraes lo que, sin saberlo,
piensas sobre tu ex

Tu pensamiento es una energía mental producida por tu cerebro que aún estando enfocado en un propósito, como puede ser el de no tener contacto con tu ex, eso no es más que tu energía consciente. En realidad, existe una energía subconsciente muy poderosa.

Nuestro cerebro es un 4 por ciento consciente de sí mismo, y uno 96 por ciento inconsciente de sí mismo. Hay un 96 por ciento del cerebro, es decir, prácticamente todo, que es desconocido para la consciencia, para el dueño de cada cerebro.

Hay una infinidad de millones de patrones mentales que están vibrando en frecuencias que sólo se activan en los sueños o con graves depresiones. Son los patrones que oscurecen lo que eres,o que representan lo que escondes mejor dicho. 

¿Sabes cuánto de oscura está la cabeza de la inmensa mayoría? Muy oscura, tanto que hay algunos se duelen por encontrarse a sí mismos y llegan a la depresión, sólo por una ruptura. A mí me ocurrió.

Imagina qué grado de sufrimiento hay en el mundo para llegar a ese punto. Gente que sufre por romper.

Ese sufrimiento, en realidad, no es más que oscuridad. Es decir, patrones que no vibran en la misma frecuencia, que no generan energía con las señales eléctricas que emiten y eso hace que el cuerpo se apague, se enferme, se debilite, y sufra.

En un rato te lo explico mejor. En resumen, se trata de un pensamiento de dolor que has tapado, el desconocimiento de que te puede ocurrir algo malo porque ves cosas malas en la vida en lugar de hechos necesarios. Todo ese desconocimiento está vibrando en la misma longitud de onda con lo que se manifiesta, lo que hace que llegue el dolor.

Cuando se crea rechazo a una cierta situación, esa vibración de desconocimiento atrae al Ser, o le hace Resonar con eso que desconoce. En pocas palabras, conectas con lo que rechazas.

¿Qué rechazas tú? Porque si es el abandono de una ex pareja que contacta contigo para tantearte con un “ay que sí, que puede ser, que podemos estar juntos”, y luego te vuelve a dejar , si tienes ese miedo, inconsciente, de que vuelva y te abandone nuevamente, créeme, volverá.

Y dejará.

 

Neuronas en el corazón

Si temes que te abandonen, o temes caer totalmente zombie en sus brazos porque temes, eso, precisamente, ser abandonado, entonces te aseguro que vas a tener de eso. Y mucho.

Tu corazón es sabio, y en su cerebro de 40.000 neuronas recibe la sensación, por cómo se comportó el cuerpo al sentir el dolor, la ansiedad y el estrés.

Y nos dice que seguir por ahí no es bueno. No lo desea.

Sin embargo, el cerebro, esa frecuencia de vibración que sigue emitiendo en la misma longitud de onda  por neuronas que no han cambiado de posición, interfieren con la señal del corazón.

La señal del corazón, diciendo “no vayas por ahí”, conecta con la del cerebro que dice algo así como: “¡ve por ahí, insiste, es tu pareja, tiene que estar a tu lado, insiste, vamos, no dejes de hacerlo!

El tanteo, una Señal de tu recuperación

Es lo más real de la Vidael corazón jamás te dirá que hagas algo que no es bueno para ti.

Y esa señal del cerebro con una frecuencia que dice adelante, será discordante con la del corazón que dice atrás.

Tendrás, entonces, una señal errática, incoherente, que no estará haciéndote ningún bien. Sin embargo, las señales incoherentes son, precisamente, las que conectan con las situaciones incoherentes que el ser humano teme: el dolor, la tristeza, el desprecio. Son Resonancias subconscientes que proyectan una realidad discordante, dolorosa.

En pocas palabras, vivirás todo eso que no te gusta.

El que teme y a lo que teme, van juntos


¿Abandono? Qué va…

El problema es el encuentro contigo

Una señal electromagnética incoherente está producida por el miedo a la pérdida. La pérdida de la voluntad, de la integridad, cosas que ya sucedieron y jamás pasarán, pero que siguen doliendo por no existir madurez emocional en la persona que se duele.

Ahora quizás pienses: vale, si yo temo el desprecio estoy creando una señal electromagnética incoherente que me conecta con lo malo, y lo malo siempre es estar solo. Malo es que mi ex me deje. Vale, pero, ¿y si me imagino que vuelve y que nos va fenomenal?

Desde 2006 hasta la fecha me han consultado unas 10.000 personas sobre esto: ¿si me imagino que mi ex me Ama, volverá? Y, entonces, vuelvo a lo de siempre. Eres dependiente, y por eso te haces esa pregunta. Si no te importase tu ex, te sentirías fuerte sin necesitar que vuelva.

Tu deseo revela necesidad, y tu necesidad revela carencia.

No es que malo sea pensar, recordar e incluso depender, pero si la fuente de la dependencia se rompe y sufres, entonces depender es una mierda. Así, con todas las letras. Depender negativamente no es sano, te hace infeliz. Una persona que depende de una fuente, no ha desarrollado su vida por sí misma. La fuente, en lugar de ayudarla, ha empobrecido y debilitado sus capacidades. Ha mermado su capacidad para volar.

Entonces, una persona dependiente es una persona débil que no saber hacer nada por sí misma, y que cuando llega el abandono se hunde.

Si sufres por el abandono te encuentras así. Con dolor. Y quizás seas de esas personas que sigue culpando a su ex, o doliéndose tristemente por el abandono y ¿sabes qué significa? Que sigues sufriendo porque la fuente no está para ti.

Una ruptura es un regalo, aunque cuando duele no lo entendemos así. Ese miedo que sientes a una situación como la de ser abandonado, te conecta con la situación que lo materializa porque la Vida quiere que pierdas el miedo y seas feliz.

Por eso se repiten las historias en tu vida porque debes equilibrarte con esa parte que rechazas, con ideas totalmente diferentes a las que tienes. Se trata de estar feliz siendo como eres, que es la forma en la que el miedo a ser abandonado desaparece.

Todo esto viene a que si una ex pareja te tantea has conectado, en definitiva, con la lección que hará que te enfrentes a ti. Tu pareja se convierte, por tanto, en una maestra dispuesta a sacrificarse de forma inconsciente para que tú, con tanto dolor, despiertes.

Créeme de nuevo: un tanteo es un regalo que tú mismo te haces. Lo que realmente debes entender es controlar tus emociones y aprender con el proceso.

Por este motivo, el tanteo siempre es subconsciente y por eso lo he llamado el Tanteo Subconsciente. Que una ex pareja venga y tantee sólo habla de la Resonancia de tu subconsciente con el desconocimiento, con la soledad, porque si te duele algo cuando te tantean, sólo estás poniendo de manifiesto un rechazo que sientes hacia ti.

El trabajo ahora es Resonar con tu ex, aprender de ti y hacer tu camino. Para no depender de algo externo, para que nada te haga sentir mal sabiendo que tienes una paz interior a la cual recurrir cuando fuera hay tormenta, debes andar por tu propio pie.

Es necesario que veas los Tanteos Subconscientes, por tanto, no como algo deseable por el mero hecho de que desees saber de tu ex pareja (porque eso habla de tu incapacidad para ser autodependiente), sino como una consecuencia de tu forma de pensar incoherente que va a conducirte a tener tanteos. Es decir, que cuando te tantean, eres tú quien se tantea. Eres tú quien se fortalece a través de un contacto que es falso, que no va a ningún sitio, que te devuelve a ti.

Algo que hace que la Vida te ponga el dolor delante de la cara, precisamente para superarlo y acelerar tu recuperación.

Fuerza y Resonancia 🙏

37 pensamientos en “El Tanteo Subconsciente: una Señal de tu recuperación”

  1. “Comenzamos con un e-mail en cadena sin mensaje alguno, y hemos llegado a un polvo post-ruptura que deja totalmente fuera de juego al participante”. Ja ja ja, esto lo has clavado. Eres un crac, Carlos.

    Con respecto a esto: “¿sabías que su contacto lo estás provocando tú con tu mente? ¿Que existe una creación puramente física que te pone a ti como el responsable de atraer los tanteos de tu ex?” Cierto, comprobado y corroborado. He llegado a atraer con mi mente, supuestamente sin quererlo, desde encuentros totalmente casuales y poco probables hasta apariciones en sueños. Y eso cuando uno quiere olvidar. ¡Qué ilusos somos a veces!

    Gracias por el artículo y saludos.

  2. Carlos te felicito por este portal, está genial. En cuanto a este artículo sobre los tanteos, y aunque yo he tenido muchos por parte de exs…( la mayoría por parte de los que yo me alejé y alguno que me dejó a mí) y por tanto te doy bastante la razón en lo que dices, pero también pienso que sin querer te basas demasiado en tus experiencias personales o eso es lo que a mi me haces vibrar con la lectura. En conclusión quiero decir que si, muchas veces la ex pareja que tantea solo lo hace por nostagia, culpa, miedo a la soledad, etc pero yo conozco parejas que simplemente no se encontraron en el momento adecuado ( el timing es muy importante en el amor) y después de tanteos volvieron juntos y les va de lujo!
    La vida no es en blanco y negro hay una gama infinita de grises.Saludos!

  3. Conozco un poco tu trayectoria y desde luego se que lo que dices no se basa solo en tus experiencias, solo digo que se siente lo que has vivido en tus palabras. He leído el enlace de “el amor es binario” y no puedo estar más de acuerdo, se ama o no se ama, y desde luego el amor no se mendiga, mejor solo que mal acompañado.

    Al comentar lo de los grises, en mi opinión anterior, simplemente me refería a que a veces estamos con una persona y la relación fracasa porque no era el momento adecuado de estar juntos: porque estamos mal con nosotros mismos,o seguíamos enamorados de otra persona, etc.. pero hay personas que a pesar de ello están destinadas a estar juntas y se vuelven a encontrar en el momento correcto más adelante,

    En definitiva creo que a veces las segundas oportunidades pueden salir bien.

  4. Carlos,
    Tengo la sensación de que este artículo puede dar lugar a que personas que estan haciendo su duelo lo mejor que pueden y saben se sientan culpables de causar que el ex les tantee.
    Creo en todo lo que te he leído y sé que funciona así.
    Pero creo que es necesaria tu ayuda si fuera posible, e intentar seguir publicando sobre esta temática y buscar mas formas…, traducir todo esto quiza a una forma que para personas tan afectadas en un duelo no se sientan culpables de generar los tanteos.
    Gracias de nuevo por este portal, compartiendo tu experiencia y lo que sabes, y sigue favor publicando.

    1. María, en mis lecturas hablo del origen de los problemas, permitiendo que seamos más conscientes de los procesos generales que originan nuestro dolor.
      Nadie es culpable del dolor que siente, en todo caso inconsciente. A través de mi trabajo ayudo a crear esa consciencia que nos permita controlar nuestra vida.

      Sin embargo, no me es posible crear artículos y materiales personalizados para todas las personas dependiendo de sus circunstancias concretas.

      Por eso ofrezco servicios personalizados, para cada persona y problema concreto, en este mismo espacio.

      ¡Gracias por tus palabras! 🙂

  5. Gracias, carlos. La verdad no sé hasta qué punto se puede considerar tanteo a algo. La última vez encontré una semana entera de hasta 5 mensajes diarios de mi ex novio. Le cerré todas las puertas, pero aun así no tengo ni idea de cómo fue a dar conmigo a skype cuando jamás le di esa cuenta. Entonces pensé “wow si hizo de todo hasta dar con esta cuenta debe ser porque le interesa saber de mi”. O sea, ¿se debe esperar a las palabras “volvamos”, “quiero volver”, “retomemos las cosas” y similares para estar segura/a de que no es un tanteo?

    1. Creo que no has leído suficiente este artículo. Si lo haces de forma completa, verás que los tanteos los has traído tú hasta tu vida, con un mensaje encubierto del tipo: “¿estás aprendiendo de tu ruptura, de ese miedo a la soledad que tenías? ¿Sí? ¿De verdad? Entonces toma una ración extra de tanteos. Quizás así sepas si sabes despachar lo que no te interesa, y demuestras de una vez por todas que no quieres volver a tu anterior vida porque te gusta la nueva”

      Cuando estamos evolucionando, aparecen los tanteos. Puedes sucumbir a ellos e intentar rehacer la vida que tenías, para lo cual eres libre, o puedes aprender del conflicto y entender que estabas en un camino no resonante con el tuyo, y con lo que conectaste para aprender a resolver el bloqueo emocional que llevó a esa conexión 🙂

      Si necesitas ayuda con tu tema, utiliza el formulario de consulta y te comento cómo podemos trabajarlo, ¿de acuerdo?

      Gracias 🙂

    1. Lee mi respuesta y el artículo, por favor. Si lo más importante para ti es lo que hace tu ex, seguirás sufriendo al poner tu Felicidad en manos de una persona que va y viene por dependencia, Resonando con la tuya.

  6. Para que volver si “Quien te deja, no te Ama. Porque si alguien te Ama no te deja, tenlo por seguro”. En esta frase se resumen prácticamente todo el articulo. Excelente Caros

  7. A que te refieres con otros planos? La verdad no me canso de leer tus artículos, te confieso que los he leído una y otra vez. Cada vez que los leo encuentro algo nuevo. Feliz tarde!!

  8. ¿Y que tal si en vez de estar preparado, mostrar indiferencia, etc, ante las llamadas de mi ex, le pido educadamente y sin reproches que las deje de hacer? en vez de vivir con la incertidumbre y la incomodidad de cuando vuelva a la siguiente llamada y me siga dificultando mi recuperación? Saludos.

    1. Si demuestras que rechazas algo y pides a alguien que no te provoque ese dolor, sea educado o no estarás rechazando una importante parte de ti.

      Lee el artículo por completo te demuestra que la persona que te tantea materializa el desprecio que ya existe en ti.

      Mira dentro, no fuera 🙂

  9. Hola. Tube una ruptura hace un mes, despues de 4 años. El dejo de luchar y alterno con una amiga suya. La cual le dio apoyo, el me iba mandando mensajes entre lineas pero no lo supe ver, para mi la ruptura definitiva fue sorpresa. Ahora despues dl dolor, doy gracias por pasar por està experiència me està haciendo ver y descubrir emociones que desconocia y mejorar mi yo aún noto que me espera un tiempo asi, reflexion y retomar mi vida que algun dia perdi de dolor, ira y engaño. Le deseo a mi ex lo mejor, aunque se que su duelo nunca va a darle lo que estoy experimentando yo

  10. Hola carlos mi ex me llamo para decirme ,que si yo era capaz de dejar todo e irme a vivir con ella,le dije que al igual que ella no era capaz porque perderiamos mucho de lo que ahora tenemos en juego.(somos casados).entonces me soltó una de reproches que no veas.. para luego devirme wue habia conocido una persona .era la hija de una amiga que le habia mandado una solicitud de amistad.en fin me dijo que hacia desde enero se escribian y tenian cosas en comun.en fin cosas que ni siquiera yo le pregunté. Entoncs le dije .y has tenido relaciones con ella.me dijo,no todabia pero…han pasado cosas.le dije que esas cosas tenia que hablarlo con su pareja ,que yo y no pintaba mas nada aqui.le dije que seas feliz,con tu esposo o sin el. A todo esto ella comienza esa llamada x telefono diciendome…estas cosas solo las puedo hablar contigo. Yo me pregunto y mo puede hablarlo con esa persona que ha conocido..o es todo mentira para manipularme.

    1. Natalia, este apartado es para comentar las lecturas. Si necesitas realizar alguna consulta personal puedes utilizar mis servicios.

      Gracias, y ánimo con tu camino 🙂

  11. Hola Carlos,
    Mi ex me ha dejado ya 2 veces y ha venido arrepentido pidiendo perdón y volver. A qué crees que se deba que no puedo decirle NO. Lo amo y simplemente no puedo ni imagino mi vida son él.
    Me ha hecho sufrir mucho, ha estado con otras mujeres, sin embargo sigo ahí. Por qué es tan difícil decirle NO a quien te hace sufrir y a la vez te ama?

  12. Carlos no entiendo algo. Si dices que es necesario desaperecer de la vida de una persona que no te quiere, eliminando o bloqueando las posibles vias de comunicacion, como es que luego dices que si te llaman debes contestar con indiferencia, brevedad y colgar. No crees que seria mejor ignorar, ser indiferente y no contestar.

    1. Rechazar es, precisamente, lo que genera subconscientemente la intensificación del tanteo.

      No se trata de rechazar sino de aceptar. No se trata de huir sino de fluir.

  13. Carlos, admiro mucho tu trabajo y me ha servido mucho para superar mi ruptura. Tengo una duda, he tratado de aplicar el concepto que manejas en el artículo y hasta ahora he tenido varios tanteos a los cuales no he sucumbido, pero resulta que la ultima vez que me encontré por casualidad con mi ex, en ese momento realmente estaba distraído y no la salude, ella si me vio y despues me escribió un msj de texto reprochandome el hecho de que yo haya tomado esa actitud y que no quiera ser su amigo y cree que en este momento yo le estoy guardando mucho rencor.

    La verdad es que yo he aceptado su abandono y aunque me duele todavía como tu lo dices cada quien hace de su vida lo que mejor le parece, yo no le conteste ese mensaje pero sin embargo me deja un sin sabor el hecho que ella crea que yo le guardo rencor por lo que paso, entonces ¿debo hacerle saber a esta persona que no es así o ya simplemente no vale la pena y no responder ?

    1. Hola Juan José, gracias por tus palabras. Tu autoconcepto no lo debe validar nadie, ni tienes que hacérselo saber a nadie de ninguna forma.

      Lo sabes tú.

      En cualquier caso, este espacio es para comentarios a la lectura, y no querría convertirlo en un foro. Si quieres trabajar en una consulta personal, echa un vistazo al apartado correspondiente 🙂

  14. Agradezco al universo haber encontrado este sitio. Estoy en un momento de vida en el que me sienta perfecto haberte leído. Gracias infinitas.

  15. Ya ya.. Todo muy guay cuando eres tanteado.. El recuperarte el ser tú y todo eso.. Pero en las relaciones de dos está ese 50% que es quien tantea. Un ser humano al igual que el tanteado. Un ser que en definitiva también sufren también puede ser el dejado.. El que igual se equivocó en la relación, pero quería seguir luchando. De esa persona no hablas nunca en tus artículos.., que pasa? No son seres humanos?
    Y esque empiezo a pensar que en internet todos somos gente buena a los cuales nos agreden y nos hacen daño.. Nunca somos nosotros los que nos equivocamos, los que cometemos errores y daño ( inconsciente) a los demás..

  16. Hola Carlos,

    Soy una lectora de tus ideas desde el año 2009 en que me dejó una pareja que tenía en aquel entonces. Siempre he asimilado bien todo lo que transmites acerca de las relaciones porque se basan en el sentido común y los conocimientos que has adquirido mediante diferentes materias científicas y espirituales, por lo que las comparto sin pliegues. Con ello, vuelvo aquí en el 2016 porque me ha ocurrido algo que no soy capaz de interpretar.

    He SOÑADO que mi ex me tanteaba por teléfono, y yo aplicaba la indiferencia que mencionas en este artículo cortando de forma impecable la conversación, y no llego a comprender la importancia de que haya actuado correctamente, pero únicamente en sueños, ya que aun me da tristeza que ya no estemos juntos. En la vida real lo tengo bloqueado en mi teléfono, whatsapp y diversas redes sociales, y quizás por eso nunca ocurra el tanteo real.

  17. devolveriais una felicitacion de cumpleaños a una exnovia que justo llevaba dos años sin hablar con ella..y va y me felicita…muy raro…asi de repente..justo su cumple es la semana que viene…devolverias la feliciutacion…o pasariais directamente…y no me vale el si me importa o no…simplemente que hariais..saludos

    1. ¿Para qué preguntas a personas que dejaron su comentario si felicitarían o no, cristianSi el 100 por cien no felicitase, ¿tampoco tú lo harías? ¿Y si realmente lo quisieras decir? ¿Te quedas sin hacerlo por lo que dicen los demás?

      ¿Quien manda en tu vida?

      Deja de actuar de acuerdo a lo que te digan, y deja de buscar consejos gratuitos de gente que no conoces, demostrando lo poco que confías en tus capacidades.

      Ni yo podría decirte lo que debes hacer. Si el artículo no te queda claro, eres tú el que no tiene claro lo que eres. Eso te hace buscar opiniones externas que definan tu camino.

      Pero el camino lo defines túConfía en tus decisiones.

  18. Llevo unas cuantas semanas leyendo las publicaciones de esta página y creo que necesito poner mi primer comentario, no quiero aburrir con mi historia pues como dice Carlos , a cada persona le parece que su historia es la más importante, dolorosa y trascendental del mundo y lo entiendo pues aceptó el egocentrismo del ser humano como una característica innata , resumiendo tuve una relación de 7 años con una chica, me casé con ella y a los 10 meses dejó la relación y a los 3 meses estaba con otra persona, la verdad que después de mucho tiempo y gracias a muchas de las reflexiones que aparecen en estos textos , me quedo con la que creo que es la principal y la que me supuso poder abrir los ojos y empezar a salir del pozo en el que me metí y es que lo más importante en esta vida es quererse a uno mismo, valorarse y ser feliz sin necesidad de tener al lado a nadie, disfrutar de la vida sin tener que estar pendiente en las valoraciones externas, aprender a perdonar y sentirse en paz con uno mismo, cuando llegas ahí la verdad que te das cuenta que te da igual si tu ex te tantea, si tiene novio, si le va bien e infinidad de preguntas que al fin te parecen absurdas, básicamente porque ya no te interesa la vida de esa persona, eso no quita que lo que hubo fue bonito, pero se termino y punto, es una actitud masoquista estar pendiente de la vida de una persona que no te quiso en su día en su vida y que ahora es uno mismo el que ha decidido no tenerla en la suya, no sé si me explico,pero lo que quiero decir es que de verdad que lo más sano es seguir uno con su vida, buscando la felicidad y no estar pendiente de lo que significa o pueda significar cierto mensaje de una ex. Saludo a todos y fuerza en el camino de autodescubriros y gracias Carlos por abrirnos los ojos !

Tu comentario, aquí. Consultas, sólo en Encuentros.