Cuando eres tú quien deja

“Es duro, es doloroso,
no ser amado cuando se Ama todavía,
pero es bastante más duro ser todavía Amado
cuando ya no se Ama.”
Benjamin Constant

 

Entiendo a la perfección todo lo que ha pasado, entiendo que sientas esa traición y que esa persona conforme todo el objeto de tu odio… pero todos debemos entender esa parte que nos resulta totalmente ininteligible cuando sucede y llega a nuestra vida. Ese perfil que odiamos, que rechazamos, sobre el que argumentamos “jamás haré una cosa así a una persona que me quiera”… ese perfil debemos hacerlo nuestro antes de que nos coma por los pies y nos deje sin aliento.

Te cuento algo que define la esencia de este espacio y que supone el que es probablemente mi pilar emocional más fuerte. Algo que se constituyó tras escuchar esto:

-Levántate y recoge tus cosas, te tienes que ir de casa hoy mismo.

Con esa frase de hecatombe me despertó mi pareja una mañana de verano; lo nuestro se había terminado. Lo siguiente que recuerdo es sentirme desorientado, confuso, pero feliz como un preso que por fin va a escapar de la cárcel, pero ve demasiado por hacer fuera y siente miedo.

Por ese miedo había estirado demasiado la cuerda.

Llevábamos seis años juntos, pero lo nuestro no funcionaba. Yo tenía miedo a estar solo. No tenía nada. Durante años busqué la forma de eliminar aquel dolor, y pareja tras pareja, fui creando una versión de la Vida donde el Amor no tenía cabida.

Fui insensibilizándome, buscando madres, esposas Wendy, que se encargaran de un niño herido que no quiere hacerse mayor, ni tener responsabilidades, y al que hay que alimentar mientras lucha por su sueño.

A partir de entonces, comencé la búsqueda de mi sueño por mis propios medios, y es ahí donde mi meta comenzó a construirse, conocí el verdadero Amor, el Amor por lo que yo era y hacía.

Hasta entonces pensaba que el Amor no existía, que todo era fruto de películas e insufribles cantautores, y me insté a mí mismo y a los demás a tener convivencias tranquilas, sin altibajos, esquema que consideré el más adecuado para tener una relación. Complicidad, cariño y sexo. Sí, en eso se convierte una relación… pero, la pregunta es, ¿con quién? ¿Lo tienes con alguien que te comprende y te quiere? ¿O con alguien que no te soporta, habla mal de ti a sus amigos y tu familia no le aguanta?

Porque ese fui yo. Y, evidentemente, yo había hecho lo imposible por ser rescatado, aprovechándome de otra persona, es duro de asimilar cuando te das cuenta. Hoy, sólo puedo confesarlo así, abiertamente, para que otros sepan lo que pueden estar haciendo con sus vidas, y reflexionen.

Vivir relaciones sosegadas pero sin Amor, antes que relaciones turbulentas llenas de ego, sí, parecía un buen plan pero fue el peor.

Viví engañado durante mucho tiempo en este perfil, pensando que el Amor no existía. Y este engaño me hizo pensar que mi relación era buena, y seguimos juntos mucho tiempo pese a que no compartíamos gustos, ni teníamos las mismas costumbres familiares, ni la misma visión de futuro, y no hablábamos de absolutamente nada que fuera transcendental, nada más allá de problemas del vecindario, del trabajo o de algo que faltaba en la nevera y había que comprar.

Había pasado varios años en mi propia burbuja, alejándome de mi pareja para encontrarme con esa parte tan perdida que era yo mismo. Me faltaba Amor.

-Dame dos días al menos.
-No tienes dos días, cuando llegue de trabajar no quiero verte aquí.

De repente, unos meses antes de que esto sucediera, había conocido al Amor de mi vida. Sí, a la persona que te Ama de la misma forma que tú la amas a ella. Todo cambió. Absolutamente todos mis esquemas se vinieron abajo, y pasé meses sin ganas de seguir en una relación improductiva y yerma, sin vida.

-Pero… me tienes que dar algo de tiempo…
-O sea, que estás de acuerdo en que nos separemos. Tienes que irte hoy. Rápido.

Sí… el clásico (y justificado) rencor y dolor del dejado. Vístete rápido, lárgate. Luego llegaron muchos más insultos. Nunca nos entendimos. Yo, sin embargo, había hecho mi despido emocional con el tiempo: había pasado mañanas, tardes y noches pensando, sufriendo y llorando por una relación a la que no le veía futuro.

Me había dejado arrastrar por el cariño, la comodidad, la pena, las costumbres… Pero si no conoces el verdadero Amor, si piensas que vives una relación de Amor, que lo demás es todo mentira, ¿cuándo parar todo aquello? Aquella relación me hacía sentirme suavemente algodonado y mullido, pero por otra me había agriado el carácter en los últimos años, molestándome todo lo que mi pareja decía y hacía.

Sencillamente porque no estaba enamorado de ella, y la sentía como un obstáculo para mí, cuando yo era el obstáculo en su vida: vivía en su casa. Ella cubría muchos gastos. Yo no trabajaba. Bomba de relojería. 

Seguí pensando, a pesar de todo, que quizás había que aguantar eso, que quizás las relaciones son así, que el Amor “acaba por gastarse” y lo que queda es una convivencia soportable, sin altibajos, donde no hay que rendir cuentas emocionales a nadie. Y me equivoqué. Y por equivocarme, por seguir en una relación sin estar enamorado, clave para vivir ya sea una relación, un trabajo o un viaje, por no sentir ese Amor tan necesario que hay que sentir al vivir, me agrié, me distancié, me encerré en mi mundo…

… y seguí permitiendo que aquel ser humano sufriera por mí.

Chungo. Muy difícil. Muy duro. Sobre todo darme cuenta de que lo hago porque me enamoro de otra persona, y me doy cuenta de lo que es el Amor, y lo que es la dependencia.

En aquel escenario previo a la ruptura, cuanto más salía ella de su Centro, más me metía yo en el mío. Y sólo me empezó a doler cuando llegó la nueva relación.

No pasó nada porque esa persona no quiso que pasara… y porque suficiente sentimiento de culpa arrastraba yo por hacer daño a mi pareja, por la que sentía tanto cariño. Pero pasó lo más importante, que fue mi silencio y mi apatía ante una relación insalvable. Y aún más, algo que me dio por completo la vuelta a mi cabeza: llegar a casa y acostarme con mi novia no me hacía pensar que engañaba a mi novia… sino que engañaba a la persona de la que me había enamorado.

Me dolió cuando me di cuenta que mi visión de la Vida era totalmente irreal, y por eso no estaba pleno.

Transformar esos sentimientos fue lo más duro que me tocó vivir… y, por supuesto, me merecí aquel “recoge tus cosas”. Sin embargo, meter toda tu vida en ocho bolsas de basura, sentirte desahuciado y desubicado, sin saber qué hacer ni qué decir, es una de las experiencias emocionales más dolorosas que un ser humano puede sufrir.

A esa decisión, básicamente tomada por ella porque no tuve el valor de tomarla por haber estado ciego ante lo que ocurría durante muchísimo tiempo, se le unió la opinión de aquellos que no vivieron en mi piel, ni escucharon mis lágrimas, ni supieron de mi infelicidad. Personas que Resonaban con mi carencia emocional, eran las manifestaciones de los argumentos que había generado en contra de mí.

Cuando aquella gente, mis negaciones, supieron de mi ruptura, cuando supieron que yo había dado de lado la relación por otra persona y sin saber absolutamente nada de lo ocurrido con mi pareja ni con la nueva persona -ni mucho menos lo que yo había llorado por sentirme confuso-, muchas de esas energías Expresaron lo que yo Reprimía. Actuaron como yo actuaba.

Me di cuenta de que me alejaba de gente que estaba dormida, y el contador de mi existencia volvió a ponerse a cero.

Encontré, por supuesto, un montón de gente que había sido dejada y había tomado la decisión de dejar, y entendió mi postura, mi error y mi debilidad nada más verme con tal nubarrón sobre mi cabeza. Sólo las personas que habían vivido el dolor de cerca supieron ponerse en mi piel. El dicho de “como te ves me ví, como me ves te verás”, cobró toda la fuerza y significado del mundo, y saqué una de las conclusiones más humanas y esclarecedoras, pero también más dolorosas, en las que he podido reflexionar:

Aquello que condenes te acabará condenando.

Aquello que condenes te acabará condenando

Sí… así fui yo en su día… ¡qué grandes piñas hice con amigos, maldiciendo a mis ex! ¡Qué malas personas eran aquellas personas que decidieron dejarme para mirar por su felicidad! ¡Qué de reproches se han comido, y cuántas veces prometí eso de “jamás seré como tú”

Quizás fue lo que me salvó. Hubiera sido muy doloroso conocer todo lo que vino después, en ese momento. Me bastaba con querer huir para reconstruirme, y luego enfrentarme a todas las condenas, juntas, las que acabaron condenándome.

El haber dejado que mi ex me complaciera, que ella se desviviera por una relación infructuosa, me anulaba moralmente. Me resultaba muy difícil perdonarme a mí mismo. Esta ruptura me enseñó mucho después a hacerlo, a lidiar con el sentimiento de culpa que sentía y que duró tanto tiempo, algo que liberaba otros quistes emocionales del pasado.

Aquella persona fue un poderoso punto de torsión para mí. 

¿Entendéis ahora por qué en mi libro y en mis consejos sólo hablo de respetar la decisión de la persona que te deja, sin verter odio hacia ella? Todos nos podemos ver en ese horrible y oscuro lugar que es vivir algo que no quieres vivir.

Yo caí, y sólo cuando me enamoré de mí, pude comprender hasta dónde habían llegado mi propia negación, mis miedos y mi absoluta falta de perspectiva. Pero si para enamorarte de ti tienes que dejar a una a una persona a la que quieres, comprobarás que es igual de doloroso (o más) que ser dejado por quien Amas.

Es una lección que sólo la persona que deja a otra conoce, vive y sufre. Esta nueva experiencia te hará comprender que la condena de la actitud del que deja, el odio hacia esa difícil decisión, o cualquier otra, es lo que hace que no veas el verdadero propósito de la existencia, las torsiones inevitables y necesarias.

Y a eso es a lo que quiero ayudarte.

Quizás, si odias a los que dejan, toda esa energía se densificará en otra realidad, la vida se dará la vuelta, y Resonará con esa verdad inconsciente que tanto ocultas para acabar sufriendo por todo lo que condenaste.

Acepta y trasciende.
De verdad, es lo mejor para ti.

Espero que entiendas las decisiones de quien te deja, sin permitir jamás que se te haga más daño del que tú mismo te querrías hacer.

Resonancia para ti 🙏

14 pensamientos en “Cuando eres tú quien deja”

  1. Acabo de entender perfectamente lo que siente mi expareja al haberme dejado hace cinco meses, sus dudas, su pena, su confusión, su necesidad de dejar esa relación porque le “faltaba algo” en el amor, porque no podía seguir así, yo entregándome hasta perder mi centro como dices y él metiéndose más en el suyo.

    Ahora se va al extranjero porque necesita estar tranquilo, y sólo cuando lo esté textualmente “podrá realmente reflexionar sobre si está enamorado o no, aunque tiene bastante claro que no”. Tan sólo el miedo a arrepentirse de su decisión, la culpabilidad, la pena y el cariño le impiden ver lo que yo ya sé y tú me has esclarecido con esta publicación, que no siente amor.

    Qué duro es. Aceptarlo como sea e intentar seguir con la impotencia de que no hay nada que hacer.

    1. Yo condené a mi ex implacablemente por haberme dejado por otra persona, pero realmente ahora lo entiendo, ella solo busca su felicidad, y yo no se la estaba brindando, con su decisión se da y me da la posibilidad de hacernos responsables de buscar una relación que verdaderamente nos haga plenos a los dos, duele mucho aceptarlo pero es lo más noble. En mi caso fueron 7 años de relación y nunca funcionó bien.

  2. Hola Carlos, gracias por entrar en mi vida, tus palabras me han ayudado tanto, había pasado por una búsqueda en lugares que no les importaba mi salud ni mi felicidad, sólo decían lo que yo quería escuchar y eso me hacía más daño. Gracias porque hoy después de mucho tiempo pude reir y llorar pero no por nadie más sino por mí, por descubrir esta verdad, me emociona la vida y lo que viene. Gracias!

  3. Estoy pasando por lo mismo pero peor. Me enamoré de otro que no me corresponde y no puedo dejar a mi pareja actual.
    Entiendo tanto eso que dices que al acostarte con tu pareja sientes que estas siendo infiel contigo mismo !! Pensé que era una sensación muy extraña pero veo que no soy la única.

  4. Normalmente los artículos se dirigen hacia la persona dejada y tratan al que deja como una persona despiadada sin sentimientos que simplemente o se consiguió a otro o siguió su vida feliz y echó todo al olvido. Pero esto no siempre es así, yo personalmente tuve que cortar hace poco con una relación estando enamorada, porque de mi novio sólo recibía indiferencia, falta de compromiso, evasiones y culpas, era muy evidente su falta de amor hacia mí y ese desprecio era sumamente doloroso. Y en estos casos el duelo es exactamente igual (yo creería que peor) porque tienes que tomar la decisión por ti mismo (alejarte, cortar contacto, no tener respuestas a muchas preguntas) con el agravante de que para quién no conoce a fondo la historia y para tu ex resultas siendo el monstruo…Yo leo tus artículos y me siento plenamente identificada con lo que les dices a quienes son dejados, porque me siento así, tal vez yo fui quien tomó la decisión final, pero mi novio me había dejado sentimentalmente hacia meses y mi duelo es muy difícil porque a veces pienso que podría haberme ahorrado todo esto si hubiera seguido aguantando, pero sé que esto era inevitable y que tengo que pasar por esto para poder reencontrarme a mí misma. Gracias

    1. Si te das cuenta, Marcela, en este artículo considero aún más doloroso el dejar que el ser dejado, tal y como tú sentiste.

      Gracias por tu comentario.

  5. Me pasa lo mismo que cuentas Carlos, años que no estoy enamorado de mi pareja, que en su dia pude dejarla pero meses después y viendo que estaba muy enamorada de mi. Que sufría por no estar conmigo y muchas cosas mas, pues volví con ella, ella me ayuda mucho ella me quire , lo da todo por mi y yo en mi mundo siempre deseando que aparezca alguien y se enamore de otro hombre, no puedo dejarla, la quiero mucho y no deseo hacerla sufrir nuevamente, pero no la amo com pareja y asi estoy por mas de 5 años , deseando que ella pueda tener a alguien que la ame como verdaderamente se merece , como a una princesa. Yo sufro en silencio , pero nada, desearía que me pase como a ti, que sea ella quien me deje, , seré un cobarde es lo mas probable pero si la dejara y la viera sufrir volvería con ella como ya hice

    1. Julio te voy a decir mi experiencia. Tardé años en enamorarme y amar a mi pareja. Lo dejé varias veces. Volvía por dependencia, por pena. Algo cambió en mi. Estuve en sus peores momentos. Feliz de amarlo. Me dejó cuando lo amé más que a mi misma. Destrozó mi corazón. Y aprendí que cuando no se ama hay que dejar. Hay que irse. Un año dolorosísimo. Nunca más. Si no amo me voy. En esto hay que ser egoistas. Él cuando se fue lo hizo tan fresco. Ojo que las tornas pueden cambiar. Y sentirte muy imbécil.

  6. Como a ti me pasa, julio , a ver si alguien puede orientarme un poco si esta bien o mal lo que estoy haciendo, vivír en una mentira solo por no querer hacer dańo , por que lo quiero y admiro como persona pero si ese amor de pareja

  7. Justo estoy en el proceso de dejar y estoy fatal. El es una persona q no se quiere a él y menos a mi y a sus hijos. Quizás por educación, costumbre o tradición he continuado esta relación, sufriendo en silencio. Hace justo un mes decidí no alargar mas esta agonía. Y es muy doloroso.

  8. Pero Carlos no paso nada porque el amor de tu vida no quiso” pero llegabas a casa y te acostabas con tu novia de 7 años y sentias que le eras infiel al amor de tu vida” te hibieses acostado con las dos si el amor de tu vida hubiese querido? Y que pensarias si lo hubieses permitido…. sigue siendo a dia de hoy el amor de tu vuda? A veces me cuesta entenderte para no reflejar lo que tu eres etc tu no puedes cqmbiar a otra persona con tu actitud….esto es mas complejo de lo que es leerlo. No reprimir…estar solo…
    Yo lo estoy llevo un año sanandome y el AMOR es rechazo porque?yo ni sikiera ando con lios. Cuanto se tarda en sanar es muy dificil carlos…y…
    Te jubieses acostado con las dos?? Yo no reprimo ni dejo de reprimir simplemente yo ya no inicio si eso sucede…..

    1. yomisma, creo que no me entiendes porque no estás intentando comprender mi visión sino imponer la tuya, en este y otros artículos.

      Yo no intento imponer nada. Hablo de mí, de mis sentimientos. La Disonancia que puedas percibir en lo que hablo se debe a tu Resonancia con lo que digo, nublada por las interferencias de tus creencias.

      No pasó nada porque, como digo en la lectura (por favor, no te quedes sólo con lo que te permite ejercer tu Represión, lo cual habla de ti), mi sentimiento de culpabilidad no me permitía tener sexo con una persona estando con otra. Así ha sido siempre. Actuar así me hizo comprender, poco a poco, una de las cosas más importantes de mi filosofía: el sexo es, en realidad, Amor.

      Creo que es mejor que te informes de qué hablo antes de juzgar mi vida, porque lo que haces constantemente es juzgar la tuya. Puedes leer artículos sobre la sexualidad aquí.

  9. Querido carlos estoy en una etapa muy dolorosa, el hace un año me dejo en enero del 2017 le pedí hasta marzo q no lo hiciera e igual debe fue odiándome, de ahí me escribía haciéndose el celoso o no se si estaría celoso pero me decía cosas q espera q este bien con los otros cuando el fue quien me dejó! Decidí hacer contacto cero y me escribía siempre yo no respondía hasta q por agosto empecé a escribirle de nuevo a converse a chatear puedes creer y en octubre regresamos ahora este año desde el 2016 nos tocó compartir mucho porque trabaje en un lugar cerca de su trabajo dormíamos hasta juntos y yo no podía tener sexo con el era como q quería ver q no regreso por eso y creía q los antidepresivos q tome porque acudí a un psiquiatra los días q me deprimo por su abandono me habían hecho mal los deje para poder tener relaciones y no pude pensaba q estaba enferma Entonces justo cuando me mandan en junio del 2016 de mi trabajo el decide alejarse me dice q no me quiere ! Porque me busco porque me ilusiono me obligue a acostarme con el y me dijo q ya no sentía nada desde junio le he venido rogando una oportunidad y el cerrado parece q no estuviera con nadie pero dice q es una relación tóxica me trato tan mal la última vez me dijo q fui lo peor a le he pasado en la vida que quiere vivir viajar me dice q soy mentalmente limitada y veras q el fue quien más celos tenía hasta reciente me controlaba hasta q horas me conectaba etc al whast como porque lo hacían ? Hasta el tiempo q estuvimos alejados decía q salía con otros y no jamás lo hice porque porque me hizo tanto daño

Tu comentario, aquí. Consultas, sólo en Encuentros.