Calcula tu Número Resonante

Las matemáticas son el alfabeto
con el cual Dios ha escrito el Universo.
Galileo Galilei

 

Siempre odié las matemáticas. Jamás pensé que los números podían ayudarme de ninguna forma. Fueron demasiados años cateando…

Con el tiempo, observé receloso cómo los números me perseguían. A todas partes. Siempre estaban ahí, revoloteando a mi alrededor y, al final, como toda energía conectada al Omniverso, no tuve más remedio que conocer su esencia.

A finales de 2009, a punto de caer por un precipicio emocional, metí primera, pisé a fondo el acelerador y dejé atrás el mundo de las relaciones interpersonales. No tenía sentido seguir filosofando sobre relaciones de pareja, al estilo de Walter Riso, cuando lo importante era sanar el origen del conflicto.

Por eso, me dediqué a profundizar en el  Centro del Ser, la filosofía y la física cuántica.

La ciencia fue mi aliada… quién lo diría.

Dos años después, tras muchos estudios, reflexiones y una larguísima cabellera 😂 tuve varias revelaciones que me pusieron en contacto con mi verdadero camino, mi misión en la Tierra.

2012 fue un año de mensajes y números, de guías que me mostraron qué era lo que debía hacer…

… y que me dieron instrucciones extremadamente precisas.

 

Convirtiendo la Vida en números

Gran parte de esas revelaciones llegaron gracias al conocimiento de los números, su estructura, origen, vibración… Un numerólogo me puso en ese camino, y a partir de ese momento comencé a estudiar kábalah, numerología tántrica y pitagórica, filosofía hebrea…

Devoré todas esas ancestrales fuentes de conocimiento que hablan de la composición matemática del Ser. Y me obsesioné, lo reconozco. Llegué a ver números en todas partes, en todas las situaciones posibles e imposibles. Leí decenas de libros, visité bibliotecas, consulté a gurús…

… pero aunque algunas cosas encajaban, otras no. Ni por asomo. Aquello seguía pareciéndome una lotería.

Frustrado, comprobé que la numerología estaba travestida. Al igual que habíamos hecho con otras disciplinas sagradas como la astrología, la numerología se había convertido en un circo de sumas y restas con explicaciones similares a los horóscopos de las revistas del corazón.

Nos habíamos fusilado todas las sabias herencias de nuestras raíces, y leer números se convirtió en otra de esas disciplinas metafísicas sin sentido.

Hasta hoy claro.

Hoy día, los Patrones Li evidencian que la lectura de los números por su orden vibracional nos muestra la distribución de la Vida y la Muerte, de los ciclos en los que fluctúa el Universo. 

Me di cuenta de que el trabajo era más subconsciente, más a través de la resonancia, y por eso creé mi propio lenguaje: la Numerología Cuántica. Comencé partiendo de las bases más fuertes, a través de los cálculos pitagóricos, y proseguí añadiendo conocimientos que yo mismo recopilé, a través de consultas que realicé gratuitamente a cientos de personas durante años. Y los resultados fueron sorprendentes.

 

Los ejes principales de mi numerología

Durante los últimos cinco años he desarrollado y afianzado una numerología que ofrece una Visión Holística del Ser, el papel del ser humano en la Tierra, nuestro camino en la Vida.

Estos son algunos de los ejes que resumen ese estudio de Numerología Cuántica:

La Vibración del Alma. Es la vibración esencial de tu ADN, la frecuencia en la que está codificada tu información de acuerdo a tu frecuencia mental. Es tu esencia más profunda.

La Impresión Kármica. Habla de cómo te ha modificado la Vida, lo que ha dejado en ti el flujo de la Vida a lo largo de tus otras vidas. Podría explicarse por cómo te perciben los demás.

El Ser Resonante. Es la unión de tu Vibración del Alma y tu Impresión Kármica. Representa los rasgos que te distinguen, una mezcla de lo que eres y lo que has vivido.

La Inflexión Cuántica. Ofrece datos sobre tu nacimiento, esos puntos de inflexión que vives a lo largo de tu existencia a través de tus idas y venidas a cada morada o planeta.

La Actitud Subconsciente. Es tu perfil más desconocido, el que te hace comportarte inconscientemente. Describe algo que pueden detectar los demás, pero que tú no te das cuenta que emites.

El Salto Cuántico. El aspecto que te falta para tu madurez emocional. El siguiente escalón que debes vivir para tu evolución espiritual.

La Consciencia Eterna. Un número afín a tu Ser Resonante, que suelo conectar con la numerología del Tarot para afianzar tu Expresión.

Entre todos estos, hay un eje vital: la Número Resonante. Se trata del camino descrito por tu alma intentando superar sus Disonancias. El recorrido marcado por las supuestas dificultades que, en realidad, atraes para potenciar lo que realmente eres.

 

Calcula tu Número Resonante, es fácil.
Y muy revelador.

El Número Resonante es lo que en otras numerologías se ha llamado el Camino de la Vida, el Número Personal, el Número del Destino… Encontrarás infinidad de nombres.

En mi filosofía, El Número Resonante está íntimamente conectada con el conocimiento de las Disonancias, bloqueos emocionales subconscientes, pero es posible obtener una lectura clara, sin ambigüedades, realizando un sencillo cálculo:

SUMA LAS CIFRAS DEL DÍA + MES + AÑO
hasta que sólo quede un número

Para ponerte un ejemplo, mi fecha de nacimiento, ese día en el que vine a atormentar a mis padres 😅 fue el 19 de julio de 1976, así que mi Número Resonante es el 4:

1+ 9 + 7 + 1 + 9 + 7 + 631
3 + 1 = 4

Cada número, por supuesto, posee una simbología concreta. A continuación, voy a ofrecerte un pequeño resumen de cuál es tu Número Resonante dependiendo de la suma de tu fecha de nacimiento.

 


Todos los tipos de Números Resonantes

Si tu Número Resonante es un 1
Eres un líder. Alguien a quien la gente sigue.

Buscas sentirte muy independiente y, por tanto, eres muy autocrítico. Te exiges tanto porque sabes que debes cumplir un camino pionero, de innovación, lo que hace que un montón de personas se te peguen como moscas. Gente que se intentará aprovecharse de ti, de tu valor, de tu capacidad visionaria.

Eres El Mago en el Tarot. Y la Fuerza la obtienes directamente de El Loco, el número cero. Es decir, vives de una energía imparable, sin medida, desbordante, y la utilizas para crear tus ilusiones, tus visiones sobre el futuro. Esto hace que te estés expuesto al flujo sin filtros de la Energía vital, la Fuerza primera y Una, lo que significa que tu trabajo pasa por transformar lo que percibes y conferirles el orden que ayude a otras personas.

Como los demás quieren aprovecharse de tu energía, es posible que no confíes en todas las personas, pero debes saber que acabarás por trascender a sus problemas y eso hará que se m muestren mucho más acordes con tu visión.

Quizá por esta actitud de estar por encima de las personas los demás puedan verte como alguien egoísta, centrado en sus cosas, pero simplemente trabajas para crear tus mejores elecciones. Eliges y creas, siempre a marchas forzadas porque sabes que este mundo es efímero y hay que exprimirlo, cada día, hasta la última gota.

Es posible que seas abogado, militar, escritor, que estés al mando de alguna empresa tecnológica, que tengas tus propias ideas sobre cómo hacer las cosas… Llevas la voz cantante.

¿Qué debes buscar para encontrar tu Expresión?
Sentir que te respetan.

 

Si tu Número Resonante es un 2
Eres un mediador.
El que conecta a la gente entre sí.

Eres una persona cariñosa, armoniosa, de carácter mediador. Casi dócil, se puede adivinar en tu mirada. Sueles transmitir ese carácter para suavizar cualquier conflicto, así que no se te encuentra en los bandos que se atacan, sino más bien en el medio y de forma muy discreta.

No te gusta ser el centro de atención.

En el Tarot de Marsella, de hecho, el número II es La Papisa,  el arquetipo de la espera paciente, de la imperturbabilidad, de la resistencia al cambio. Un arquetipo de una anciana, religiosa, aferrada a sus creencias, inamovible… pero que, sin embargo, muestra un huevo bajo su regazo, un huevo que representa las oportunidades de cambio.

Inconscientemente, tu camino como mediador es precisamente el futuro, porque te gusta todo lo relacionado con el Tarot, el I Ching, las ciencias ocultas, la psicología, la expansión de consciencia… Y si así lo sientes, por ahí debe ir tu camino. Eres La Papisa que templa la energía del mago para llevarla hacia la creación, en el siguiente Arcano, el III.

Quizás por este estatismo, por verte siempre entre dos mundos, piensas demasiado en lo que los demás piensan de ti, y por eso, al involucrarte tanto en los problemas, que no es sino en la cabeza de los demás, puedes llegar a pasar demasiado tiempo con energías que  no te convienen.

Recuerda que las personas se preocupan de lo que tú piensas de ellas, así que no te preocupes tanto por satisfacer sus necesidades. Tu propio equilibrio debe ser roto de vez en cuando, así que acércate a gente positiva que crea cambios.


¿Qué debes buscar para encontrar tu Expresión?
Personas que generan cambios, porque te hacen crecer.

 

Si tu Número Resonante es un 3
Eres un comunicador. Alguien que demuestra quién es al mundo.


Si hay un número al que se le oiga más de lo normal, ése eres tú. Tus acciones no pasan desapercibidas. Toda la energía contenida del 2 explota en el 3, y todo se convierte en optimismo y entusiasmo. Todo en ti es Luz.

Estar a tu lado es una alegría, y la gente suele conocerte por tu sonrisa.

En el Tarot se te conoce como La Emperatriz, la energía explosiva que convierte el Amor en un ser vivo más, en su capacidad de Amar y crear, la energía sexual, creativa, que engendra vida por donde pasa.

Por este motivo vives como si estuvieras actuando, como si fueras un personaje de cine o teatro. Para ti todo es intensidad, esplendor de reina, de emperatriz, y lo demuestras haciéndote escuchar. Te gusta escribir, comunicar, hablar por teléfono, dibujar… Adornas incansablemente cada experiencia para que parezca interesante. Tu Instagram debe ser una pasada.

El problema es que quieres mejorar tanto todo, que en tus relaciones acabas por hacer médico-paciente, queriendo también sanar y mejorar la vida de tu pareja. No está mal si obtienes un equilibrio, pero antes debes cuidarte.

No hay duda de que tu carrera es la de vendedor, modelo, diseñador, músico, cantante, actor o actriz, diseñador… Comunicar e impresionar es lo tuyo, no lo pierdas de vista.

¿Qué debes buscar para encontrar tu Expresión?
No seas dominante en tu trabajo y triunfarás.

 

Si tu Número Resonante es un 4
Eres un maestro. Has venido a enseñar a los demás.

Eres alguien que busca conocimiento, que ofrece seguridad y que comparte experiencias. Eres la típica persona pensativa, con gafas, el clásico ratón de biblioteca tan metido en tu mundo que puede olvidar que las cosas van mal, que su relación sentimental se está yendo al garete, y todo porque, sencillamente, no te das ni cuenta.

Cuando chocas con la realidad, el drama es inmenso 🙂

El arquetipo que rige tu número en el Tarot es el El Emperador, la figura que piensa y materializa, que crea materia gracias al orden de las cosas. Un orden que, de hecho, se muestra como un compás en su cabeza, donde todo queda circunscrito a su círculo. Eso te hace vivir un mundo interior que puede resonar con ciertas áreas desconocidas de ti mismo, y eso te lleve a discutir con todos, y a todas horas…

… pero tú jamás creerás estar discutiendo. De hecho, lo cierto es que sólo quieres poner las cosas en su sitio, dotar de lógica a tu mundo. Por eso eres el profesor, la persona de la que los demás aprenden y a la que se le confiere una total credibilidad.

Te calma la Naturaleza, el hogar, tener un plan, un patio trasero, un rincón en el que esconderte. Un cuaderno para hacer apuntes. Seguramente escribas un diario, o lleves un larguísimo historial de tu vida y de tu trabajo. Almacenar datos, ésa es precisamente la forma en la que acabarás ganándote la vida, desarrollando tu conocimiento.

¿Qué debes buscar para encontrar tu Expresión?
Hacer sin pensar. Dejarte llevar.

 

Si tu Número Resonante es un 5
Eres un aventurero. A tu lado, es raro que las cosas estén quietas.


Eres una persona que se alegra de vivir, que fluye con sus propios instintos, con sus pasiones, sean buenas o malas. Lo arriesgas todo. A diferencia del 4, buscas caminos diferentes cada día para ir hasta tu trabajo. No soportas la rutina.

Tu número en el Tarot lo representa el Arcano de El Papa, el arquetipo de la persona que genera transiciones, el visionario que crea los cambios. Eres la persona que transforma lo que viene de las raíces de la escala del 1 al 10, y lo transforma para continuar ascendiendo hacia lo espiritual .

Tu búsqueda incesante de las mejores formas posibles en la Vida te hace quejarte mucho de lo que te pasa, como si todo pudiera ser mejor, y eso hace que escapes de tus problemas con las compras, el sexo, la comida, el alcohol… Quizás sublimes todas esas pulsiones y te dé por viajar, encontrar nuevos mundos para calmar el de dentro.

Pero te será difícil encontrarlo porque no sabes vivir sin gastar energía, emociones, dinero. El mundo interior puede esperar.

Buscas la perfección en ti, y despiertas curiosidad con esa necesidad de ser el fotógrafo de las excursiones, el que ayuda a los demás a viajar, el que trabaja como piloto de avión. El problema es que no haces mucho caso a la gente que se siente atraída por ti, porque a poco que te hablan desconectas, y eso te desconecta de la gente. No te permitas huir de esta forma.

¿Qué debes buscar para encontrar tu Expresión?
Seguir moviéndote, pero sin hacer daño a otros.

 

Si tu Número Resonante es un 6
Eres un educador. El padre o madre perfecto.


Eres una persona diseñada para educar. Se te ve en todo lo que dices y haces. Persigues la belleza, la armonía, la buena educación, la sensatez… La verdad es que no tienes que esforzarte por ser padre o madre de familia. 
Lo eres, sabes educar y punto.

No tienes que aprender nada.

Tu número está regido por El Enamorado, el arquetipo subconsciente que nos conecta con la belleza y la armonía, premisas que viven en ti.

Quizás por esto suelas pecar de controlar demasiado a tu rebaño, por ese afán de crear una belleza maternal en aquello que te rodea, y acabes tratando a todo el mundo como si fueran niños. De hecho, suele serte imposible ver a tus hijos como adultos.

En definitiva, buscas la tranquilidad doméstica, las buenas costumbres, el hogar acogedor, y si no tienes nada de eso lo encontrarás en tu lugar de trabajo. Y si no, en tu mascota. Quieres energías a tu lado, personas con las que vivir en armonía, y la verdad es que sabes cómo hacerlo.

Tienes un gran olfato, tanto que a veces no puedes llevar perfumes porque te asfixian, pero por esa rama sensible discurre tu camino: interiorista, consejero, agente inmobiliario, o alguna rama creativa que exprese la belleza del Arcano VI del Tarot para realizarte como persona.

¿Qué debes buscar para encontrar tu Expresión?
Comunicarte, sin explotar cuando ya es tarde.

 

Si tu Número Resonante es un 7
Eres un buscador del saber. Alguien que ve más allá que los demás.

Eres alguien inteligente, no hay duda. Un espíritu especial. Quizás fuiste el bicho raro de la clase, y por eso sueles refugiarte, como el número  5, en todo tipo de experiencias, alguna vez extremas, y al final siempre llegas a la misma conclusión: nada de fuera te hace feliz.

Necesitas encontrar tu Centro, y por eso tu arquetipo en el Tarot lo rige El Carro. Ese príncipe en busca de tierra prometida, capaz de sacrificar los recursos obtenidos en todas sus anteriores vidas para ponerlos al servicio de la conquista

Pero, una vez más, no se trata de conocer las formas externas, sino conocer la forma interna que proyecta y se refleja en todo lo externo: el Tú esencial, el Ser que existe más allá de tu necesidad de conocimiento. Encontrar tu Centro para hallarte a ti.

La resonancia con tu verdadera energía es muy fuerte en ti, pero ciertos rechazos hacia ti surgen hacia los demás, y tienes muchas dificultades para decir te quiero. Eso hace que parezca que te comportas de forma fría con los demás, pero se debe a que estás observando el mundo, la fuerza interior de las cosas. Por esta búsqueda del saber y de la fe, calas a los demás a la primera, sabes lo que piensan… tu intuición es superior. De hecho, eres un buen psicólogo, y cualquier trabajo con la mente se te daría fenomenal.

Quizás este refugio en ti se debe a tu época de la infancia, donde recibiste tanta lección dura. Aquel dolor te hizo ser muy comedido en tus relaciones, y quizás eso te ha convertido en un Peter Pan que jamás quiere ser adulto. Mi consejo es que vivas intensamente, sin preocuparte de lo que pasó.

¿Qué debes buscar para encontrar tu Expresión?
Vivir al máximo, no enquistarse en el pasado.

 

Si tu Número Resonante es un 8
Eres un ejecutivo. Un creador de dinero.

Eres el ejecutivo agresivo. El que todo lo vende, el que crea la seguridad económica, el avatar destinado a unir el mundo terrenal y espiritual a través de la materialización de la riqueza. Tu alma está diseñada para triunfar en lo económico… y tarde o temprano, aunque no te lo parezca, será así.

Tu número lo porta La Justicia en el Tarot de Marsella. La indeleble, la imperturbable, la ecuánime y equilibrada justicia, en la máxima extensión de la palabra. El 8 es un equilibrio absoluto, dos círculos, el que representa la tierra y el cielo, lo terrenal y lo etéreo. Eres la justicia que equilibra las energías, la que sabe cómo controlar la energía del mundo para sublimarla hacia lo divino.

Este compromiso energético hace que lleves una vida estresante porque sientes que debes dar más a los demás, y eso hace que cambies constantemente de opinión. Dar a los demás, dar al mundo, centrarte en sus necesidades, todo eso hace que te olvides de ti. Es problema, de hecho, que te hagas mayor sin haber construido tu esfera personal, la que da de beber a muchos. Sin embargo, tienes ese pensamiento de “sigo siendo joven, puedo hacer lo que quiero, puedo seguir nutriendo mi vida y la de otros”.

Eres capaz de dirigir empresas, pero puedes llegar a hacerte daño con tanta construcción, porque eso exige una planificación del futuro. Esos planes, desde luego, te pueden llevar a grandísimos éxitos… pero también a descomunales fracasos. En cualquier caso, no importa: es tu trabajo. Haz lo que sientas que debas hacer, creando riqueza y construcción material. No pares. Pero recuerda que vives en un mundo de seres humanos. Conecta tu parte material con tu parte espiritual. O al revés.

¿Qué debes buscar para encontrar tu Expresión?
Empatiza con los demás. Siente tu humanidad.

 

Si tu Número Resonante es un 9
Eres el humanitario. El que hace trascender a los demás.

Como último número de la escala, eres quien hace trascender a los demás a otros planos. Sientes simpatía por el curso vital de quienes te rodean, así que eres un líder desinteresado, espiritual y persigues tus inquietudes sin dar muestras de ello. Vas poco a poco.

En el Tarot eres El Ermitaño, la persona que alumbra sus oscuridades con un candil, que queda a la altura de su cabeza, a la altura de su mente, el instrumento final para iluminar el mundo.

Un ermitaño busca conocerse para ser el mejor en sus relaciones con los demás, así que sueles querer ser el mejor padre o la mejor madre, el mejor hermano, abuela y primo. Pero no te tomes la Vida tan en serio, deja de dar una cara tan robusta y fuerte a los demás.

Derrumbarte, sentirte vulnerable, es sano de vez en cuando.

Sueles tener éxito con el arte, dando conferencias, ilustrando o escribiendo… un montón de cualidades que deberían hacerte ver que no debes sentirte tan afectado por el fracaso personal o el laboral. ¡No estás decepcionando a nadie!… sólo estás aprendiendo. Tener como objetivo el resto de las personas, ser humanitario, cumplir misiones que trascienden al espacio y al tiempo son, ya sabes, una meta compleja. Sólo ten en cuenta que vas a necesitar mucha energía. Y mucha paciencia.

¿Qué debes buscar para encontrar tu Expresión?
Ríe más. Vive el presente. Estás donde debes.

 

¿Eres un 11 ó un 22?
Entonces no hace falta que hagas la reducción.
Los números 11 y 22 son Números Maestros,
energías con un propósito específico en este plano, que requieren una lectura personal. 

Espero que esta pequeña guía de numerología te ayude a ver con un poco más de claridad tu camino. Si puedo ayudarte ampliándola a través del Tarot, con mi Numerología Cuántica será un placer ayudarte, Resonar con el corazón y mostrarte tus infinitas posibilidades.

🔯

Mi energía es tuya. Regálasela a los demás.
Devuelve lo que recibes y obtendrás lo que deseas

Y recuerda: soy tu reflejo, tú eres el mío.
Los números que ves en la Vida representan tu Ser
Si quieres que nos conozcamos, estoy por aquí 😄🙏💜

10 pensamientos en “Calcula tu Número Resonante”

    1. Sí, por supuesto, son números maestros, los abordo en sesiones personales. Con esta pequeña guía quería mostrar las principales confluencias.
      A fin de cuentas, en un 11 siempre hay algo de 2, y en un 22 siempre hay algo de 4 🙂

      Gracias, Reflectora 🙂

  1. Hola Carlos. Tal vez mi apunte sea un poco gracioso pero me puse a hacer la suma de tu fecha de nacimiento y el primero número no da 31, da 40. Al final si resultas ser un 4 jejejejej pero por favor dime si soy yo la errada porque entonces estaría haciendo mal el cálculo también de mi número. Gracias.

  2. Hola, Hermano.Recientemente estoy apenas evocando por escrito una Numerología Cuántica con un toque bastante científico que pueda coincidir con la química, la física, la mente, el curepo carnal, el espiritual, la música, la genética y la anatomía humana, por mencionar algunos, algo bastante universal que pueda explicar numéricamente el TODO y sus PARTES, y creo haber conseguido la clave al respecto. Me llama mucho la atención tu historia porque se asemeja a la mía. Tu trabajo se acerca bastante al mío, muy bueno. Y de verdad te felicito. Espero contar contigo para que podamos compartir experiencias e investigaciones. Mi número es el 7 para que tengas una idea de cuán curioso soy con las investigaciones. Aunque soy Médico y Neurocientífico, he visto que los números han sido clave para acertar en mis investigaciones. Espero poder congeniar contigo para dejar un buen legado para la humanidad. Un fuerte abrazo de LUZ.

Tu comentario, aquí. Consultas, sólo en Encuentros.